CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Victoria (2015)

Poster

'Birdman sin trucos'

20/10/2015 - Por Álvaro de Paz

(5/5)

Victoria (2015)
Director: Sebastian Schipper
Intérpretes: Frederick Lau (Sonne) / Franz Rogowski (Boxer) / Laia Costa (Victoria) / Max Mauff (Fuss) / Burak Yigit (Blinker) / Nadja Laura Mijthab (Victorias Freundin)
Duración: 140 minutos
Sinopsis: "Victoria" dirigida por Sebastian Schipper y protagonizada por Laia, está rodada en un único plano secuencia y tiene como escenario el famoso barrio berlinés de Kreuzberg. La cámara es testigo de todo lo que le pasa a Victoria, protagonista [...]
Lea más en su ficha

Estreno 23 de Octubre de 2015

CRÍTICA



Sebastian Schipper autor de “Gigantic”, “Un amigo mío” con "Daniel Brühl” y “Sometime in August” llevaba seis años sin dirigir hasta que ha explosionado con esta “Victoria” dejando seca la tierra como Atila por cada festival que pisa. Estamos ante una obra cinematográfica sin trampas, donde no hay red, ni trucos.
La aclamada Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) se hizo mundialmente famosa utilizando un falso plano secuencia, una decisión muy efectiva para ese film. Pero que no tiene nada que ver con decir la palabra: ¡Acción! Y usar un único plano secuencia sin ningún tipo de corte durante 140 minutos por las calles de una ciudad como Berlin; la urbe que marca el ritmo en Europa desde hace tiempo en todos los sentidos; no podía ser en otro lugar.


(Más imágenes en su galería)



Barrio de Kreuzberg. Victoria, una chica Madrileña que trabaja en una cafetería ecológica de la ciudad está bailando sola en un club de música electrónica. Trabaja en unas horas y a la salida del club se encuentra a una pandilla de personajes que están intentando entrar a un coche, van muy ciegos y están en plena celebración de cumpleaños de uno de ellos. La chica es tentada a acompañarles un rato…Victoria deberá elegir que hacer…
Ahí arranca esta potente historia a tiempo real.

Hacía falta en el cine Europeo algo así, este es el camino a seguir por la nueva industria que se está creando. Una industria que se debe adaptar a los nuevos tiempos de cambio, donde la crisis, las nuevas tecnologías y el público son diferentes. Europa cada vez es más Europa y esta peli la siente suya un Holandés y un Parisino.
Los nuevos tiempos piden esto; y el cine como termómetro de la actualidad debe dárselo.
La fotografía corre a cargo de Sturla Brandth Grøvlen. Y es el verdadero triunfo del film. Con movimientos de cámara ágiles para poder estar siempre a merced del movimiento de los actores y de su interpretación. La luz interior en los agujeros donde escuchan techno te hace sentir que de verdad estás dentro, bailando con ellos, sintiendo lo que sienten, monstrándonos solo lo que hace falta mostrar. Odio la iluminación perfecta en sitios oscuros como ese, se pierde enfoque con la realidad y en esta obra el naturalismo es clave para que todo funcione como un reloj.

El guión constaba de doce páginas. Los actores tuvieron que improvisar y por ejemplo inventarse la secuencia de la azotea que funciona como lugar secreto de una pandilla a las mil maravillas. Los diálogos son ágiles y los secundarios que van apareciendo no parecen actores al igual que los protagonistas.

Todos están tan bien que no parece que estén interpretando. Especialmente Frederick Lau, un joven actor ya visto en “Punk” o “La ola”. Nuestra Victoria- Laia Costa es el eje principal de la trama. El personaje donde todos se apoyan y donde todo tiene sentido. Fresca, ágil y con una verdad pocas veces vista en la gran pantalla.
Estamos ante una gran actriz que ahora debe demostrar que esto no es flor de un día.

Se la recomiendo a todo aquel que quiera salir del cine como si se hubiera ido a correr durante dos horas y media al parque. Al que le quiera vivir emociones de verdad en una butaca o al que simplemente quiera disfrutar de una apuesta tan atrevida como acertada.

 

Visitada: 1292 veces






Puntuación de los Usuarios

8.02

(13 votos/1624 visitas) - Estadísticas >>