Portada>Críticas>Madre!

#Crítica

Madre!

'Aún no sé estoy ante una obra maestra o una gran paja menta'

Aranofsky inició con Pi una carrera que siempre ha estado jugando con el límite finalmente entre el cine pseduocomercial, el comercial total y el indie


Estreno Viernes 29 de Septiembre de 2017
CRÍTICA
Darren Aronofsky inició con Pi una carrera que siempre ha estado jugando con el límite entre el cine pseduocomercial, el comercial total y el indie. Te guste o no el o su cine, es un tipo que sabe de esto. Réquiem por un sueño, convertida ya en peli de culto, abrió un modo de grabar escenas usando el mismo actor la cámara imitado hasta la extenuación hoy día. La Fuente de la Vida fue una peli donde se cayó su protagonista Brad Pitt y todo lo demás fue detrás y que se quedó coja al carecer del presupuesto suficiente para poder contar una historia tan ambiciosa.
Su Noé no me gustó porque intentó hacer algo peculiar con su sello de autor en una cosa donde había un gran estudio detrás. En El Cisne Negro sí que consigue unir esos dos modos de hacer cine juntando industria y cine low cost con ínsulas de autor. Para mí su mejor película es El Luchador (2008), relato humilde y directo de la caída de un ganador Americano. Un Oscar que se le privó al gran Mickey Rourke por el Mi Nombre es Harvey Milk de Sean Penn; debió ser suyo.
Ahora nos viene con una de esas cosas que como crítico no sabes aún como definir ni en qué sección meter.
El planteamiento es el de una pareja interpretada por dos bestias pardas y su nueva casa, un médico y su mujer de invitados y hasta aquí puedo contar.
Son dos películas, un planteamiento y un tercer acto difícil de explicar, analizar y entender.
El guión se rasga por la mitad y nos sentamos ante un espectáculo indescifrable y vertiginoso...
Olvidar este último párrafo, sentaros y preparaos para una experiencia única en una sala de cine.
Para bien o para mal el Sr Aranofsky es un jugón.

user avatar

Álvaro de Paz

29/09/2017

Valoración

6.00

#Más críticas de 'Madre!'

#Ficha