Portada>Noticias>ZINEMALDIA. DÍA 5. El día de las buenas películas

ZINEMALDIA. DÍA 5. El día de las buenas películas

user avatar
Carlos Fernández, 21/09/2011
Ayer y casi sin darnos cuenta pasamos el ecuador del festival y en poco más de dos días ya estaremos hablando de los primeros premios paralelos y las primeras quinielas por Donosti.
Pero todavía es pronto para eso, de momento toca centrarse en las películas que ya tendremos tiempo para defender nuestras favoritas. de momento a primera hora del día hemos podido disfrutar de una nueva película a concurso, la japonesa Kiseki (Milagro) de Hirokazu Koreeda, una película que después de verla uno solo piensa que ojalá todos los madrugones valiesen tanto la pena como en este caso.

La película narra la historia de un niño de doce años con una gran ilusión en la vida: reunirse con su hermano menor, que vive a kilómetros de distancia tras el divorcio de sus padres. Con la construcción del nuevo tren bala, verá la oportunidad de cumplir su deseo y se embarcará en una aventura junto a sus amigos. Koreeda es un director con una sensibilidad especial y sabe dotar a cada momento de la porción justa de emotividad, comedia, drama que requiere para no abrumar al espectador. Todo está medido para que funcione con una precisión milimétrica gracias a un guión muy trabajado para que cada momento sea natural.
Una naturalidad que se alcanza gracias al trabajo de los actores niños, que desprenden una magia especial y con los que el espectador no puede dejar de reir y emocionarse.
En resumen una maravillosa película, que en algunos momentos me ha parecido estar viendo la versión nipona de Los Goonies, con ese grupo de amigos en busca de la aventura, para conseguir sus deseos, que ha recibido una fuerte ovación al terminar su proyección. Esperaremos a ver si después de dos grandísimas películas como fueron Hana y Still Walking que se fueron de vacío el bueno de Koreeda al final consigue rascar algo en los premios gordos.

La segunda película a competición ha sido la sueca Happy end, una cinta que tiene como eje central el maltrato físico y psicológico a la mujer y que tiene uno de los papeles candidatos al premio a mejor actriz.
La cinta tiene poco destacable siendo la mayoría de su metraje correcta, aunque carente de ritmo en algunas ocasiones. Los únicos momentos de tensión son los que se producen durante los momentos previos a las escenas de violencia domestica siendo el resto del conjunto un dibujo muy plano y bastante carente de interés. Quizás lo único destacable es el trabajo de las dos actrices co-protagonistas y de la fotografía que busca distintos colores en la iluminación de cada escena acorde con los sentimientos de los personajes.
Al finalizar el pase se han escuchado aplausos breves y tímidos.
Pero fuera de la sección oficial es donde hemos podido disfrutar de un cine más fresco, diferente y sobretodo de una calidad excepcional y curiosamente las tres películas son españolas.
La primera de ellas Extraterrestre es el esperado segundo largo de Nacho Vigalondo que tras embaucarnos con los viajes en el tiempo de una momia rosa, ahora nos cuenta con su curioso punto de vista una comedia romántica con el trasfondo de una invasión extraterrestre.

Lo primero de todo antes de enfrentarse a la película, es olvidarse de todo lo que habíamos visto en Los Cronocrímenes, por que esta Extraterrestre es totalmente distinta, teniendo como único punto en común el característico humor del director cántabro. Con su característico estilo a la hora de contar historias Vigalondo utiliza una invasión alienígena como mera excusa para contarnos una historia de amor entre Julia y Julio, interpretados por Michelle Jenner y Julian Villagran. Hay que hacer además una mención especial al trabajo de Carlos Areces, en el papel de vecino enamorado de Julia y celoso por que Julio se ha acostado con ella, que consigue hacer reir al espectador cada vez que está en pantalla.
Todo lo anterior es posible gracias a un magnifico guión perfectamente hilvanado, en el que hay que destaca sobretodo el último tercio de película, totalmente delirante.
En extraterrestre no hay aliens y visto lo visto ni se les espera y casi que mejor así. Nacho Vigalondo hace un tipo de cine diferente y fresco, que busca por encima de todo entretener y divertir al público y por la gran ovación que ha recibido la película al finalizar, está claro que ese objetivo lo ha conseguido.
La segunda película, ha sido Arrugas, perteneciente a la sección Zabaltegui-Nuevos directores, la cinta basada en el cómic homónimo de Paco Roca que obtuvo el premio nacional del comic en 2008, utiliza la animación tradicional, para contarnos las vivencias de unos ancianos en una residencia de ancianos.

Al igual que en el cómic, Arrugas es una película para público adulto, a pesar de la animación, ya que esta no es más que el medio para contar una historia tan real que es imposible, no entristecerse o reírse con determinadas escenas de la película, la cual no es otro más sobre el Alzheimer, ni la vejez o la muerte sino que trata de recuerdos de familia y sobretodo de personas, esas personas que algún día también serán ancianos y a los que se les dedica la película.
La película ha causado sensación en cada uno de los pases en que se ha proyectado, acabando todas ellas con largas ovaciones.
La última del día ha sido el nuevo experimento de la ESCAC, Puzzled Love, una cinta coral, donde 13 directores se han repartido 13 meses para contar una historia de amor, cada uno con su estilo, pero guardando una coherencia en la historia entre todos los fragmentos.
Con esta propuesta la ESCAC, a través de la productora escándalo films, vuelve a demostrar que es la cantera del cine español y sobretodo una autentica fábrica de producir un cine diferente, si el año pasado podíamos disfrutar con Blog, este año además de Puzzled love estrenan Eva, con la que van a consolidarse como un referente del nuevo cine español.

Marcel Borràs y Saras Gil actores protagonistas de Puzzled Love (más fotos en la galería)
Como en todas las películas de fragmentos o historias siempre hay alguna mejor que otras, pero en este caso el conjunto global es notable y algunas historias son autenticas joyitas, donde se ven influencias de Michael Winterbottom, Sofia Coppola e incluso la sit-com americana. Además de alguna dirección excelente hay que destacar el buen hacer de los actores y sobretodo de Saras Gil, quien enamora la cámara solo con la mirada.
La película ha estado arropada durante su presentación en Donosti por los 13 directores y sus actores principales que han recibido de primera mano los aplausos del público en cuanto han aparecido los títulos de crédito. Ahora habrá que seguir la pista a este grupo de nuevos directores, ya que si cada uno puede sacar adelante un proyecto en solitario, tendremos 13 propuestas que habrá que tener en cuenta.
Y esto fue todo en la quinta jornada del festival. Hoy tenemos 3 nuevas películas a concurso en la que destaca sobre todo lo nuevo de Benito Zambrano, La Voz dormida. Hablaremos de las tres y de todas aquellas que merezcan ser nombradas. Hasta entonces disfrutad del cine.
Carlos Fernández
Twitter: @charlyr2d2