CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - La Lista de Schindler

Poster

'Esta lista es la vida'

07/12/2004 - Por

(4/5)

"Esta lista es la vida"

Más de 55 millones de personas murieron en la Segunda Guerra Mundial, de ellas 6 millones eran judíos que murieron víctimas del Holocausto, palabra griega que significa "sacrificio por fuego".

Belzec, Sobibor, Treblinka, Chelmno, Majdanek, Auschwitz-Birkenau, Mauthausen, Dachau.... unos nombres que esconde detrás un horror inimaginable, además de espantosas imágenes de una crueldad inhumana.
Casi 50 años después, Steven Spielberg revive el dramatismo y sufrimiento de aquellas personas, gente que perdió a toda su familia y a todo ser conocido.
Centrando su visión de los hechos sobre la figura controvertida de Oskar Schindler, un hombre que salvó a miles de judíos durante la guerra, Spielberg, deja de lado su parte más comercial y nos ofrece un relato intimista sobre los sucesos que acontecieron.

Partiendo de una acertada realización en blanco y negro, que dota a la película de un realismo muy logrado, el director consigue implicarnos en la película, haciendo que nuestras emociones afloren mostrándonos la crueldad de unos considerados hombres contra seres humanos.
El grado de sufrimiento que consigue Spielberg es muy alto, no dejando inmune ni indiferente al espectador que observa estas imágenes, con una música muy emocionante, la alta implicación de todos los participantes se hace notar, desde los actores dándole veracidad a su actuación, destacando si cabe la aportación de Liam Neeson, que nos enseña la evolución de su personaje, desde un individuo sólo preocupado por sus asuntos económicos y personales hasta un hombre hundido, arrepentido, impotente por no haber podido haber hecho más. Mención aparte merece Ralph Fiennes, el comandante nazi, que da a su personaje una crueldad y una repulsión inmediata del espectador y el siempre buen actor Ben Kingsley, que refleja siempre en su cara la inocencia y miedo que sentían todos los judíos.

Es difícil recrear una época tan angustiosa y triste, pero Janusz Kamisnki con una excelente fotografía en blanco y negro consigue transmitirnos toda clase de sensaciones, con mención aparte a los detalles en color, que le dan más aire de dramatismo y que quiere descentrarnos de lo que rodea, como la niña del abrigo rojo y su triste final. Sería complicado imaginarse esta película en color, su tono grisáceo nos da una visión de que no había vida, apenas esperanza, todo acompañado de una muy creible ambientación, sólo posible de conseguir en los sitios que sucedió, como Varsovia o el propio Auschwitz.

No se a veces si tratar esta película como lo que es, una producción orientada a enseñarnos las miserias de la crueldad humana o simplemente como un mensaje, una forma de hacernos llegar el cine más allá de lo que es, pienso que Spielberg quiere decir que esto jamás vuelva a suceder.

 

Visitada: 9276 veces







Puntuación de los Usuarios

8.82

(652 votos/150044 visitas) - Estadísticas >>