CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Spider-Man 2

Poster

'Un producto más dentro de los enormes presupuestos sin historia que recordar'

06/07/2004 - Por Ferdopa

(2/5)

Dirección: Sam Raimi
Producción: Avi Arad / Laura Ziskin
Guión: Stan Lee (cómic) / Steve Ditko (cómic) / Alfred Gough / Miles Millar / Michael Chabon / Alvin Sargent
Intérpretes:
Tobey Maguire (Peter Parker/Spider-Man), Kirsten Dunst (Mary Jane Watson), Alfred Molina (Dr. Otto Octavius/Dr. Octopus), James Franco (Harry Osborn), Elizabeth Banks (Betty Brant), Bruce Campbell (Snooty Usher), Rosemary Harris (Tía May), J.K. Simmons (J. Jonah Jameson), Ted Raimi (Hoffman), Bill Nunn (Robbie)

Estreno el 14/Jul/2004


Sinopsis


Han pasado dos años desde que el tranquilo Peter Parker dejó a su amor de toda la vida, Mary Jane Watson y decidió seguir el camino de la responsabilidad como Spider-Man. Peter debe afrontar nuevos desafíos mientras lucha contra “el don y la maldición” de sus poderes equilibrando sus identidades duales como el escurridizo superhéroe Spider-Man y la vida como estudiante universitario. Las relaciones con las personas que más aprecia están ahora en peligro de ser descubiertas con la aparición del poderoso villano de múltiples tentáculos Doctor Octopus, “Doc Ock”.

Su atracción de siempre por M.J. se hace incluso más fuerte mientras lucha contra el impulso de abandonar su vida secreta y declarar su amor. Mientras tanto, M.J. ha seguido con su vida. Se ha embarcado en su carrera de actriz y tiene un nuevo hombre en su vida. La relación de Peter con su mejor amigo Harry Osborn se ha ensombrecido por la creciente venganza de Harry contra Spider-Man, al que considera responsable de la muerte de su padre.

La vida de Peter se convierte en aún más complicada cuando ha de enfrentarse con su poderoso nuevo enemigo, el Dr. Otto Octavius - “Doc Ock”. Peter debe aprender ahora a aceptar su destino y a utilizar todos sus talentos como superhéroe para detener a este loco diabólico de ocho brazos.


Crítica


Una de las mejores películas del pasado año fue Mystic River, una excelente realización de Clint Eastwood que cosechó éxitos en todo el mundo, pero que le faltó algo para ser una gran película... era una historia y un desenlace con trampa.

Spiderman 2 no es que sea una película con trampa en su historia, sino una trampa en sí misma.

Realmente, lo que que es Spiderman 2 dura 30 minutos, los de su final.

La hora y media que la precede es una trampa, una distracción, un papel de regalo que una vez quitado te olvidas de él.

La intención, sin embargo, es buena y loable. El director, Sam Raimi, intenta presentarnos la historia de una persona a la que las circunstancias y su vida personal interfieren en su perfil de superhéroe, y viceversa.

El problema surge cuando eso se quiere presentar en pantalla, algo nada sencillo, y el resultado en este caso es bastante mediocre.

Muchas de las escenas y tramas de Spiderman 2 están en la primera parte, y esta segunda película intenta darles una y otra vuelta, sin introducirse realmente en el fondo de los personajes, y lo que es peor, dando la sensación de querer alargar innecesariamente muchas de las situaciones, por lo que la película se vuelve tediosa y a veces pueril.

¿Dónde está el fallo? Pues sencillamente que no hay historia. Una cosa es mostrar lo difícil que es ser Peter Parker y otra muy distinta regodearse cinematográficamente en situaciones demasiado rebuscadas, buscando un sentimentalismo fácil hacia el personaje y quienes lo rodean.

La relación entre Parker y Mary Jane quedo bastante bien descrita en la primera parte, y en esta se repite la misma situación y acontecimientos, sólo que cambiando a las terceras personas que aparecen en cada una de las secuencias.

A veces demasiado seria, a veces demasiado graciosa, la mezcla final de esa primera hora y media da lugar a una especie de tragicomedia poco hecha, con muchas reminiscencias de la primera parte, y que después de ver esos 90 minutos el espectador acaba con la sensación de "¿Hora y media para llegar aquí?".

Tema aparte es la discriminación en cuanto a tiempo e importancia que se le otorga al personaje del Doctor Octopus. Después de ver cómo el Duende Verde era un papel fundamental en la primera parte como catalizador de la historia y cómo en la gran mayoría de las películas de superhéroes los enemigos son la verdadera atracción de las producciones, esta vez pasa todo lo contrario.

Doc Octopus da la impresión de ser una excusa para las escenas de acción, por otra parte bastante escasas en el film (siempre teniendo en cuenta su primera parte y las expectativas levantadas por la campaña de marketing) que un personaje que esté tratado como parte fundamental en una historia de este tipo.

También han sufrido el mismo destino personajes que podrían dar un enorme jugo a la historia, como Tía May (que queda como fondo de moralina) o JJ Jameson, que parece el secundario gruñón reconvertido a enganche cómico.

Es en la última media hora en la que Spiderman 2 se convierte en la segunda parte de su antecesora, no siendo mejor ni peor en muchas cosas (más bien igual) pero sí coherente con la línea que de ella Columbia Tri-Star nos hizo ver y esperar.

En el aspecto técnico, la película es correcta, mejorando los efectos digitales en bastantes escenas, pero no siendo todo lo buenos que deberían ser (sobre todo las animaciones del personaje principal), no siendo creíbles en algunas escenas con luz diurna.

La banda sonora es exactamente la misma, lo que no deja de ser un acierto, ya que aunque no es espectacular, sí es de gran calidad y refleja en esencia el espíritu del personaje.

Sobre las interpretaciones, los personajes no acaban de convencer. El error está en los puntos que comentaba anteriormente: si no hay historia y no hay una profundización en los personajes, los actores (aunque sean muy buenos, aunque este no es el caso) poco pueden hacer por los personajes.

Mención especial negativa para Kirsten Dunst, cuyo personaje parece una mujer florero, pero tal y como digo, no creo que sea culpa de su interpretación.


Sam Raimi ha intentado sorprender... pero el resultado no ha sido nada positivo.

Una sucesión de desgracias no hace coherente una historia ni perfila un personaje, y menos cuando esa historia se alarga para tener un fin más que esperado.

Sin clímax ni puntos de inflexión de relevancia, la película ha intentado coger la esencia de la primera hora de Superman (1978) y la totalidad de El Protegido (2000), pero el resultado no ha sido satisfactorio.

Quizás por ese motivo se han volcado tanto en una afán comercial y promocional, incluido al final de la cinta con el anuncio explícito de la tercera parte.

Spiderman 2 es un producto más dentro de los enormes presupuestos sin historia que recordar, con campañas de marketing que consumen gran parte de ese dinero dejando poco o nada para la historia y el guionista, una trampa reluciente en la que caen millones de personas, incluido su director.

 

Visitada: 7772 veces






Puntuación de los Usuarios

6.6

(416 votos/30650 visitas) - Estadísticas >>