CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Regresión

Poster

'Las raíces del miedo'

01/10/2015 - Por Sergio Roma

(2/5)

Regresión
Director: Alejandro Amenábar
Intérpretes: Emma Watson (Angela Gray) / Ethan Hawke (Bruce Kenner) / Aaron Ashmore / Devon Bostick (Roy Gray) / David Thewlis (Kenneth Raines) / Dale Dickey (Rose Gray) / Adam Butcher (Brody) / Aaron Abrams (Farrell) / Kristian Bruun (Andrew) / Maura Grierson (Reportera) / David Dencik (John Gray) / Lothaire Bluteau (Murray) / Janet Porter (S. Cooper) / Goran Stjepanovic / Matija Matovic Mondi
Duración: 106 minutos
Sinopsis: Minnesota, 1990. El detective Bruce Kenner investiga el caso de la joven Angela, que acusa a su padre, John Gray, de cometer un crimen inconfesable. Cuando John, de forma inesperada y sin recordar lo sucedido, admite su culpa, el reconocido psicólogo [...]
Lea más en su ficha

Estreno 2 de Octubre de 2015

CRÍTICA



Alejandro Amenábar es un director que se toma su tiempo entre un proyecto y otro. Desde su mejor película (Mar Adentro (2004)) han pasado ya 11 años, con tan sólo la película Ágora entre medias. Esto sin duda dice mucho sobre su forma de trabajar y en consecuencia las expectativas que se crean en torno a un nuevo proyecto de la marca Amenábar suelen ser bastante elevadas. En el año 2009 se llevó el primer batacazo, tanto económico como en crítica, con Ágora. Un director acostumbrado a ser mimado por la crítica, por el público y reciente ganador de un Oscar presentaba una película histórica de elevado presupuesto que no contó con la aceptación suficiente fuera de nuestro país, a pesar de contar con el gancho de Rachel Weisz y que supuso el primer toque de atención.
Para evitar riesgos innecesarios parece ser que en esta ocasión se ha optado por una vuelta a los orígenes, al thriller de Tesis y Abre los Ojos, para volver a obtener el respaldo de antaño.


(Más imágenes en su galería)



Vuelve seis años después con Regresión, un thriller que trata sobre sectas satánicas, y sobre la capacidad que tienen estas de envolver sus crímenes o sus ritos. Los hechos suceden en Minnesota, en 1990 y están basados en hechos reales. La joven Angela (Emma Watson) se escapa de su casa refugiándose en una iglesia, acusando a su padre de abusar sexualmente de ella. El detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) será el encargado de llevar el caso y de ir conociendo una historia que poco a poco va creciendo hasta ir convirtiéndose en algo más gordo de lo que en un principio parecía y donde todas las partes implicadas irán padeciendo poco a poco el horror de los recuerdos y del presente más sombrío y siniestro.
Con esta historia, Amenábar juega en esta ocasión no sólo a “dar miedo” sino a profundizar en las raíces del propio miedo, dentro de un contexto social determinado y las razones que llevan a muchas personas a ser partícipes de algo que ni tan siquiera recuerdan a pesar de poseer sentimientos de culpabilidad sobre ello. Se indaga sobre el poder de la mente sobre el ser humano y sobre las formas variadas en que se presenta el miedo a través de sus múltiples caras para guiar una historia concreta o vencer la indeterminación a la que se ven abocadas las mentes más frágiles.
En este sentido, la película de Amenábar tiene ese plus de interés particular a sumar a la ya de por sí buena presentación del thriller puro.

Pero no cabe duda de que esto no es suficiente. A esta partida ya jugaron hace poco David Fincher con Perdida o Denis Villeneuve con Prisioneros. Y lo hicieron ambos con bastante mayor brillantez. A pesar de lo mencionado anteriormente, Regresión no pasa de ser una película interesante por la manera de tratar el tema y entretenida por la historia y los giros que puede ir dando, pero le falta ese magnetismo especial con el que contaba Amenábar en sus comienzos y que parece que haya perdido. No encontramos una marca especial o un signo identificativo que pueda fascinar y que siempre estamos esperando.

La pareja protagonista Ethan Hawke, y Emma Watson no parece que sean los más adecuados para los papeles principales; no reflejan ni la tensión necesaria ni el dramatismo adecuado y parecen más encaminados a dar notoriedad a la cinta y poder abrir ciertas puertas en taquilla. En todo caso Devon Bostick sí parece estar a la altura a pesar de tener un papel secundario y bastante mal aprovechado.

Con todo, no cabe duda de que estamos ante una película bien realizada, con solvencia tras la cámara y que no da opción a que pierda interés nunca. Pero es inevitable la sensación de decepción que deja y la duda de saber si realmente la espera llega a merecer tanto la pena.





sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

 

Visitada: 1414 veces






Puntuación de los Usuarios

5.57

(60 votos/3469 visitas) - Estadísticas >>