Portada>Noticias>Rueda de prensa de Mentiras y gordas

Rueda de prensa de Mentiras y gordas

user avatar
Evelio Barbero, 23/03/2009
Tras una breve presentación por parte de Gerardo Herrero, productor de la cinta, se pasó a una rueda de prensa relajada y distendida, presidida por el buen humor y la complicidad creada por el televisivo reparto. Antes del turno de preguntas, Alfonso Albacete, la mitad del tándem habitual en labores de guión y dirección que forma junto a David Menkes, quiso hacer una pequeña introducción para hablarnos de la película.
(Pincha en las imágenes para verlas más grandes)

Alfonso Albacete: Ante todo, gracias por esta convocatoria. Han sido cuatro años duros para intentar sacar adelante esta película, y gracias también a los actores que han estado con nosotros desde el principio como Ana de Armas o Hugo Silva que han estado estos cuatro años apoyándola. Conocimos a Ana cuando tenía diecisiete años, que acababa de llegar aquí a Madrid para presentar una película de Gutiérrez Aragón, y nos encantó, nos arrebató y sigue con nosotros en el proyecto, y otros que se han ido incorporando más tarde como Ana Polvorosa, que ha estado con nosotros también bastantes años. Las parejas que le poníamos se iban quedando mayores y les teníamos que ir sustituyendo. Y bueno, Mario Casas, Yon González, Miriam Giovanelli, Maxi Iglesias y Esmeralda Moyá, que han sido incorporaciones de este último año, pero que estamos muy contentos con este reparto. Necesitábamos buenos actores, y si además son estrella mediáticas, pues qué bien sobre todo para el cine, para que la gente se sienta atraída y vaya a las salas.
(Pincha en las imágenes para verlas más grandes)

- Sabéis que la película va a levantar polémica. Sabéis que ya ha habido ciertas reacciones incluso por parte de jóvenes. ¿Cómo vais a afrontar las críticas? ¿Estáis preparados?
Ana de Armas: Creo que estamos preparados y lo sabemos desde el momento en que leímos el guión y aceptamos. No es sorpresa para nosotros la película, así que las críticas o los halagos son consecuencia del trabajo que hemos hecho. Estamos preparados.
Maxi Iglesias: Yo no estoy preparado (risas). Soy el más pequeño y principalmente no estoy preparado por mi abuelo, mis tíos… (risas). Yo creo que la gente de nuestra edad no creo que la critiquen porque es lo que viven ellos, pero sí que te preocupa siempre que haces algo sobre todo de este calibre, que lo están viendo en los trailers, y estoy preocupado porque mi abuelo, mucho de fiesta no sale (risas) y mis tíos tampoco. Un poquito sí estoy preocupado, pero por la gente de mediana edad no creo que haya mucho problema, porque si no les ha pasado a ellos, saben de gente que lo conoce o que lo ha vivido.
Miriam Giovanelli: Creo que no hay que cometer el error de pensar que es una película que habla sobre la juventud. Es una película que habla de una serie de personajes y lo que le pasa a estos personajes. No creo que haya que comparar, no debe cundir el pánico. Evidentemente, hay que sale y se droga y hay gente que no. A los dieciocho, a los quince y a los cuarenta. Creo que la crítica será más de a quién le guste y a quién no, pero no del problema que haya con la juventud. Yo creo que no hay ningún problema. Aquí cada uno hace lo que quiere y esto es una película de estos personajes, no es una reflexión sobre la juventud actual.
Ana Polvorosa: Yo pienso que sobre todo el tema de drogas y sexo se debe quedar como un asunto secundario. Sobre todo habla de sentimientos y de relaciones entre las personas. Hay mucha gente que se pueda sentir identificada y habrá gente que no, pero pienso que principalmente habla de sentimientos. ¿Qué si estoy preparada? Por supuesto que sí, lo he hecho para eso.
Mario Casas: ¿Y qué nos van a hacer? (Carcajada general)

(Pincha en las imágenes para verlas más grandes)

- Quería preguntar a los directores, por qué Alicante, por qué la ciudad de la luz, y qué ha supuesto rodar ahí.
David Menkes: La verdad es que cuando entró Gerardo Herrero (productor) en el proyecto nos propuso rodar en Alicante, y a nosotros la idea de poder rodar la película en unos estudios como la ciudad de la luz, nos parecía un lujo. Hemos podido diseñar las arquitecturas de los interiores, todos los colores. Hemos hecho un trabajo muy riguroso y para nosotros ha sido un lujo. La película podía transcurrir en Alicante o en cualquier ciudad española o europea. El tema que trata no es de Alicante, es universal. Pero sí es verdad que rodar en Alicante ha sido un verdadero lujo por poder rodar prácticamente el 75% en decorado.
Alfonso Albacete: Y además, tener allí en Alicante los estudios, que son increíbles, y tener a un director de fotografía como Alfredo Mayo, también ha sido importantísimo porque hemos podido utilizar telex al rodar en estudio, para desenfocar los fondos, para darles un color determinado, para resaltar la figura de los protagonistas. Aislarlos de esos fondos que es lo que queríamos hacer con la película, que era meternos en los personajes, en sus sentimientos, y que lo demás fuera un paisaje. Todo eso está gracias a la ciudad de la luz y Alfredo Mayo.

(Pincha en las imágenes para verlas más grandes)

- Antes han dicho que no es una película de sexo drogas y juventud, me gustaría que los directores o Hugo Silva explicarán de qué es.
Ana Polvorosa: No hemos dicho eso, he dicho que hay que dejarlo de secundario. Por supuesto que habla de eso, pero hay que quedarse con los sentimientos de las personas y con las relaciones entre ellos y lo que están viviendo. Habrá gente que se pueda sentir relacionada y habrá gente que no.
Hugo Silva: Una de las cosas que creo que plantea la película, o yo la leo así, es qué pasa si tú, para poder sobrevivir, necesitas crear una mentira y creértela y basar tu vida en esa mentira. Creo que eso es en lo que profundiza la película. El marco es un marco joven, un marco de fiesta y está ahí, existe, claro que existe, pero como dicen mis compañeros, no creo que refleje a toda la juventud. No creo que toda la juventud salga, no creo que toda la juventud se vaya a la montaña el fin de semana tampoco. Hay de todo como en todos los sitios y como en todas las edades.
(Pincha en las imágenes para verlas más grandes)

- Con Más que amor, frenesí, se os criticó por la escena aquella de la ducha en la que no había preservativo. Esta vez la escena de Hugo Silva y Ana de Armas tampoco lo hay, y tampoco en la escena de Mario…
Alfonso Albacete: Nosotros sí estamos a favor del uso del preservativo (risas). No somos como el Papa ahora en África que acaba de decir lo contrario. Estamos totalmente a favor del uso del preservativo. Lo que pasa es que tampoco es una película didáctica, es decir, podría ser que una marca de preservativos patrocinará la película y entonces enseñáramos a ponerlos y tal (risas), pero no. Esta película muestra a unos jóvenes viviendo al límite, teniendo unas relaciones muy determinadas, y yo creo que lo interesante más que el uso o no del preservativo, es el como cada uno asume su sexualidad. En la película, vemos como hay jóvenes que todavía no asumen su sexualidad, que les cuesta y que se mienten a sí mismos, y creemos que aunque nos están vendiendo la historia de que ahora todos con la igualdad de derechos y las bodas homosexuales está todo solucionado y yo creo que no. Basta con irse a un instituto o irse a un pueblo de provincias para ver que hay gente que tiene problemas con su sexualidad porque no le aceptan. Esta película no habla especialmente de eso, pero sí hay personajes que se plantean su sexualidad y tienen una carga dada por la religión católica y todo esto que está todavía el sentimiento de culpa encima.
Yon González: Yo quería decir que a mí me parece estupendo que en la película no aparezca ningún condón y que se metan droga hasta morir. Me parece estupendo porque es una realidad y cada vez mayor el hecho de que la gente consuma drogas y cada vez a menor edad, y gente que practica sexo sin condón y así se pegan las enfermedades que se pegan. Me parece estupendo que no se pongan preservativo y que se vea todo eso para que la gente por lo menos, cuando llegue a su casa o cuando salga del cine, reflexione sobre una realidad que existe, que mucha gente muere todos los años y todos los fines de semana a consecuencia de las drogas, y todos los fines de semana, la gente se contagia de sida y otras enfermedades por no utilizar el preservativo.

- ¿Habéis pensado si la gente con sobrepeso puede sentirse ofendida o ridiculizada?
M . Giovanelli: Yo creo que el principal problema de Paz (su personaje) no es el sobrepeso, sino la falta de autoestima, que también la tienen las chicas delgadas. Creo que hay chicas muy felices que son más gorditas, y que hay chicas que son infelices y son monísimas y que no entiendes porqué les pasa lo que les pasa. No creo que se pueda sentir nadie ofendido porque además yo creo que Paz acaba guay (risas). Yo creo que Paz es de los personajes mejor parados, lo digo en serio, y es una tía que vive una realidad, su problema es de autoestima. No, no lo creo. Espero que no.
- Hay muchas escenas subiditas de tono. ¿Cómo ha sido hacer esas escenas? ¿Os ha costado? ¿A ti por ejemplo Yon, te ha costado besar a Mario?
(Gesto de Mario Casas como diciendo “a quién le puede costar besarme” y nuevas risas)
Y. González: No, la verdad que no. Mario y yo somos amiguetes de antes de hacer esta película, y tenemos mucha amistad y complicidad y es mirarnos y decir: a tomar por culo (risas).
Mario Casas: Hombre, hay un buen rollo y tampoco vas a darle mil vueltas. Es un beso y nada más. Yo en las secuencias de sexo si me como la cabeza porque es más complicado y es normal pero yo me ponía un calcetín en el nabo y p’alante (carcajada general). El cine español ya es de por sí bastante explícito y lo bueno es que somos compañeros al que me ha tocado besar y es un besillo de nada, pero no sé. Es concentración (risas).

- Mario, creo que has hecho un buen trabajo y me gustaría saber como te curraste el personaje, porque la verdad, es que cuela bastante.
M. Casas: No se. Cuando hablé con los directores, ellos buscaban ya no un chaval homosexual, sino un chaval sensible, un chaval natural y un chaval de hoy en día. Después, las secuencias de sexo y demás ya venían escritas, así que me lo tomé muy natural. Después ya, el tema de las drogas y todo el subidón que me da, pues también de verlo por ahí y ver fiestas, y ver a la gente, ver amigos…
- El personaje que hace Asier (Etxeandía), en la vida real seguro que existe, pero deja una sensación muy cinematográfica. ¿Está inspirado en alguien?
Alfonso Albacete: Es cierto que toda la parte de Asier empieza con todo el final que es un final operístico. Casi necesitábamos un personaje que fuera una especie de gurú que maneje los hilos. Entonces era más cinematográfico que real. Ahí hemos tomado esa deferencia. ¿Si hay inspiración de personajes que existen? La hay. Hay personajes que todos conocemos que pueden llevar ese look y esas historias, pero no significa que se dediquen a eso. También había una parte de toda esa reunión de gente que iba también por la parte religiosa. Queríamos hacer como una última cena con Cristo, que es como se llama el personaje, y todos los apóstoles alrededor, y que estuviera como por encima de estos chavales muy jóvenes que se mueven en la noche y que son reales, y lo otro fuera una cosa como desde arriba, visto como algo ficticio, como el que mueve los hilos, y te tomas la licencia de verlo así, como algo operístico.
H. Silva: Yo quería destacar de verdad el trabajo de mis compañeros porque ha sido una entrega brutal y de una valentía increíble. De corazón. He visto la película y lo habéis dado todo.
Alfonso Albacete: Es curioso que nos digan ahora que es un casting muy mediático, pero realmente lo que está claro, es que son muy buenos actores. David (Menkes) y yo hemos trabajado con los mejores actores y actrices que hay en este país, como Emma Suárez, Carmen Maura, Verónica Forqué, etc, y puedo decir que hay ahora una camada de actores jóvenes, que es cierto que están haciendo televisión y es ahí donde ahora mismo está el talento y hemos elegido a los mejores que lo han dado todo como dice Hugo. Han sido muy valientes y estamos muy contentos porque cada uno con su personaje, no tiene nada que ver con lo que es en su vida. Y si nos ponemos a sacar punta en plan “¿os ibais de fiesta y había buen rollito y tal?”, no. La verdad es que ni nos íbamos de fiesta ni nada. Estaban trabajando todos en series. Iban, venían a toda velocidad y es verdad que son super profesionales y cada uno trabajando como debe ser. Actores de cine de verdad que es lo que son.

Y con este homenaje del director hacia sus actores, se dio por concluida una rueda de prensa presidida en todo momento por las risas cómplices del conjuntado reparto.