Portada>Noticias>Quince documentales competirán por el Oscar 2013

Quince documentales competirán por el Oscar 2013

user avatar
José Hernández, 08/12/2012
Después de conocer las listas de películas animadas, de habla no inglesa y efectos especialesque se disputarán el Oscar 2013, esta semana le ha tocado el turno a una categoría menos popular, pero a veces más interesante: MEJOR DOCUMENTAL. Este año es especial, ya que la categoría ha vivido una auténtica revolución. Poco antes de la última ceremonia, el comité ejecutivo de esta rama de la Academia americana se reunió para afrontar en serio un lavado de cara a las reglas, con el objetivo de eliminar las continuas injusticias y fraudes que se producen en las nominaciones: preseleccionadas que no reflejan los mejores trabajos estrenados durante el año, cadenas televisivas que estrenan subrepticiamente sus obras para la TV en algún cine perdido para poder colarse en la terna y aprovechar la publicidad para su exhibición en la pequeña pantalla, cintas casi amateur de escasa calidad que engordan la lista de competidoras y dificultan las tareas de preselección...

Lo que hicieron los documentalistas es restringir todavía más los criterios para que una película pueda competir por el Oscar. Ahora el filme en cuestión debe exhibirse durante una semana no solo en un cine de Los Ángeles, sino también de Manhattan, y con unas sesiones vespertinas mínimas que aseguren que es un estreno real. Además, se concreta que debe publicitarse de forma relevante en alguno de los diarios más importantes de ambas ciudades (The New York Times, Time Out New York o The Village Voice en Nueva York; y Los Angeles Times o LA Weekly en Los Ángeles). Y como colofón, debe publicarse una crítica de la película con una extensión mínima en el NY Times y/o el LA Times, concretando que el texto debe ser de su pase por cines, no de su exhibición televisiva. Por supuesto, los criterios de que el largometraje no salga en TV, VOD o DVD antes de estrenarse en cines y de que no sea un episodio de una serie o parte de otro trabajo, siguen estando ahí.
Tomando todo esto en consideración, un total de 126 películas competían este año, es decir, dos más que el año anterior y un nuevo récord en la categoría, lo que ya de entrada pone en cuestión la efectividad de las medidas adoptadas, que deberían haber supuesto una importante criba. Tanto más irónico resulta que las 15 precandidatas elegidas por el comité de selección caigan de nuevo en los mismos problemas que todos los años: la HBO sigue colando un par de obras televisivas, algunos favoritos para la victoria siguen quedándose fuera, y algunos de los escogidos tienen unas críticas bastante cuestionables. Las quince preseleccionadas son:

Ai Weiwei: Never Sorry
Bully
Chasing Ice
Detropia
Ethel
5 Broken Cameras
The Gatekeepers
The House I Live In
How to Survive a Plague
El Impostor
The Invisible War
Mea Maxima Culpa: Silence in the House of God
Searching for Sugar Man
Esto no es una Película
The Waiting Room


En principio, las cintas que se perfilan como más posibles nominadas son el documental sobre el sida 'How to Survive a Plague' (que, a tenor por los premios y reconocimientos recibidos hasta ahora, se postula incluso como ganadora), el filme del oscarizado Alex Gibney sobre la pedofilia en la Iglesia católica 'Mea Maxima Culpa' y el protothriller 'El Impostor', con 'The Waiting Room' (sobre el sistema de salud en EE UU), 'The Invisible War' (sobre las violaciones en el Ejército americano) y 'Detropia' (sobre cómo la crisis afecta a Detroit) peleando por los otros dos puestos. Pero claro, esto es como la lotería, y casi se podrían escoger otras seis cintas con igual número de probabilidades porque muchas veces los criterios de los documentalistas son inescrutables. Así, 'Esta no es una Película' y la musical 'Searching for Sugar Man' se han llevado críticas excelentes, pero sobre el papel se salen por completo de los moldes de esta categoría, que son algo más convencionales. También existe la duda de si este año se pondrán proisraelíes ('The Gatekeepers') o antisionistas ('5 Broken Cameras'), o de si meterán algo de polémica en la terna (el acoso escolar de 'Bully', el activismo político de 'Ai Weiwei', el sistema penitenciario de 'The House I Live In') o huirán de ella para reconocer temas más inocuos (el medio ambiente de 'Chasing Ice' o la biografía de una Kennedy en 'Ethel').

Si en el párrafo anterior da la impresión de que cualquiera de las preseleccionadas podría ser nominada, es porque las que partían como favoritas han sido ignoradas. La carrera por el Oscar parecía estar entre West of Memphis y The Central Park Five, con la aclamada Marley como acompañante de excepción, y ninguna de ellas ha pasado el corte. Como tampoco lo han pasado The Queen of Versailles, Only the Young, Paul Williams Still Alive, Jiro Dreams of Sushi, Brooklyn Castle, The Flat, El Impacto del Cine Digital, The Law in These Parts, Beauty is Embarrasing, Diana Vreeland: The Eye Has to Travel, Marina Abramovic: The Artist Is Present, The Island President, The Pruitt-Igoe Myth, Head Games, The Ambassador… Vamos, que podrían haber elegido otras 15 películas completamente distintas y quizás se habrían echado en falta menos largometrajes. Menos mal que han cambiado las reglas, que si no...