Portada>Noticias>Primeros tres minutos de 'Cruce de Caminos'

Primeros tres minutos de 'Cruce de Caminos'

user avatar
Alberto Lechuga, 12/04/2013
Desde que se estrenara el pasado septiembre en el TIFF (Toronto International Film Festival) Cruce de caminos (2012) (aka 'The Place Beyond the Pines') no hace más que cosechar elogios y arremolinar un cierto hype que se apresura a encumbrar a Derek Cianfrance como nuevo gran narrador americano en la estela de Paul Thomas Anderson o James Gray.
Directo desde el Facebook de la película y retándonos a no proclamar "¡parece Drive 2!" nos llegan ahora los tres primeros minutos de la nueva obra de Cianfrance, que lo vuelve a unir a Ryan Gosling. Se trata de un potente plano secuencia con el que se abre la película y que ya deja al descubierto varias cosas: el intenso aspecto visual marca de Sean Bobbitt (Shame, Hunger), un crudo ambiente americano que podría haber salido del imaginario del Bruce Springsteen más oscuro y que Gosling sigue siendo el heredero directo de lo cool. Pincha en la espalda de la chaqueta roja para adentrarte en un lugar más allá de los pinos:

Cuenta el director de Blue Valentine en una entrevista para The Playlist que poco antes de ser padre por segunda vez se encontró reflexionando sobre el impacto de los pecados de los padres en su descendencia y que de ahí surgió la semilla para esta épica historia americana sobre el peso del legado y la violencia como punto de no retorno ("la violencia reverbera sin haber marcha atrás desde ella"). Así las cosas, Ryan Gosling será Luke, un motorista que se gana la vida haciendo acrobacias con su moto, tal y como ya podemos ver en la escena de apertura. Sin embargo, al descubrir que ha sido padre de un niño (interpretado por Anthony Pizza, información totalmente irrelevante dado que es un bebé en su primer papel, pero eh, ¡el apellido Pizza existe!), verá que este medio es insuficiente para mantener a una criatura, así que, desesperado, decidirá utilizar sus habilidades para cometer un crimen. Este incidente hará que en su camino se interponga Avery Cross (Bradley Cooper), un jóven y ambicioso policía dentro de un departamento corrupto. La colisión entre ambos tendrá funestas consecuencias tanto para ellos como sus famílias.
A Gosling y Cooper se les unen Eva Mendes como Romina, la madre del niño Pizza en cuestión, y secundarios habituales como Ray Liotta, Bruce Greenwood o el australiano Ben Mendelsohn.
Este ambicioso drama con estructura a tres bandas (disposición que Cianfrance confiesa producto de su admiración por el Napoleón (1927) de Abel Gance, casi nada) nos llegará el próximo 10 de mayo. Veremos si el hype se queda en éso o se materializa en alegría cinéfila. Mientras, vista la escena inicial, una cosa está clara: Ryan Gosling parece empeñado en crear él solito a todos los iconos motorizados del cine de nuevo siglo.
@AlbertoLechugaG