CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - David Lynch: The Art Life

Poster

'Lynch x Lynch'

31/03/2017 - Por

(4/5)

David Lynch: The Art Life
Director: Jon Nguyen / Rick Barnes / Olivia Neergaard-Holm
Intérpretes: David Lynch (Él mismo)
Duración: 90 minutos
Sinopsis: ¿De dónde le vendrán esas ideas a David Lynch? Este documental ofrece algunas respuestas a esta cuestión, entrevistando en profundidad al cineasta mientras trabaja en sus cuadros. El resultado es una reveladora mirada a la intimidad de uno de los grandes [...]
Lea más en su ficha

Estreno 31 de Marzo de 2017

CRÍTICA



Estamos ante uno de los grandes artistas de los últimos 50 años, David Lynch. Para mi junto con otro David recientemente fallecido de apellido Bowie, los dos más grandes y que mayor influencia han tenido.


(Más imágenes en su galería)



Es este documental un viaje a la vida del tipo misterioso que se esconde detrás de toda esa retahíla de extrañas películas que han torturado y maravillado a varias generaciones.

David Lynch: The Art Life es un título muy apropiado para lo que vamos a presenciar. Un señor mayor de pelo blanco revuelto con tupe hacia arriba fuma y bebe coca cola en su casa estudio donde encerrado en sus pensamientos crea obras de arte brocha en mano, guantes de plástico azules y rodeado de materiales con la luz del día cayendo sobre el, una voz en off (la suya) recorre su vida desde que nació en el seno de una familia de clase media típica Americana.

“Mi padre y mi madre nunca discutieron, mi madre era una buena mujer pero poco cariñosa, nos quería pero no hacía muchos gestos, no nos besaba o nos abrazaba. Mi padre tenía un código conmigo, un acuerdo en el que si yo quería algo a cambio debía corresponderle por ejemplo cortando el césped. Cuando terminé mis estudios y quise alquilar mi estudio para poder pintar me dijo que me pagaba la mitad pero que no sería gratis”

Lynch no lo tuvo fácil, no venía de una familia adinerada, ni tenía contactos. Era un artista que buscaba su hueco y su identidad. Nunca pensó que terminaría en el mundo del cine. Pidió una beca para el American film Institute pero cuando vio a los nombres de gente conocida dentro del circuito indie que les fue otorgada esa distinción se vino abajo.

Hasta que un día una llamada lo cambiaría todo para siempre, le habían telefoneado a el, le querían en ese lugar donde pensó que al no ser nadie nunca podría optar.

Llegó y se sintió en su salsa, como un niño al que sueltan en un parque de atracciones artístico y una vez allí decidió quedarse con la cuadra donde podrá montar el decorado y grabar todo lo que quisiera de una tal “Cabeza Borradora”… lo demás es ya historia..

 

Visitada: 327 veces







Puntuación de los Usuarios

7.6

(3 votos/423 visitas) - Estadísticas >>