Portada>Noticias>La Academia homenajea a Borau

La Academia homenajea a Borau

user avatar
Inés Barreda, 13/03/2013

La Academia homenajeará al que fue su sexto presidente el próximo 19 de marzo, jornada en la que su biblioteca pasará a llamarse ‘José Luis Borau’
Director, guionista, productor, actor, académico, profesor y presidente. José Luis Borau vivió por y para el celuloide sus 83 años de existencia. La Academia de Cine, institución que el director de Hay que matar a B.. presidió durante cuatro años, le dedica el próximo martes 19 de marzo, a las 20:00 horas, un homenaje en el que compañeros de profesión y amigos recordarán la figura de esta personalidad cinematográfica.
En un acto que presentará Alicia Sánchez, inolvidable Milagros en el reparto de Furtivos, se encadenarán las intervenciones de Enrique González Macho, presidente de la Academia; Antonio Bonet Correa, director de la RABASF (Real Academia de Bellas Artes de San Fernando); y José Manuel Blecua, director de la RAE (Real Academia Española). En este tributo del mundo del cine también participarán su pupila y compañera en el oficio a lo largo de muchos años, Icíar Bollaín, y su predecesora en el cargo institucional que le llevó a alzar las manos en blanco a favor de la paz en una gala de los Premios Goya, Aitana Sánchez Gijón. La sesión, que se completará con un vídeo sobre la trayectoria de Borau, tendrá como antecedente el descubrimiento de la placa, a las 19:30 horas, que dará nombre, según acuerdo de la Junta Directiva, a la biblioteca de la Academia como 'José Luis Borau’.
Reconocido con la Concha de Oro del Festival de San Sebastián, el Oso de Plata de Berlín, el Hugo de Plata y Bronce de Chicago, y el Premio Luis Buñuel a la mejor película española de la década de los setenta por Furtivos, entre otros. Cuatro meses después de su muerte, la profesión quiere reconocer en este acto la pasión y el empeño que durante tantos años puso este zaragozano en esta casa y en defender el cine español–“Viví la Academia intensamente. Para lo bueno y para lo malo, soy muy apasionado… Teníamos que conseguir una sede, no un piso, e iniciamos la búsqueda. Fue entonces cuando conocí a los políticos... Aunque costó lo suyo, se consiguió”–.