CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Blade Runner 2049

Poster

'Destellos de ciencia ficción'

05/10/2017 - Por

(5/5)

Blade Runner 2049
Director: Denis Villeneuve
Intérpretes: Ryan Gosling (K) / Harrison Ford [I] (Rick Deckard) / Barkhad Abdi (Doc Badger) / Ana de Armas (Joi) / Jared Leto (Niander Wallace) / Mackenzie Davis (Mariette) / Robin Wright (Joshi) / Dave Bautista (Sapper Morton) / Lennie James (Mister Cotton) / Sylvia Hoeks (Luv) / David Dastmalchian (Coco) / Carla Juri (Dr. Ana Stelline) / Hiam Abbass (Freysa) / David Benson (Librero) / Wood Harris (Nandez) / Edward James Olmos (Gaff)
Duración: 163 minutos
Sinopsis: 30 años después de los eventos del primer film, un nuevo blade runner, el agente K, descubre un secreto largo tiempo enterrado que tiene el potencial para conducir al caos a lo que queda de la sociedad. El descubrimiento de K [...]
Lea más en su ficha

Estreno 6 de Octubre de 2017

CRÍTICA



No hay muchos casos en el cine en los que un director haya sentido tanta responsabilidad a la hora de abordar un proyecto como la que ha debido sentir Denis Villeneuve a la hora de afrontar la secuela de Blade Runner. Y no exactamente por motivos de producción, que se intuye que también, sino por la enorme carga que supone dirigir la continuación de una película que ha marcado el cine de ciencia ficción y se ha ganado el derecho a ser un clásico, una película mítica.
Hay que aplaudir por tanto la valentía de Villeneuve a la hora de abordar este proyecto, y por otra parte, hay que aplaudir el acierto de la producción para elegir a un director que tiene una filmografía espléndida, y que ha demostrado afrontar proyectos complicados (Incendies o Prisioneros son dos magistrales ejemplos)y aportarle un particular sello de autor reconocible, admirable y respetado.

Blade Runner 2049 contiene varios aciertos, pero el principal y más importante es sin duda haber sabido mantener la estética de la película predecesora, haber sabido capturar y trasladar el alma de aquella historia con un profundo respeto y admiración, pero también con un ambicioso ánimo de mantener el nivel cinematográfico, de presentarse como una digna sucesora aun sabiendo que el listón estaba bien alto, casi insuperable por parte de la obra de Ridley Scott. Se ha sabido dar continuidad a aquellos majestuosos efectos especiales que tanto deslumbraron en la época (y aún siguen haciéndolo) sin pecar en exceso y delimitando esa línea estética tan personal y profunda hasta conseguir un resultado paralelo más que satisfactorio. Una ostensible oscuridad que viaja metafóricamente hacia una ruta donde la melancolía empapa cada plano y donde afrontar la realidad, el día a día, el presente puede resultar traumático para unos y otros.


(Más imágenes en su galería)




En este particular clima, donde los ya conocidos replicantes (copias casi exactas de humanos para realizar labores incómodas) y los propios humanos tienen que luchar por sobrevivir y sobre todo por convivir, Villeneuve vulve a plantear una nueva historia, que nacía hace treinta años con la novela "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" del escritor de ciencia ficción Philip K. Dick, y que tantos años después mantiene la actualidad, el interés y sobre todo la emoción. Mismo marco casi apocalíptico y nuevas y tensas historias que no vamos a revelar aquí, pero que suponen todo un aliciente para el espectador, tanto para el fan de la primera película, como el nuevo espectador que se acerque a este particular y espléndido universo.

Como si de una máquina perfectamente engrasada se tratase, y en base a una estupenda producción todo el conjunto formal de la película encaja de manera sobresaliente. Desde la música de Benjamin Wallfisch y Hans Zimmer particularmente emotiva e intrigante, pasando por la oscura y enigmática fotografía de Roger Deakins y por supuesto la magnífica dirección de Denis Villeneuve que en este portentoso y particular y reto sale victorioso y con la medalla al valor y a la excelencia. Igualmente el guión de Hampton Fancher y Michael Greencon contiene la complejidad precisa y bien medida y la firmeza de trasladar a un universo literario fascinante a los mecanismos del cine contemporáneo.

Si acertado ha sido la traslación del universo, con la elección de los elementos, no menos también lo ha sido la elección de los actores protagonistas, con un Ryan Gosling en la piel de un bohemio replicante, exteriorizando y expresando su profunda desazón en el mundo que le ha tocado vivir, la bellísima de Ana de Armas como pareja virtual de Gosling, en un papel complejo y llevado con mucha sensualidad, sensatez y delicadeza. Y como no, el retorno del mítico agente Rick Deckard, de la mano de un estupendo Harrison Ford,y respondiendo a cuestiones que la primera películas nos planteaba y nos proponía al final del film. Un estelar trio protagonista muy bien acompañado a su vez por Barkhad Abdi, Jared Leto o una especialmente acertada Robin Wright en un papel notable.

Un conjunto majestuoso, una secuela/homenaje digna y sobresaliente, un delicioso aroma a whisky añejo y una muestra más de lo grande que es el cine de ciencia ficción de la mano de quién sabe lo que quiere y tiene el talento para desarrollarlo con maestría.







sergio_roma00@yahoo.es
twitter Sergio Roma

 

Visitada: 411 veces







Puntuación de los Usuarios

7.62

(23 votos/921 visitas) - Estadísticas >>