Portada>Noticias>ZINEMALDIA 2010. Día 6. Luces y sombras en la sección oficial

ZINEMALDIA 2010. Día 6. Luces y sombras en la sección oficial

user avatar
Carlos Fernández, 23/09/2010
Llegados a este punto del festival, uno ya se encuentra contando las películas que quedan para llegar al final, aquellas que pueden todavía sorprender y aportar algo que les haga merecedoras de algún premio. Llega el momento de empezar a valorar, de hacer listados de buenas y malas películas, y sobre todo llega el momento de empezar a escuchar los comentarios de la gente de la calle, para intentar rescatar las películas que mejor se están recibiendo antes de que dejen de proyectarse y desaparezcan en el complejo mundo de la distribución cinematográfica.

Y basándonos en esos comentarios, durante estos dos días hemos podido ver dos películas que están recibiendo una valoración más que aceptable entre el público. Curiosamente, las dos pertenecen a la sección ZABALTEGUI-NUEVOS DIRECTORES, una sección que este año esta salvando los muebles del festival, ofreciendo productos de más calidad, más frescos e innovadores que los que se nos muestran en la sección oficial.
La primera de estas películas es Shelter, una cinta que cuenta cómo Rado, de 12 años, hijo del entrenador de waterpolo Stoychev, se ha hecho casi punk. Stoychev cree que ha sido un buen padre y no entiende que su hijo quiera marcharse de casa con los primeros punkies que ha conocido en la calle. A primera vista, la película es una más que nos muestran el 'no-future' de la juventud, algo que ya vimos en la sección oficial con Neds, y que nos trasladará a los barrios marginales de la ciudad para ver la bajada a los infiernos del niño y el intento de ser salvado por su padre.
Pero nada más lejos de la realidad. Shelter innova en un terreno bastante manido y habla de las diferencias generacionales, de los problemas de comunicación, de la anarquía, la democracia, el deporte, la economía y lo hace metiendo a cinco personajes completamente distintos en un piso durante gran parte del metraje. La película, construida a través de grandes largos planos secuencia cargados de diálogos y escenas paralelas en distintas habitaciones de la casa, cuenta con un guión sólido, lleno de momentos cómicos, surrealistas y con diálogos rápidos que otorgan a la película un ritmo muy bueno y que no decae en ningún momento. El filme fue recibido entre aplausos por el público asistente a la sala.

En Principles of Life, Velicanu se considera un hombre realizado. Tiene dinero, una casa nueva, está casado por segunda vez con una mujer joven con quien tiene un bebé, y tiene otro hijo de su primer matrimonio. Llegan las vacaciones y él debe dejar sus negocios en orden antes de partir. Sin embargo, las cosas se complican. La crisis a la que se enfrenta al final del día le hará replantearse si realmente se siente tan feliz y realizado como creía.
Constantin Popescu relata la historia de un personaje de clase media que piensa tenerlo todo controlado, pero que a pesar de las apariencias se encuentra muy lejos de hallar la felicidad absoluta. La cinta se desarrolla ante nosotros sin que en apariencia pase nada trascendente que merezca la pena ser contado, pero Popescu juega con esta baza para, a medida que avanza la película, introducir en el espectador la duda y la angustia de que algo no funciona bien. Gracias a este perfecto manejo de los tiempos y de la estructura de la película, consigue que la escena final sea realmente potente para el espectador. Como en la anterior película, se han escuchados numerosos aplausos al empezar a aparecer los títulos de crédito.
Y llegamos al repaso de las películas a concurso en el día de hoy, el cual ha estado marcado por el diferente recibimiento de ambos filmes. Vamos a empezar por la segunda, que ha provocado una espantada general durante su proyección matinal, hecho que es más que probable que se haya repetido durante la tarde. Naomi Kawase, directora de culto por películas como El Bosque del Luto y quizás el nombre más esperado por los cinéfilos del festival, ha presentado Genpin. Se trata de un documental que gira en torno al tocólogo Tadashi Yoshimura, quien reflexiona sobre la relación entre el alumbramiento y la muerte, y observa, más como ser humano que como médico, que negar la muerte es negar la vida. Con el fluir de las estaciones japonesas, Naomi Kawase entra en el círculo de las mujeres que van a dar a luz en la Clínica Yoshimura y en el mundo del Dr. Yoshimura, que lleva 40 años dedicado al campo del alumbramiento natural.
La película funciona muy bien como somnífero, y más cuando el cansancio después de seis días de festival empieza a hacer aparición. Es una cinta aburrida, con algún momento emotivo, pero que no compensan la hora y 40 minutos que dura el documental, y durante la cual el goteo de gente que ha ido abandonando la sala ha sido continuo. Al final de la proyección, indiferencia, tímidos aplausos y algún silbido. Kawase ha decepcionado a la crítica, que la esperaba como agua de mayo para resucitar la sección oficial, pero ha tenido que ser un mallorquín el que se ha plantado como claro candidato a la concha de oro.

Agustí Villaronga ha presentado la primera película a competición del día, tercera española en aparecer en el festival. Pan Negro es una historia de secretos y engaños. Durante la posguerra Andreu, un niño que pertenece al bando de los perdedores, encuentra un día en el bosque los cadáveres de un hombre y su hijo. Las autoridades quieren cargar el muerto a su padre, pero él, para ayudarle, intenta averiguar quién los mató. Lo que descubra le hará cambiar su percepción del mundo adulto.
La novela homónima de Emili Teixidor se convierte en un guión sólido donde nos adentramos en las miserias del ser humano, retratando a los personajes con sus dos caras: los buenos tienen un pasado que esconder y los malos una razón de serlo. Villaronga se mueve como pez en el agua entre estos personajes, desarrollándolos a través de sus secretos y sus mentiras, lo que provoca en el espectador no saber hasta qué punto hay malos y buenos en esta historia. El trabajo del mallorquín tras las cámaras es realmente destacable, y ya en la primera escena de la película comprobamos su buen hacer y su capacidad para crear ambientes cargados de tensión. Todo el apartado técnico de la película es magnífico, sobre todo la excelente fotografía y la cuidadísima ambientación.
La cinta está recibiendo muy buenas críticas, y a medida que pasa el tiempo suena con más fuerza como favorita. Además, fue recibida con una gran ovación al finalizar la proyección. Habrá que esperar dos días más para ver si puede alzarse con el galardón o aparece una dura competidora.

Antes de repasar los primeros premios que se han otorgado en el festival, me gustaría hacer un pequeño apunte sobre una película que no debéis dejar escapar en cuanto tengáis la oportunidad de verla. Se trata de La Noche que no Acaba, el retorno de Isaki Lacuesta al documental tras su paso por la ficción con Los Condenados, que se alzó con el premio FIPRESCI el año pasado en este mismo certamen. El documental, basado en el libro Marcos Ordoñez Beberse la vida: Ava Gardner, relata las vivencias de la actriz en España. Para ello se vale de testimonios, alguno de ellos realmente geniales, material de archivo inédito y sobre todo de las propias películas de Ava Gardner, para mediante un proceso de montaje excelente conseguir que sea la propia Ava, con los diálogos de sus películas, la que ayude a avanzar la historia.
Es de esos filmes que es mejor ver sin saber mucho de él, para que todo lo que va apareciendo en pantalla nos sorprenda, nos haga reír, nos emocione y nos divierta, lo mismo que se divertía Ava en la noche madrileña. Durante el coloquio posterior, Isaki comentó que la película había supuesto un largo proceso de visualizar material, escribir guión y sobre todo casi un año de montaje, el cual fue cambiando el guión establecido y se fue creando el verdadero tono que finalmente iba a tener el documental. Muchos aplausos al final de la película y en momentos puntuales, con las aportaciones y testimonios de personajes que conocieron a Ava durante su estancia en España.
Los primeros premios en entregarse fueron los de Cine en Construcción, una iniciativa que llega ya a su 14ª edición. A estos premios sólo pueden optar películas sudamericanas que, por problemas de liquidez, no han podido ser terminadas. Se hace una selección de las que quieren participar y dos jurados (una vez desaparecido el premio de TVE que se había entregado durante años anteriores) entregan los diferentes galardones:
- Premio de la Industria. Las empresas Estudios Exa, Kodak (División de Cine Profesional), Mediapro, Molinare Madrid, No Problem Sonido, Technicolor Entertainment Services Spain y Titra Film asumirán la postproducción pendiente de una película hasta la copia en 35mm subtitulada en inglés. Ha recaído en la película mexicana Entre la noche y el día, de Bernardo Arellano, que cuenta la historia de Francisco, un hombre autista, solo e ignorado que encuentra una rata y la convierte en su mascota. La familia la descubre y lo echan. Se va a vivir con su hermana a un poblado lejano, pero también es rechazado. Se escapa al bosque, la belleza de la naturaleza lo sorprende, pero se cae y se percata que la naturaleza puede ser inhospitalaria. Un viejo le salva y le cura. Descubre una nueva forma de vida en el bosque silencioso.

- Premio de la Casa de América. Ayuda a la Post-Producción del Cine Latinoamericano dotado con 10.000 euros (brutos). Ha ido a parar a la película mexicana Asalto al cine de Iría Gómez Concheiro, que cuenta la historia de cuatro adolescentes: Negus, Chale, Sapo y Chata. Son amigos desde niños, viven en una unidad habitacional de la colonia Guerrero, y su adolescencia transcurre en la necesidad de ocupar su tiempo. Así empiezan a jugar con la idea de asaltar un cine. Cada uno en función de sus conflictos, encuentra motivaciones para llevarlo a cabo. La aventura los obliga a enfrentarse con sus vidas y pone en riesgo lo único que tienen: la amistad.
Hoy veremos dos nuevas películas a competición, y esperaremos a que sigan apareciendo buenas películas que comentar en las secciones paralelas. En unas horas tendréis más información, hasta entonces nos vemos en los cines.