Portada>Noticias>Inauguración del VI Festival de Cine Europeo de Sevilla

Inauguración del VI Festival de Cine Europeo de Sevilla

user avatar
Ñetermind, 09/11/2009
Un año más volvía una buena representación del mejor cine europeo a la capital andaluza. Con humildad, sabiendo que el Festival de Cine Europeo de Sevilla no es Cannes, ni la Berlinale o Sitges. Esta vez cuentan con 10 apartados diferentes, entre los que está una Celebración de Cine Británico, una Sesión Extraordinaria con la proyección de 50 Hombres Muertos acompañada con la asistencia de Ben Kingsley y un homenaje a Fernando Trueba.
Fish Tank de Andrea Arnold, 44 Inch Chest de Malcolm Venville, Le Donk & Scor-Zay-Zee de Shane Meadows, R.A.F. Facción del ejército rojo de Uli Edel, Un Profeta de Jacques Audiard y la ganadora de la última Palma de Oro en Cannes, La Cinta Blanca de Michael Haneke, serán algunas de las proyecciones de las que podrán disfrutar los espectadores que vayan al cine en Sevilla entre el seis y el catorce de noviembre.
Con mucha ilusión y un presupuesto mayor que el de ediciones anteriores, 1'7 millones de euros, la sexta edición del festival arrancaba el jueves, con la proyección de Triage en petit comité, para aquellos medios que fueran a asistir a la rueda de prensa programada para el día siguiente. Propósito no cumplido por todos, al igual que las expectativas existentes sobre la película, cuyo principal atractivo es la heterogeneidad del equipo y la asistencia íntegra del reparto a la gala inaugural.
El viernes seis de noviembre era el día señalado, sin duda alguna el plato fuerte de todo el certamen. Pasadas las tres de la tarde, los primeros espectadores comenzaban a llenar las salas de Nervión Plaza para visionar algunos de los títulos más llamativos del festival. Las inglesas In the Loop y Shifty, comedia y drama respectivamente, tuvieron una buena acogida por parte del público y darían paso a la que se postula como una de las grandes triunfadoras del festival, Un Profeta de Jacques Audiard, un drama carcelario que suma seis nominaciones a los EFA. En la sección EURODOC cabe destacar Kill the referee, Bananas! y Plastic Planet, y para los fanáticos de la música indie y cerrar la noche, All Tomorrow's Parties de Jonathan Caouette, que ya sorprendió anteriormente con la marciana Tarnation.

(pinchad en las imágenes para verlas ampliadas)
Mientras muchos disfrutaban de esta gran oferta de cine, a pocos kilómetros de allí un grupo más pequeño acudía a la rueda de prensa de Partir en el Teatro Lope de Vega, donde el actor principal, Sergi López, nos hablaría de su nuevo proyecto y la vida en Francia entre otras cosas. Acto seguido, con el retraso correspondiente de las grandes estrellas, apareció el séquito de Triage, capitaneado por el gran mito viviente Christopher Lee, en un desmejorado estado físico pero denotando una increíble presencia. Su filmografía cuenta con casi trescientos proyectos, por lo que eclipsó a la sevillana más internacional, Paz Vega, y a la talentosa mega-estrella Colin Farrell, que parecía no saber muy bien donde estaba, o más bien le daba igual lo que allí pasaba. Eso sí, con arte, mucho arte.
La breve rueda de prensa estuvo marcada por la incompetencia periodística de alguno de los allí presentes, que además de no haber visto la película, no tuvieron tiempo de leerse ni una escueta sinopsis, ya que entre otras, tuvieron la vergüenza de preguntar por el personaje español que había tenido que interpretar Farrell, que salió bien al paso con humor irlandés diciendo que llevaba practicando su acento treinta y tres años. O dirigirse directamente al director Danis Tanovic, que curiosamente no se encontraba en la sala y ni tan si quiera en nuestro país. Errores aparte, Paz cumplió a la perfección el papel de anfitriona, sintiéndose orgullosa y algo nerviosa, se notaba, de presentar una película en su ciudad. Piropos y bromas entre el trío protagonista, todos habían aprendido algo de cada uno de ellos.
Buen acierto de Lee al responder que las nuevas películas de vampiros lo muestran todo y no dejan lugar a la imaginación, dejando claro que él no ha visto ninguna de ellas, bien que hace. Pero posible desacierto del ingles al afirmar que Triage es una de las mejores películas de guerra que ha visto, reiterando que él ha visto muchas y que incluso participó en una. A pesar de todo, el film se queda en tierra de nadie, en mitad del camino entre una película interesante y una autentica mamarachada. En pocas palabras podríamos decir que tiene un guión previsible, un actor principal que no lo hace mal, hasta pierde peso, un actor secundario que se nota que no es español y una actriz principal que no aporta nada a la película dirigidos con un curioso ritmo denso propio de los ochenta, formando una extraña mezcla que será difícil de digerir para todo tipo de públicos. Una verdadera lástima.


(pinchad en las imágenes para verlas ampliadas)
Pocas horas después tendría lugar la Gala Inaugural, sobria, casi aburrida y con poca expectación en la puerta, pero eso sí, mejor que otros años. A ella acudirían, además de los ya mencionados miembros del reparto de la película de apertura, Antonio Dechent, Carlos Saura, Ben Kingsley, John Hurt, Vittorio Storaro y Sören Staermose, sin olvidar a los miembros del jurado, presidido por el realizador Nicolas Roeg.
El Festival de Cine Europeo de Sevilla ha conseguido agotar todas las entradas en la mayoría de las proyecciones y cada año va superando todas las expectativas, haciéndose un pequeño hueco en las agendas de los grandes, con mucho camino por andar y todo el futuro por delante, creciendo poco a poco y aprendiendo de los errores, que es como mejor se aprende.
Por favor, permanezcan atentos.