CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Ana, mon amour

Poster

'Lazos invisibles'

24/08/2017 - Por

(4/5)

Ana, mon amour
Director: Calin Peter Netzer
Intérpretes: Mircea Postelnicu (Toma) / Diana Cavallioti (Ana) / Carmen Tanase (Madre de Toma) / Vasile Muraru (Padre de Toma) / Adrian Titieni (Psicólogo) / Tania Popa (Madre de Ana) / Igor Caras-Romanov (Igor) / Ionut Caras (Bogdan) / Ioana Flora (Irina) / Vlad Ivanov (Adrian) / Ioana Abur (Empleado) / Marcu Alex (Tudor) / Evelina Andriea (Jugadora) / Alex Bogdan (Colegial) / Geanina Bont (Enfermera)
Duración: 125 minutos
Sinopsis: Toma y Ana se conocen en la universidad, se enamoran y se casan. Toma cuida de ella y parece estar al mando de la situación, cuando, en realidad, únicamente está gravitando en torno a una mujer a la que no puede [...]
Lea más en su ficha


Estreno Viernes 25 de Agosto de 2017

CRÍTICA



En una relación sentimental, a veces no es fácil discernir si los sentimientos que unen son claramente relacionados con el amor o se han introducido, “intoxicando” otros sentimientos arraigados tales como la dependencia o la obsesión. El trascurso de los años será la mejor brújula para saber a ciencia cierta sobre este particular, y para saber si es posible recomponer una relación que se basa en lazos artificiales, creados involuntariamente y profundamente invisibles.

El director rumano Calin Peter Netzer (que ya ganase el Oso de Oro de Berlín por la estupenda Madre e Hijo (2013) en 2013), se atreve adentrarse en este terreno tan personal y lo hace de una manera excelente, reflexionando sobre el pasado, relacionando el presente y estudiando la posibilidades de un futuro incierto, pero previsible en función de los acontecimientos.

Con un estilo muy naturalista y con gran precisión en los detalles, Netzer nos cuenta una historia de pareja, desde sus inicios hasta su posible final. Nos invita a conocer todos los detalles de la relación entre Ana y Toma, en una historia de pareja aparentemente cotidiana. En un principio Ana padece de ansiedad y sufre ataques repentinos que la impiden llevar una vida normal. Toma desde un primer momento es consciente de ello y acaba conviertiendose en un reto personal conseguir que su amada pueda curarse. En este primer momento de la relación ya se establecen unos lazos de dependencia que si bien pueden equilibrar las relaciones entre ellos, también podrían ser un arma de doble filo en cuanto a los sentimientos guardados y nunca expresados. Aún así, la relación parece discurrir de manera normal, incluso teniendo su propio hijo.


(Más imágenes en su galería)



Netzer, de manera muy hábil, se encargará de poner en antecedentes, de presentar las diferencias sociales entre ambos, en definitiva de crear el marco perfecto para que la historia contenga todos los elementos imprescindibles que la permitan caminar sola y elevarse poco a poco en continua tensión emocional. Con el devenir de los años, la pareja tendrá un niño y Ana irá poco a poco rehaciendo su vida por lo que tendremos a partir de ese momento una nueva historia y por ende una nueva película.

Los magníficos -y necesarios- saltos temporales, perfectamente calculados y bien desarrollados en un excelente montaje, los diálogos, las buenas interpretaciones de Luminita Gheorghiu y Bogdan Dumitrache y los planos tan cercanos consiguen que la película contenga un hilo narrativo potente, marcado por el devenir de los acontecimientos pero sobre todo por los cambios que se producen en la pareja, por la manera de actuar de cada uno, y de cómo lo que en principio es amor se puede ir transformando, ante la ausencia de la dependencia incial (algo que paradójicamente debería beneficiar a la pareja), en obsesión y en desesperación.

En un momento de la película, Ana le comenta a Toma: “No has sabido crecer conmigo”, en una frase que resume a la perfección el clima de pareja que en ese momento existe y los errores que se hayan podido cometer. Posteriormente sabremos que esa frase forma parte de una ensoñación de Toma, por lo que resulta más interesante si cabe, teniendo en cuenta que el propio Toma está reflexionando sobre qué le ha ocurrido a él personalmente en todo este tiempo.

La sociedad, la familia el psicoanálisis y sobre todo los complicados hilos que unen una relación de pareja son los temas principales en una película que se desarrolla de manera extraordinaria en un marco donde Calin Peter Netzer está demostrando tener pleno dominio y capacidad para capturar la atención del espectador sin trucos artificiales, tal y como hiciese con su anterior Madre e Hijo (2013).










sergio_roma00@yahoo.es
twitter Sergio Roma

 

Visitada: 234 veces







Puntuación de los Usuarios

0

(0 votos/229 visitas) - Estadísticas >>