Portada>Noticias>Especial Oscars 2012: Mejor Actor

Especial Oscars 2012: Mejor Actor

user avatar
Evelio Barbero, 13/02/2012
[size=5]MEJOR ACTOR[/size]
Llevábamos unos años bastante tranquilos jugando a pronosticar quién se alzaría como mejor actor del año según el criterio de la Academia de cine americana. Solo con seguir un poco la temporada de premios de crítica e industria uno podía acertar sin mucha dificultad el cuarteto ganador. Este año no. Quizás por apostar por la variedad, quizás porque había mucho y bueno para elegir, el caso es que aunque uno de los nominados parezca llevar una corta ventaja sobre los demás, los distintos certámenes se han encargado de no mostrar claramente a un favorito. En ocasiones ha ganado una película y el actor de otra y viceversa. Los Globos de Oro suelen indicar más ajustadamente por donde van a ir los tiros, pero como separan sus premios según drama o comedia, los dos favoritos salieron ganadores; y el único premio que parece terminar de marcar tendencia es el otorgado por el sindicato de actores (SAG). Si a eso le añadimos que hay una película que avanza con paso firme hacia el premio gordo, podríamos inclinarnos definitivamente por uno de ellos, pero la distancia es tan corta…

DEMIÁN BICHIRA BETTER LIFE (1ª nominación)
El invitado sorpresa. Con esta nominación comparte honores con Anthony Quinn al ser los dos únicos mexicanos hasta la fecha en ser nominados al Oscar a mejor actor. El bueno de Anthony consiguió dos premios de cuatro nominaciones; la trayectoria de Demián aún no ha dado ni mucho menos para tanto. Reconocido actor en su país, donde ha aparecido varias veces en los premios Ariel (los equivalentes a los Goya en México), en España tuvimos ocasión de verle en cintas como Nadie Hablará de Nosotras Cuando Hayamos Muerto y Sin noticias de Dios, ambas de Agustín Díaz Yanes, o Perdita Durango, de Álex de la Iglesia. Tras más de 20 años de profesión, en 2001 debuta en Estados unidos con En el Tiempo de las Mariposas, telefilme protagonizado por Salma Hayek y dirigido por el español Mariano Barroso. Pero no es hasta 2008 cuando su rostro se hace más popular gracias a su aparición en la serie Weeds e interpretando a Fidel Castro (en un papel para el que llegó a sonar Javier Bardem) en el retrato del Che que dirigió Steven Soderbergh. Su papel de inmigrante ilegal en Los Ángeles tratando de sacar adelante a su hijo le ha otorgado una nominación repentina al Oscar cuando prácticamente no había aparecido en toda la temporada de premios. De hecho, su candidatura es aún más sorprendente teniendo en cuenta que actores muy presentes en otros galardones, como Michael Shannon o Michael Fassbender, se han quedado fuera del Kodak Theater.
A FAVOR: Como resumía la última línea, su llegada a los Oscars ya supone suficiente victoria sobre otros compañeros. Parece tener el apoyo del sindicato de actores, que ya le nominaron a los SAG.
EN CONTRA: Los mismos argumentos. El premio está demasiado caro este año y él ha aparecido a última hora sin más presencia de su película en ningún frente. Que se relaje y disfrute de la gala.

Finalista: SAG, Independent Spirit.
GEORGE CLOONEYLOS DESCENDIENTES (4ª nominación / 1 Oscar como actor)
¿Qué decir de George Clooney a estas alturas? Admirado y respetado por sus compañeros de profesión, es posiblemente uno de los actores más comprometidos y solidarios del Hollywood actual. Sus trabajos siempre son solventes, es un valor seguro de cara a la taquilla y no se le conocen escándalos ni declaraciones fuera de tono que puedan ofender a ningún colectivo. Y además, al contrario que a otros compañeros y amigos suyos, su agraciado físico no le ha restado méritos a la hora de reconocer la calidad de sus personajes de cara a los críticos más duros. Aunque ya lleva más de 15 años en primera línea, más los años que le hicieron famoso en la televisiva Urgencias, su romance con los Oscars es un no parar desde 2006. En aquel año consiguió su única estatuilla hasta el momento por encarnar a un agente encubierto de la CIA en Syriana, pero además estuvo nominado como director y guionista por Buenas Noches y Buena Suerte, su segunda incursión tras las cámaras que tan buena impresión dejó en crítica y público. Desde entonces ha vuelto fiel a su cita con la alfombra roja cada dos años: en 2008 por interpretar al protagonista de Michael Clayton, en 2010 por su papel en Up in the Air, y ahora, en 2012, suma dos nominaciones más a su palmarés: como guionista por Los Idus de Marzo, y por su personaje en la cinta de Alexander Payne donde interpreta con enorme vulnerabilidad y humanidad a un padre que debe cuidar de sus dos hijas cuando su mujer sufre un coma irreversible, enfermedad que revela secretos de su matrimonio que desconocía.
A FAVOR: Es de los actores que ha pisado más ceremonias en la temporada de premios, ganando algunos de los más importantes. Su película y su interpretación son de los que mejor valorados llegan a los Oscars, y además cuenta con el apoyo y respaldo de un número considerable de miembros del Hollywood actual. Algunos hablan incluso del mejor papel de su carrera.
EN CONTRA: La distancia es más corta de lo que pueda parecer, pero The Artist hoy por hoy parece favorita e imparable en las categorías principales. Sus opciones variarán según avance la gala, pero hoy por hoy no es el principal favorito.

Ganador: Globo de Oro (drama), Critics’ Choice, NBR, Southeastern, Dallas, St. Louis, Washington, Kansas, Oklahoma.
Finalista: BAFTA, Satellite, Chicago, Boston, Online Film Critics, Londres, San Diego, Toronto, Ohio, Iowa, Houston, Phoenix, Detroit, Denver, Georgia.
JEAN DUJARDINTHE ARTIST (1ª nominación)
Y si de George está todo dicho, de Jean está casi todo por decir. Este actor de 39 años era casi desconocido fuera de su Francia natal hasta el boom internacional de The Artist. En su país se hizo muy conocido como componente de un grupo cómico llamado Nous C Nous. En cine hay dos personajes que se han cruzado dos veces en su carrera: Lucky Luke, donde interpretó con más pena que gloria al mítico vaquero de los cómics en una ocasión, siendo en otra revisión del personaje un secundario más; y la saga OSS 177, donde interpreta al agente secreto homónimo en esta sátira/homenaje del cine de espías dirigida por Michel Hazanavicius. Se convirtió en el actor fetiche del director al repetir por tercera vez en The Artist, y está a punto de repetir de nuevo en Les Infidèles, película compuesta por pequeñas historias independientes con la base común de la infidelidad. Pese a que en 2010 lo vimos en un papel pequeño pero importante en el taquillazo francés Pequeñas Mentiras sin Importancia, el personaje que va a marcar un antes y un después en su carrera es este George Valentin, estrella del cine mudo al que la llegada del cine sonoro empuja a la decadencia y el abandono en lo que ha sido una de las cintas más aclamadas y originales del año por homenajear con sus mismas herramientas el cine de Hollywood en los años 20. No es extraño que su interpretación le abra de par en par las puertas de nuevos proyectos, aunque sean en clave de humor.
A FAVOR: Parte como principal favorito. Su película es la sensación del año y él es el máximo exponente, con su personaje mezcla de los galanes de la época. Aunque la distancia con sus competidores parece corta, la tendencia de la temporada de premios en las últimas semanas parece señalar a su película como ganadora en las principales categorías, como la de mejor actor.
EN CONTRA: Los Oscar son los Oscar y más de una vez, películas que han llegado aquí como presuntas favoritas se han estrellado. No parece que este año vaya a ser el caso, pero dependiendo de cómo vaya avanzando la gala la cosa se le puede llegar a complicar. No sería la primera entrega de premios donde ha ganado The Artist, pero el premio a mejor actor se lo ha llevado Clooney.

Ganador: SAG, Globo de Oro (comedia), BAFTA, Premios CINeol, Las Vegas, Londres, Phoenix.
Finalista: Critics’ Choice, Independent Spirit, Premios de la Academia Europea, NSFC, Chicago, Dallas, St. Louis, Online Film Critics, Utah, Washington, San Diego, Ohio, Iowa, Houston, Detroit, Denver.
GARY OLDMANEL TOPO (1ª nominación)
Siendo el más veterano de los cinco y a punto de cumplir 54 años, cuesta creer que sea la primera vez que se acerca a los premios gordos. Aunque debutó en 1982, hay que esperar cuatro años para verle llamar la atención interpretando los últimos días de vida del que fuera el autodestructivo bajista de Sex Pistols en el biopic Sid y Nancy. Le debió coger el gusto a esto de interpretar personajes reales de vidas complicadas porque al año siguiente se acercó por primera vez a los BAFTA, los Oscar británicos, por interpretar a Joe Orton, dramaturgo homosexual en Ábrete de Orejas, dirigida por Stephen Frears. Los 90 empezaron bien para su carrera: bordó el papel más interesante de El Clan de los Irlandeses (cinta donde se conocieron Sean Penn y Robin Wright), se puso en la piel de Lee Harvey Oswald en JFK: Caso Abierto, y cambió para siempre la imagen que teníamos de Drácula al protagonizar la versión de Francis Ford Coppola. Tanto éxito y fama repentina debió pasar cierta factura a su ego, porque empezaron a acumularse personajes, por decirlo de alguna manera, raros. El traficante rastafari de Amor a Quemarropa, el obsesivo policía de El Profesional (Léon), el malo malísimo alcaide de Homicidio en Primer Grado, el malvado Zorg de El Quinto Elemento o el pedazo de carne con ojos de Hannibal llevaban sin duda su sello, pero quedaban algo lejos de la imagen que tanto le había costado ganarse y algo cerca de la caricatura. Y en esas ha llegado su carrera hasta el día de hoy, alternando presencias en las sagas de Harry Potter y el Batman de Christopher Nolan, la española Bosque de Sombras o la animada Cuento de Navidad, donde competía con Jim Carrey a ver quién ponía más caras. Menos mal que entre John Le Carré y el director Tomas Alfredson le han enderezado un poco interpretando de forma muy contenida y sutil al veterano espía en busca de un infiltrado en la cinta que le ha llevado por primera vez a los premios de Hollywood.
A FAVOR: Su vuelta al buen camino parece querer ser reconocida por sus compañeros de profesión. Ni mucho menos sería un premio honorífico, pero sí un reconocimiento a un actor que lleva ya una extensa filmografía sin galardones.
EN CONTRA: Tan solo ha ganado un premio de la crítica y se ha quedado fuera incluso de las nominaciones de los premios más destacados. El premio este año está demasiado caro y no se contempla ni como alternativa.

Ganador: San Francisco.
Finalista: BAFTA, BIFA, NSFC, Premios CINeol, Satellite, Chicago, St. Louis, Online Film Critics, Londres, Nueva York Online, Phoenix, Georgia.
BRAD PITTMONEYBALL (3ª nominación / 0 Oscars como actor)
Al contrario que a George Clooney y en la línea de Tom Cruise, su imagen sí le ha hecho restar méritos a sus interpretaciones: parece que cierta gente pensase que no se puede ser guapo y buen actor a la vez. Nunca nadie que empezara trabajando vestido de pollo llegó tan lejos como Brad. Tras aparecer en series tan conocidas como Dallas o Los Problemas Crecen, y habiendo protagonizado El Lado Oscuro del Sol (película que posiblemente no vieran ni sus padres), es su breve pero llamativo papel de atracador en Thelma y Louise el que le lanza a la fama. Desde entonces no ha parado de trabajar, tanto en papeles que alimentaban su imagen de guaperas ( Johnny Suede, Leyendas de Pasión, Troya o incluso Entrevista con el Vampiro), como en papeles que sacaban al gran intérprete que lleva dentro, como en 12 Monos (primera nominación al Oscar), Snatch, Babel, El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford, Malditos Bastardos o sus tres colaboraciones hasta la fecha con David Fincher: Seven, El Club de la Lucha y El Curioso Caso de Benjamin Button, papel que le otorgó su segunda nominación hace tan solo tres años. Ahora llega nominado por partida doble: como productor de Moneyball y como actor encarnando a un personaje real, Billy Beane, quijotesco manager deportivo que a base de estadística e ingenio consiguió que un equipo modesto luchara en igualdad de condiciones con los más poderosos de su campeonato. Más o menos la misma lucha que tendrá en el Kodak Theater para desbancar a los presumibles favoritos.
A FAVOR: Dujardin es un ‘intruso’, Clooney ya tiene un Oscar y Brad lleva una trayectoria impecable, sin escándalos y hasta ahora sin reconocimiento en forma de premios más allá del Globo de Oro por 12 Monos. Es uno de los actores que dan brillo a la Academia de Hollywood y ya va tocando que le caiga el premio gordo. Encima su película ensalza uno de los deportes dominantes en Estados Unidos y su personaje muestra la superación que tanto gusta ver en sus pantallas.
EN CONTRA: Lo ya dicho. Dujardin, Clooney… Llegar hasta aquí sin haberles arrebatado un premio importante no parece que vaya a hacer cambiar la tendencia de voto a última hora.

Ganador: NSFC*, Nueva York*, Boston, Iowa, Denver, Georgia.
Finalista: SAG, Globo de Oro (drama), Critics’ Choice, BAFTA, Satellite, Chicago**, Dallas, St. Louis, Online Film Critics**, Washington, San Diego, Houston, Phoenix, Detroit.
* Por sus papeles en Moneyball y El Árbol de la Vida.
** Por El Árbol de la Vida.