Portada>Noticias>ZINEMALDIA 2012. Día 7. El Tsunami llega a Donostia

ZINEMALDIA 2012. Día 7. El Tsunami llega a Donostia

user avatar
Carlos Fernández, 28/09/2012
Hoy la crónica de ayer casi se nos va a juntar con la de hoy y mañana, pero es difícil cuadrarse unos nuevos horarios cuando ya está el festival llegando a su fin.
La huelga general del país vasco del día 26 ha trastocado todos los planes, por lo que ahora mismo hay una reorganización completa en cuanto a ruedas de prensa, pases, photocalls, y lo peor de todo es que desde la organización se están solapando eventos que no deberían ir a la misma hora, parece que por esta vez sí les ha pillado el toro.
Pero de momento y ajustando mucho vamos llegando a las proyecciones y la sección oficial sigue hacia adelante a punto de llegar al final, pero antes de eso, ayer se proyectaron dos películas más, una a concurso y otra fuera de concurso.
Una de las películas más esperadas del festival, junto con Argo, curiosamente las dos fuera de concurso, era Lo imposible de Juan Antonio Bayona.

La cinta que relata la verdadera historia de una familia española durante el tsunami que asoló las costas de Indonesia y Tailandia el 26 de diciembre de 2004. Luce de forma espectacular en todos los aspectos técnicos, y no solo destaca la terrible recreación de la ola, terrible por que asusta realmente verla en pantalla, sino que es todavía más espectacular todavía el decorado post-tsunami, hospitales desbordados, con campos y complejos hoteleros arrasados. Incluso parece que Lo imposible del título se refiere más al hecho de que una película de 30 millones de euros acabe luciendo como una de 100.
Ya han empezado a tachar la película de tramposa, por buscar elementos que emocionen al espectador, para mi gusto, la película emociona por lo que es y lo que cuenta, en rueda de prensa María Belón, la protagonista real en la que se basa la película, comentó que si en la película hay algo que no es real, es que se han cortado en mostrar ciertas cosas que sucedieron y que el público podría pensar que se estaba exagerando demasiado la tragedia. Aunque eso no quita que durante los primeros 20 minutos de película, además del devastador tsunami, hay un par de escenas realmente durillas y que provocaron desmayos de espectadores en los dos pases del día, teniéndose incluso que interrumpir la proyección en el pase de la noche, para poder sacar en camilla a la persona afectada.
Como bien comentó Bayona en la rueda de prensa, la película no busca el espectáculo del cine de catástrofes, solo por entretenimiento vacío, con la película se intenta que el espectador sienta cosas, y que termine pensando en ella. En este aspecto sí que se acerca mucho al cine de Steven Spielberg, donde la espectacularidad en pantalla no va reñida con dejar de lado las emociones, si no que están interrelacionadas, para funcionar a la perfección.
La película ha recibido un gran aplauso al finalizar la proyección, y el balance general, a pesar de cierto sector de la crítica es notable, lo que sí está claro es que es una cinta que va a arrasar en taquilla cuando se estrene el 11 de Octubre.
La segunda película del día era una de las más esperadas por mí de este festival, y esta vez las expectativas han hecho de las suyas para que no saliese todo lo satisfecho que me hubiese gustado.

Carlos Sorín ha vuelto a San Sebastián este año a presentar Días de pesca, la última vez que estuvo en Donostia recibió el premio especial del jurado por El Camino de San Diego, una película sobre un ex alcohólico que tras sufrir un pequeño infarto decide tomarse la vida con más tranquilidad y viaja al sur de Argentina para pescar y reencontrarse con su hija.
En este viaje Sorin vuelve a llenar la película de personajes secundarios carismáticos, interpretados por actores no profesionales, pero no consigue poner en la cinta ese granito de magia que hace tan atractivo su cine.
Es un film muy pequeño y sencillo, donde destaca sobre todo lo actuación de Alejandro Awada, componiendo un personaje de pocas palabras que transmite con sus gestos y su mirada todos sus pensamientos. Al igual que el personaje principal la cinta, tiene más importancia por los silencios, que por lo que se dice en ella.
La proyección finalizó con algún aplauso, pero sin mucho entusiasmo. Todo lo contrario que sucedió tras la proyección de [PELI=26075]NO[/PELI] de Pablo Larraín, que se proyecta dentro de la sección Zabaltegui-Perlas.
El film basado en la obra de teatro de Antonio Skármeta, que a su vez se basa en la historia real del histórico referéndum de Chile en 1988, donde el pueblo debía votar si quería que el “gobierno” de Pinochet continuase otros ocho años en el mando. La cinta se vertebra sobre las dos campañas que animaban al pueblo a votar, los partidarios del Sí y los del No, sobre la que se centra la gran mayoría de la trama.

En esta ocasión Pablo Larraín deja su cine más inaccesible, con un ritmo más lento y en mi opinión bastante menos atractivo y construye una historia vibrante, con unos personajes con los que el espectador empatiza desde el principio, y donde destaca un magnífico Gael García Bernal.
Pero Larraín se reserva un As en la manga, para sorprender todavía más al espectador, ya que decide abandonar el celuloide o el video digital para rodar la película y opta por grabarla con las cámaras de video de 1988, por lo que el acabado del film, le da ese aire de autenticidad, y nos parece que estamos viendo una película grabada totalmente en aquella época. Si no hubiese actores famosos que nos devolviesen a la actualidad, la inmersión sería total. Además se han insertado en la película anuncios e imágenes reales de la época, que casa perfectamente con el material de ficción rodado y hace casi imposible diferenciar uno de otro.
Siempre he sido muy crítico con las dos anteriores películas de Larrain, Post Mortem y Tony Manero, un tipo de cine que me aburría y del que no podía entender tanto reconocimiento, pero ante esta nueva película no puedo hacer otra cosa que aplaudir y quitarme el sombrero.

Más fotos en la galería de fotos del 60 Festival de Cine de San Sebastián.
Y para terminar de redondear el día, terminamos volviendo a Lo Imposible, ya que en la gala de la noche, además de la proyección de la película, se entregó el premio Donostia 2012 a Ewan McGregor, quien volvió a agradecer el poder volver a visitar San Sebastián por cuarta vez y en esta ocasión para recibir un premio, que para el suponía un reconocimiento al esfuerzo y que significaba el primer regalo de celebración de sus 20 años de carrera que se cumplen este año.
Mañana tendremos dos crónicas, la del día de hoy, donde hemos podido ver las dos últimas películas a competición, El hipnotista y El Capital y la de mañana donde veremos El cuarteto. Si no podéis esperar hasta que lleguen las crónicas, podréis seguir todo lo que pase a través de las cuentas de twitter .@CINeol, @IBB219 y @charlyr2d2. Hasta entonces nos vemos en el cine.