CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

ZINEMALDIA 2021 (III). La mirada femenina brilla en la Sección Oficial

- Por

0 Comentarios

Este año el festival de San Sebastián ha aumentado en su sección oficial, y podríamos decir que ya tocaba, el número de películas dirigidas por mujeres (dos de las cuales os la comenté en el artículo anterior) a lo que se sumó, nunca sabremos si a raíz de la polémica levantada por el Premio Donostia Johnny Depp, el nombramiento de un Jurado Oficial con mayor número de mujeres que de hombres. Todo esto, y viendo las propuestas presentadas hasta el momento, se ha traducido en una sección oficial donde las voces femeninas adquieren más fuerza, mostrando una visión diferente y en la mayoría de los casos están elevando el nivel medio de la competición oficial.


Inés María Barrionuevo ha presentado en el Zinemaldia su tercera película en solitario, Camila saldrá esta noche (), en la que nos cuenta las dificultades a las que se deberá enfrentar la protagonista tras mudarse a Buenos Aires cambiando su escuela pública por una institución privada tradicional, que ideológicamente chocará frontalmente con los valores de la joven Camila.

Durante los primeros minutos, la directora argentina, va mostrando lentamente sus cartas, dando pequeños detalles al espectador de hacia dónde nos llevará la historia, cociendo a fuego lento la reivindicación sobre el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, con marchas de pañuelos verdes en favor de la legalización del aborto, la denuncia de comportamientos machistas y de abusos físicos y sexuales a las mujeres. Y lo hace apoyándose en un retrato certero y natural de la generación que retrata, jóvenes a punto de cumplir la mayoría de edad que buscan alzar su voz contra una sociedad e instituciones que quieren silenciarlos y dirigir su futuro. La película refleja a la perfección esa rabia por hacerse oír y lo hace desde la arrogancia, inocencia e inconsciencia propia de sus jóvenes que pueblan la cinta, a la cabeza de los que se encuentra Nina Dziembrowski un auténtico descubrimiento que realiza una composición sobresaliente del personaje y consigue que sea imposible apartar los ojos de su Camila en una lucha, por poder decidir sobre su cuerpo y sobre a quién decide, o no, amar. Un enfrentamiento que en la película se reduce a la institución escolar pero que sería extensible a gran parte de la sociedad argentina.

En un primer momento, tras ver la película, hubiese preferido que esta fuese más sutil o sofisticada a la hora de plantear su reivindicación pero, a medida que pasan los minutos, entiendo que la propia cinta se alimenta de la impulsividad y rabia de los jóvenes convirtiéndose en una especie de vehículo para difundir su voz, manejando perfectamente el tono justo para exponer su discurso e ideología sin cae en la reivindicación de trazo grueso y el subrayado panfletario (sí, Paul Laverty y Ken Loach, os estoy mirando a vosotros)

Una agradable sorpresa con valores suficientes para aparecer en el palmarés oficial el próximo sábado.

Desde Dinamarca y de manos de una debutante llegaba a la competición otra película con mirada femenina sobre el proceso de pasar de niña a mujer y la lucha contra el lugar impuesto por la sociedad a las mujeres por el simple hecho de serlo.


Tea Lindeburg sitúa su primer largometraje, As in heaven (), en una granja europea, a finales de XIX. Allí las mujeres adultas se encargan de sacar adelante la granja mientras los hombres parte de viaje para cerrar negocios. Lise, de 14 años, es la hermana mayor y se prepara para ser la primera en abandonar la granja y poder ir a la escuela, pero un suceso complicará su futuro y su vida cambiará para siempre en una sola noche.

Un campo de trigo sobre el que se cierne una nube de sangre es el impactante inicio de una historia en favor de esas mujeres, y sus trabajos, que se han olvidado durante siglos. Mujeres que vieron truncados sus sueños por ocupar el puesto que la sociedad, gobernada por hombres, les obligaba teniendo que, en muchos casos, convertirse de niñas a mujeres antes de tiempo. En todas esa reivindicación al mundo femenino sorprende la solidez formal que presenta el debut de la directora danesa, quien desde el inicio demuestra un completo dominio del ritmo narrativo e introduce, con mucho acierto, como la religión, la fe en Dios y la creencia en los sueños afectaba en la toma de decisiones por encima de lo que pudiese dictar la ciencia, elemento que lamentablemente está de bastante actualidad si nos damos una vuelta por Twitter y otras redes sociales y vemos la cantidad de negacionistas, anti vacunas y conspiranoicos que nos rodean.

El crecimiento o maduración obligada de la protagonista tiene su reflejo en el ritmo de la película con un inicio pausado de imágenes melancólicas (que remiten al cine de Terrence Malick) e inocente que irá intensificando y donde se llega a coquetear con el género de terror, en el uso de la sangre, los gritos y la oscuridad de la noche, regalando al espectador un buen puñado de potentes imágenes que se quedarán grabadas en la memoria y a lo que ayuda el sobresaliente aspecto visual de la cinta con, junto a Earwig, el mejor trabajo de fotografía que hemos visto en este Zinemaldia. Un acabado visual que dota de belleza y una luz casi celestial ciertos momentos de lo que en realidad es una historia durísima en la que la joven actriz Flora Ofelia Hofmann Lindahl se posiciona claramente como rival a batir en el premio a Mejor Interprete (ese primer plano aguantando la emoción y el último de Benediction son, sin dudarlo, dos de los momentos memorables que dejará la Sección Oficial de este año). y que probablemente no sea el único premio al que es clara candidata pues As in heaven, de las vistas hasta el momento, el título que más podría acercarse a “los gustos” del jurado.

Habrá que seguir muy de cerca a Tea Lindeburg para ver qué nos deparará su futuro y si ese futuro podría empezar el sábado con premios.

Parecía que todo iba viento en popa con una Sección Oficial rayando el notable y títulos estimulantes pero el espejismo se rompió y han empezado aparecer esas películas que uno se pregunta qué hacen compitiendo en el Festival de San Sebastián. En el próximo artículo os hablo de ellas y de la película que está revolucionando el cine, Titane. Hasta entonces nos vemos en los cines.

Twitter Carlos Fernández

 

Fuente: CINeol | Visitada: 280 veces