Portada>Noticias>ZINEMALDIA 2012. Día 4. Trueba, Cantet y una auténtica joya.

ZINEMALDIA 2012. Día 4. Trueba, Cantet y una auténtica joya.

user avatar
Carlos Fernández, 25/09/2012
Poco a poco nos acercamos a la mitad del festival y el cansancio empieza a aparecer en algunas sesiones los parpados pesan toneladas y la cafeína y las bebidas energéticas se están convirtiendo en nuestros mejores aliados.
Hoy antes del repaso a lo ocurrido en la sección oficial de ayer, me gustaría repasar tres películas, que se han proyectado en las secciones paralelas y de las que se han hablado mucho durante estos primeros días de festival.
La primera de ellas, es la que peor recepción ha tenido de las tres. Après Mai llegaba a Donostia después de haber ganado en el pasado festival de Venecia el premio al mejor guión para Olivier Assayas. En esta película, el director francés, cuenta cómo vivió la juventud gala los meses después de la revolución cultural de mayo del 68. Assayas confesó, en la presentación de la película, sentirse más nervioso que de costumbre cuando presenta esta película, que compite por el premio del público en la sección Zabaltegui perlas, ya que se trata de su film más personal y en el que se encuentran varios elementos autobiográficos.

Es curioso que la cinta recibiese el premio al mejor guión, cuando para mí es el mayor lastre de la película, un texto con demasiadas ramificaciones y tramas secundarias que ralentizan la trama y que hacen perder el interés en la historia del personaje principal. Además el desarrollo de la trama recorre lugares comunes, hippies, jóvenes con padres adinerados que quieren ser artistas y elementos vistos mil veces.
El buen hacer de Assayas tras las cámaras es innegable, y los actores cumplen correctamente y toda la recreación histórica del período que nos narran es excelente, pero el lastre del guión le resta muchos puntos al film, como quedó demostrado en la votación del publico donde recibió un 5,4/10 lo que la coloca en la última posición de las candidatas al premio.
En el lado contrario y también dentro de la sección Zabaltegui perlas hemos podido disfrutar de Las sesiones, una cinta triunfadora en Sundance, que nos cuenta la historia de un hombre, que tras sufrir la polio, queda postrado en la cama. Ante la llegada de su posible muerte decide perder la virginidad.

Ya estoy viendo que las críticas negativas de la película van a ir por donde iban las de Intocable, es decir, la tacharán de película fácil, sin valor cinematográfico y todas esas pataletas de criticas gafapastas, que lo único que demuestran es que muchas de las veces los que realmente tienen razón son las personas que pagan las entradas.
La cinta consigue emocionar y entretener a partes iguales, todo gracias a un guión que combina de forma homogénea el drama y la comedia, logrando momentos realmente divertidos. Además en ningún momento busca la lagrima fácil o emocionarnos sacándose el as de la manga, simplemente deja que lentamente el espectador se encariñe de los personajes.
A todo lo comentado anteriormente se le suma un reparto de autentico lujo encabezado por John Hawkes, del que poco se podemos dudar de su capacidad interpretativa, acompañado por Helen Hunt, en un papel que huele a premio si a la academia no le diese tanto pudor los desnudos y William H. Macy interpretando a un cura que tiene los mejores momentos cómicos de la cinta, y que se convierte en uno de esos personajes secundarios que estás deseando que salgan cuando no aparece en pantalla.
El film terminó su proyección con todo el teatro en pie aplaudiendo, y una nota de 9,02/10 en el premio del público, lo que la colocan como virtual ganadora, y más viendo las películas que faltan por proyectarse.

Cada vez es más habitual que las películas de animación aparezcan en los festivales de cine, y Donostia no iba a ser menos, en la sección Nuevos directores pudimos disfrutar de Le jour des corneilles. Una fabula animada sobre el amor y la naturaleza. Con un parecido a las creaciones del estudio Ghibli en el diseño de algunos personajes y en el desarrollo de la historia, pero sin perder el estilo de dibujo más europeo.
Es una alegría poder disfrutar de vez en cuando de películas de animación tradicional, dibujadas a mano y si encima tienen el acabado de esta entonces el placer ya es redondo. El director presente en la sala pudo recibir el aplauso que se le dió a la película durante los créditos de la misma.
Ya en la sección oficial pudimos disfrutar de dos películas, que como el día anterior nos dieron una de cal y otra de arena.
En la parte positiva (no sé si es la cal o la arena) pudimos ver El Artista y la modelo de Fernando Trueba, una película en un precioso blanco y negro que gira en torno al arte, la creación, la vejez y la mujer. Después de los palos de la crítica recibidos por El Baile de la Victoria, Trueba vuelve a San Sebastián, esta vez por la puerta grande, la cinta que ya ha recibido buenas críticas tras sus pases de prensa y para optar a la nominación a los Goya cumple las expectativas.

Más fotos en la galería de fotos del 60 Festival de Cine de San Sebastián.
La película, dedicada a su hermano escultor fallecido, y ambientada en 1943, en la Francia ocupada, cuenta la historia de un viejo escultor, desilusionado de la vida y de la especie humana, que recupera las ganas por volver a esculpir la belleza cuando una joven española, llega a refugiarse en su casa. Para ello Trueba intenta parar el tiempo, deteniéndose mucho en todos los detalles que conlleva la creación de una obra de arte, y apoyándose en unos actores que al igual que el protagonista han esculpido sus personajes para decir muchas más cosas con la mirada y sus gestos que con las palabras.
Mención especial merece la “critica” que el director realiza a la sociedad actual, en el que las personas no se paran lo suficiente para observar todo lo que le rodea y que tiene como protagonista una pequeña pintura de Rembrant.
Aunque le falte un poco para ser sobresaliente, la película ha reconciliado a la critica con Trueba, ahora solo falta ver si el publico acompañará cuando la cinta llegue a las salas este viernes, de momento de San Sebastián se va entre aplausos.
No se recibió tan bien a la nueva película de Laurent Cantet, Foxfire. Una cinta que gira en torno a un grupo de chicas que deciden crear una sociedad secreta para protegerse entre ellas.

El film ambientado en Estados Unidos en los años 50 y rodado, como es normal en inglés supone un cambio bastante grande en la forma de rodar del director francés, si en La Clase, la cámara en mano y un montaje más rápido daban un estilo más actual a la cinta, en este caso Cantet, como un camaleón, se adapta al medio y rueda una historia de forma muy clásica, con mucho estilizada, pero por lastima completamente vacía.

A pesar del buen hacer tras las cámaras de Cantet y del joven reparto femenino, no sería descabellado un premio a la actriz principal, la película en ningún momento alza el vuelo, si bien durante una parte importante del metraje consigue no aburrir, sí que es cierto que al final se acaba haciendo demasiado larga. La proyección ha acabado con tímidos aplausos.
Y esto ha sido todo el repaso por hoy, os recordamos que podéis seguirnos en los canales de twitter @CINeol, @IBB219 y @charlyr2d2.
Mañana repasaremos las tres nuevas películas que han entrado hoy a concurso, Volver a nacer de Sergio Castellitto con Penélope Cruz, El atentado y The dead and the living y ya os adelantamos que una de ellas huele a premio. Hasta entonces nos vemos en los cines.