Portada>Noticias>Estrenos de la semana (19 de julio de 2013)

Estrenos de la semana (19 de julio de 2013)

user avatar
José Hernández, 19/07/2013
El secreto para triunfar en taquilla es, por una parte, hacer una película que la gente quiera ver (por su propia iniciativa o engañado por la publicidad), y por otro, estrenarla en la fecha correcta. En esto último influye mucho la competencia: hay que pensar en qué público tiene tu cinta y qué competidoras directas puede tener, tanto entre los filmes en cartelera como entre los que se estrenan el mismo día. En este sentido, esta semana es ideal, ya que hay algo para todos los sectores. La pena es que tampoco hay nada que cumpla estrictamente con el primer requisito del taquillazo. Los estrenos de esta semana son:
Ahora Me Ves...
El Estudiante
Expediente Warren. The Conjuring
Keep the Lights On
Llévame a la Luna
El Último Elvis
Zarafa

No olvidéis votar y comentar las películas que vayáis viendo en su ficha para compartir con los demás cineolianos vuestras impresiones.

La única propuesta para los más pequeños es la francesa ZARAFA, dirigida por Rémi Bezançon (El Primer Día del Resto de tu Vida) y Jean-Christophe Lie. El título del filme hace referencia a una jirafa que se hace amiga de un joven que ha escapado del comercio de esclavos en África, y junto al que emprende una aventura por el desierto del Sahara hasta París, y de vuelta al continente negro. Una historia sencilla y corta (solo 75 minutos) que busca reafirmar valores como la libertad, la amistad o el valor de la vida humana y animal, todo ello a través de una historia basada en hechos reales. Ha tenido muy buenas críticas tanto en su país natal como en Estados Unidos, así que se le supone una apuesta de calidad.
Recomendada para: Los que buscan cine familiar alternativo a las multisalas.
Que huyan de ella: Los que solo aceptan la animación hecha por ordenador.
En el extremo opuesto al cine familiar se encuentra KEEP THE LIGHTS ON, drama romántico independiente escrito y dirigido por Ira Sachs (El Juego del Matrimonio). El filme se centra en la relación sentimental entre un prometedor director de cine homosexual y un joven publicista que ha salido del armario hace poco. A lo largo de casi una década, la pareja pasará por numerosos problemas y conflictos, desde los celos hasta el abuso de drogas, pasando por las distintas perspectivas sobre la vida que tienen ambos. Una mirada honesta y poco complaciente al amor y a lo difícil que es sostener una relación por mucho que uno sienta por la otra persona, y que no se corta un pelo a la hora de mostrar las relaciones sexuales entre los protagonistas. Es decir, que su público es muy concreto, ya que otros sentirán rechazo por el filme, pese a que los temas que trata sean universales.
Recomendada para: Los que sepan que el amor no es sinónimo de comer perdices.
Que huyan de ella: Los homófobos (obviamente) y los mojigatos.

Por su parte, EL ÚLTIMO ELVIS es la primera película como director de Armando Bo, uno de los guionistas de Biutiful. El filme mexicano cuenta la historia de un obrero separado que vive como si fuese la reencarnación de Elvis Presley e incluso lo imita sobre los escenarios. Sintiéndose vacío, toma la decisión de cambiar su vida por completo, pero justo entonces deberá hacerse cargo de su hija pequeña. En lugar de retrasar sus planes, el protagonista arrastrará a su hija en sus obsesiones. Un drama humano sobre sueños rotos y esperanzas ilusorias que se llevó buenas críticas a su paso por San Sebastián y Sundance, entre otros festivales, además de varios premios de la Academia argentina.
Recomendada para: Los que piensen que la vida era otra cosa y no esto.
Que huyan de ella: Los pragmáticos extremos incapaces de entender a los soñadores.
De la Pampa también nos llega EL ESTUDIANTE, debut en el largometraje del guionista Santiago Mitre, habitual colaborador de Pablo Trapero (Carancho, Leonera). La cinta se centra en un joven que llega a Buenos Aires para cursar sus estudios en la universidad, pero que pronto pierde su vocación y empieza a buscar un rumbo. Una profesora lo introduce en la militancia política, aprende los códigos de la política y a manejarse como un dirigente estudiantil, y siente que por fin ha encontrado su vocación. Como en el anterior caso, también ha recorrido con éxito y premios diversos festivales internacionales, como Gijón o Locarno, además de ser muy galardonada en su país natal por su certero e implacable análisis, casi documental, del mundo y la psicología de la política en su caldo de cultivo, las jóvenes generaciones.
Recomendada para: Los que siguen las noticias y se indignan con la clase política.
Que huyan de ella: Los que se aburren con los debates que no son de Telecinco.

El hueco de la comedia lo llena esta semana la francesa LLÉVAME A LA LUNA, de Pascal Chaumeil (Los Seductores). Además, se lleva el premio al argumento más delirante y absurdo de lo que llevamos de mes, por mucho que quieran presentarlo como astuto y cómico. El tema es que Diane Kruger ha observado que todas las mujeres de su familia tienen una especie de maldición por la cual sus primeros matrimonios fracasan estrepitosamente, y sus segundos son felices para siempre. Así que decide casarse con el primer perdedor inocentón que pille por el camino, divorciarse enseguida y casarse después con el hombre de sus sueños, segura de que va a ser una relación perfecta. El tonto en cuestión que obviamente acabará conquistándola es Dany Boon, en un papel tan diseñado a su medida como el de princesa de hielo para la Kruger. El filme, por supuesto, llega avalado por un gran éxito en su país de origen, como tantas otras producciones galas que esperan repetir más allá de los Pirineos los resultados obtenidos en Francia. Está por ver si la premisa nos la tragamos aquí con la misma facilidad que allá.
Recomendada para: Los que disfrutaron con películas como Bienvenidos al Norte o Nada que Declarar.
Que huyan de ella: Los que tienen alergia al humor francés.
También tiene que haber algo de terror en esta terna tan ecléctica, y ese puesto le corresponde a EXPEDIENTE WARREN. THE CONJURING. El argumento se puede calificar de muy clásico o de muy trillado y tópico, según si la película es buena o no: una pareja de 'cazadores de fantasmas' (ella con presuntos poderes paranormales para detectar presencias espirituales y comunicarse con los muertos) acude a una casa antigua en la que se ha instalado una familia, y que parece habitada por una entidad maligna que deberán exorcizar. Situada en la década de los 60, tiene además el gancho (habitual en este tipo de cintas) de estar supuestamente basada en un hecho real. Pero no es el único aliciente: está el excelente reparto, encabezado por Vera Farmiga, Patrick Wilson y Lili Taylor; está la efectiva campaña publicitaria; están las excelentes críticas que ha cosechado para el género (alguno incluso la ha llamado hiperbólicamente “la mejor película de terror desde El Exorcista); y, sobre todo, está el director, James Wan. Después de Saw y de Insidious (y próximamente de su segunda entrega), su nombre se cotiza al alza entre los aficionados al género. Si hay que creer a la crítica, esta cinta sirve para confirmar su evolución tras la cámara. ¿Estamos ante uno de los realizadores de referencia para futuros cineastas? ¿El nuevo John Carpenter? El tiempo dirá.
Recomendada para: Los que necesitan un buen chute de sustos en la butaca.
Que huyan de ella: Los que crean que el gore y la tortura es el único terror que merece la pena.

El estreno más potente de la semana, siempre desde el punto de vista de los estudios y del dinero que se han gastado en publicidad, es el thriller AHORA ME VES…. La película se centra en un grupo de magos llamados Los Cuatro Jinetes, que en una de sus actuaciones en Las Vegas logran robar un banco situado en París y reparten el dinero entre los asistentes a la función. Los federales ponen entonces su punto de mira en ellos, así como el director del emporio financiero que han esquilmado, que busca venganza. Sin embargo, el golpe ha sido solo el principio, y los ilusionistas buscan hacerse con un pez todavía más gordo. ¿Cómo lo han conseguido y cómo lograrán este nuevo objetivo? Ese es el gancho de uno de los éxitos sorpresa de la temporada estival en Estados Unidos. Dirigida por el francés Louis Leterrier, plenamente afincado ya en Hollywood tras Furia de Titanes y El Increíble Hulk, entre otras, cuenta con un reparto de auténtico lujo: Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Isla Fisher y Dave Franco (hermano de James) son los magos; Mark Ruffalo y Mélanie Laurent son los agentes que van tras ellos; Michael Caine es el director del banco, y Morgan Freeman su hombre de confianza. ¿El resultado? Pues según la crítica no está mal, pero su último acto desvela un truco barato para algunos, lo que le resta gracia a la película. Sin embargo, el público parece haber disculpado esta potencial tara, quizás porque el viaje es tan entretenido que merece la pena. Juzguen ustedes.
Recomendada para: Los que disfrutan siendo engañados por trucos inexplicables.
Que huyan de ella: Los que solo se quedan a gusto cuando conocen el secreto detrás de la ilusión.