CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - 9 Meses... ¡de Condena!

Poster

'Blanco y negro'

09/04/2014 - Por Evelio Barbero

(3/5)

9 Meses... ¡de Condena!
Director: Albert Dupontel
Intérpretes: Albert Dupontel (Bob) / Sandrine Kiberlain (Ariane Felder) / Philippe Uchan (De Bernard) / Nicolas Marie (Maître Trolos) / Bouli Lanners (Policía) / Philippe Duquesne (Dr. Toulate) / Gilles Gaston-Dreyfus (M. De Lime) / Michel Fau (Ginecólogo) / Christian Hecq (Edouard) / Christine Garrivet (Invitado) / Laure Calamy (Daisy) / Yolande Moreau (Madre de Bob) / Michèle Bernard-Requin (Presidente del tribunal) / Gaspar Noé / Jean Dujardin (Traductor) / Terry Gilliam (Charlie Meatson)
Duración: 82 minutos
Sinopsis: Ariane Felder, una jueza de estricta moral descubre que se ha quedado embarazada de Bob Nolan, un delincuente en busca y captura por asesinato. Ariane, que es incapaz de recordar nada, intenta averiguar cómo es posible que haya pasado algo así. [...]
Lea más en su ficha

Estreno 11 de Abril de 2014

CRÍTICA



Acostumbrados como estamos a que la inmensa mayoría del cine que llega a nuestras pantallas sea, en muy mayor medida, procedente de Hollywood y, en menores cantidades, de producción propia, el hecho de que una película de otra nacionalidad distinta se haga un hueco en nuestra apretada cartelera suele responder a una o dos simples razones (que a veces y solo a veces coinciden): haber funcionado en la taquilla del país de procedencia y/o tener una calidad incontestable que la empuje a un recorrido internacional. O incluso, como es el caso, por haber conseguido algún premio de enjundia en los premios de la industria de su respectivo país.


(Más imágenes en su galería)



9 Meses de Condena llega avalada principalmente por el último punto. Galardonada con dos premios Cesar (los equivalentes franceses a los Goya) para la actriz protagonista y el guión original, escrito, dirigido y co-protagonizado por un Albert Dupontel poco o nada conocido a este lado de los Pirineos. Si aquí solemos cuestionar nuestros máximos galardones cinematográficos por la, en ocasiones, dudosa calidad del trabajo premiado, tras ver esta película no puedo por menos que arquear una ceja ante semejante palmarés del cine francés. Que no digo yo que Sandrine Kiberlain esté mal o que el guión no tenga su punto original, pero si son los mejores del año en un país como Francia, con el apoyo y la difusión que concede a su cine autóctono, cómo serán las demás.

Aparte de que realmente no es nada del otro mundo, ni siquiera es una comedia que se termine de posicionar dentro de su contenido. Partiendo de una idea bizarra y surrealista (la borrachera que la siempre recta y dedicada a su profesión jueza protagonista se agarra en nochevieja y que provoca un encuentro sexual fortuito con un peligroso asesino buscado por la justicia), la cosa podría haber alcanzado mejores cotas si se hubiera mantenido en el humor negro o, por lo menos, en el tono gamberro y absurdo. En lugar de eso, en ocasiones se vuelca hacia un tono blandito y casi infantil que le hace restar los puntos ganados hasta ese momento. O blanco o negro, pero los dos tipos de humor conviven de mala manera.

En cierto modo consigue su cometido. Siendo una comedia sin altas pretensiones (aunque los premios conseguidos puedan sugerir lo contrario), entretiene y consigue arrancar alguna carcajada. Lástima que no termine de tirar por la vía más políticamente incorrecta.

 

Visitada: 825 veces






Puntuación de los Usuarios

5.03

(4 votos/2065 visitas) - Estadísticas >>