Portada>Noticias>100 Años de Western (2º entrega)

100 Años de Western (2º entrega)

user avatar
delbruck, 25/01/2004
Última entrega de este repaso a los cien años del western, si recordáis el anterior artículo nos dejaba a comienzos de la decada de los sesenta, cerca del nacimiento de una de las mayores estrellas del Spaghetti. Si os pica la curiosidad y queréis saber de quien hablo, adelante seguid leyendo.
Cien años de un género: La conquista del Oeste.
En el 1960 será cuando se estrene Los Siete Magníficos de John Sturges, la cual baja el nivel de la decada anterior, pero tiene el mérito de adaptar con mucho éxito la gran película de Akira Kurosawa Los siete samurais. Con Cimarron de Anthony Mann y Charles Walters empezamos a decir adios a las grandes joyas norteamericanas, destacando también Los Comancheros de Michael Curtiz y El Hombre que mató a Liberty Valance del incombustible John Ford.


Los siete magníficos, Yul Brynner y Steve McQueen
Tendremos que esperar hasta mediados de la decada para encontrarnos con otro gran western y asistir al nacimiento de otra gran estrella. En 1965 nos llega de la mano de Sergio Leone, Por un puñado de dolares interpretada por Clint Eastwood, comenzando la época dorada del Spaghetti Western. Dentro de esta corriente no podemos dejar pasar por alto la casi totalidad de trabajos de Leone, acampañado en las bandas sonoras por el mítico Ennio Morricone y por actores como Clint Eastwood o Lee Van Cleef. En 1965 encontramos otro trabajo de Leone, La Muerte tenía un precio con ambos actores y con Morricone en la Banda Sonora. Para completar la decada el director italiano nos dejó en 1966 El Bueno, El Feo y El Malo y en 1968 Hasta que llegó su Hora esta vez con Henry Fonda, Charles Bronson y una guapísima Claudia Cardinale. Terminamos la decada con George Roy Hill director en 1969 de Dos Hombres y Un Destino, la historia de dos famoso pistoleros interpretados por una de las perejas más de moda en Hollywood, Paul Newman y Robert Redford que cortejarán a Katharine Ross en una escena inolvidable.


Por un puñado de dolares, Sergio Leone y Clint Eastwood
Elliot Silverstein comienza los 70 con Un hombre llamado caballo, en lo que ya van siendo western atípicos, que a pesar de moverse dentro del genero buscan otro tipo de historias para mantener la atención del público. El carisma de Richard Harris y su buen hacer ante las cámaras la convierten en un clásico a tener en cuenta. También en 1970, Howard Hawks nos trae de nuevo a John Wayne en Río Lobo, con una buena Banda Sonora del maestro Jerry Goldsmith. Chisum de Andrew V. McLaglen será uno de los últimos trabajos de Wayne, que ya se encuentra en el final de su carrera.


Un hombre llamado caballo, Richard Harris. Río Lobo, Howard Hawks
Infierno de cobardes, El Fuera de la ley o El Jinete pálido llenan los setenta y comienzan los ochenta. Dando muestras de que el género empieza a decaer y sólo actores y directores apasionados por el lo recuperan. Claro ejemplo será Bailando con Lobos de Kevin Costner que en 1990 recupera del olvido las películas de vaqueros para traernos una excelente historia, que retrata con gran fidelidad como era la vida en aquellos tiempos, haciéndola merecedora de siete Oscar.


Bailando con lobos, Open Range, Kevin Costner. Sin Perdón, Gene Hackman
Sin perdón de Eastwood y Open Range de Costner ya en el 2003, son los últimos trabajos destacables y muy recomendables de un género que ya no levanta pasiones.
Espero que este recorrido aunque algo largo, haya sido de vuestro agrado, y que sirva para que los que no conocéis el western os acerquéis un poco más a el, y los que si descubráis grandes películas que "haberlas haylas".