Portada>Noticias>Especial OSCARS 2011: Mejor Documental

Especial OSCARS 2011: Mejor Documental

user avatar
José Hernández, 14/02/2011
[size=5]MEJOR DOCUMENTAL[/size]
Los nominados en esta categoría se eligen en dos fases. Primero un comité de expertos hace una criba entre los documentales a competición hasta dejar quince seleccionados. De ahí se eligen los cinco nominados, con la peculiaridad de que solo pueden votar los que certifiquen haberlos visto todos. De igual forma, para votar al ganador también hay que ver todos los filmes candidatos. Esto hace que el factor popularidad, tan importante en otras categorías, no importe tanto en esta. Antes solía haber una regla no escrita, y es que el documental sobre el Holocausto siempre ganaba. En la actualidad esta fiebre ya ha pasado, pero se puede replantear como ‘el documental con un Tema Importante® siempre gana’. Otros factores ayudan: la reputación del director, los sucesos socioculturales del momento, etc. Y sobre todo, que llegue al corazoncito del votante. Este año tenemos dos películas sobre el medio ambiente, una sobre la crisis económica, otra sobre la guerra de Afganistán y una última, que quizás sea la favorita o quizás la que menos posibilidades tenga, sobre el arte callejero y la falsedad.

EXIT THROUGH THE GIFT SHOP
Banksy es posiblemente el más popular de los cinco nominados, y sin embargo, es el único que nadie conoce. La identidad de este artista callejero, ahora metido a director de documentales, se mantiene en el más estricto anonimato, fiel reflejo de su arte de guerrilla que aparece en las calles de la nada para despertar conciencias y hacer que nos replanteemos la sociedad en la que vivimos. Y de eso trata también el documental, que comienza siendo un mero reflejo de la historia de los graffiteros y demás miembros de la subcultura del street art, y evoluciona hasta algo mucho más complejo, juguetón y divertido: una ácida mirada a la cultura como producto comercial, al ‘borreguismo’ del público y de los medios y a la naturaleza del arte. Y todo a través de la historia, quizás real, quizás un montaje, de un francés entusiasta que acaba convertido en un egomaníaco con tantas ínfulas como escaso talento. Precisamente este juego metalingüístico es uno de los elementos que le han valido la aclamación unánime de crítica y público, y posiblemente el que le ha conseguido traer hasta aquí aunque sea el mismo motivo por el que nadie daba un duro por ella (al fin y al cabo, los que votan esta categoría no suelen ser nada arriesgados en cuestiones formales, más bien al contrario). Y por eso mismo, es la gran incógnita de la categoría. Si su ambigüedad y su carácter divertido son los que le han traído hasta aquí, estamos hablando de la favorita para la victoria; en cambio, si ha llegado gracias a un pequeño reducto de entusiastas y a la tolerancia del resto, no tiene ninguna posibilidad. Que se haya llevado el mayor número de galardones de la crítica de entre las nominadas, dada su naturaleza, no significa absolutamente nada.
A FAVOR: Su juego entre realidad y ficción, su acidez y ambigüedad, su mensaje sobre lo crédulos y fácilmente influenciables que somos, y que es la más divertida de las nominadas. El misterio sobre quién aceptará el galardón y si montará un numerito.
EN CONTRA: Básicamente lo mismo. Si ya muchos quieren discutirle los méritos porque puede ser un engaño, un falso documental con apariencia de realidad, entre los documentalistas eso puede ser visto hasta como una afrenta hacia trabajos más serios. Además, ¿y si Banksy encima no va a recoger el premio? O peor aún, ¿y si va y monta un numerito?

Ganador: Chicago, Online Film Critics, Kansas, Washington, Toronto, Nueva York Online, Oklahoma, Ohio, San Diego, Austin, Indiana, Toronto*.
Finalista: Critics’ Choice, Independent Spirit, NSFC, ACE, BIFA, Los Angeles, Southeastern, Dallas, Las Vegas, Utah, BAFTA*, Chicago*, Londres*, Ohio*, Indiana*.
(en otras categorías)

[size=3]GASLAND

Hablar de este documental es hablar de Josh Fox, su director. Fox es un cineasta relativamente novato de Delaware que un día recibió una oferta de una compañía energética: un suculento contrato para que la compañía pudiese perforar en su terreno en busca de gas. Pero lo de a caballo regalado no iba con Fox, por lo que comenzó a investigar si realmente eso le convenía. Armado con una cámara, comenzó a recopilar datos sobre el proceso de fracturación del terreno que utilizan las compañías y a hablar con personas que sí que habían firmado el contrato. Y acabó recorriéndose todo el país, hablando con cientos de personas, entrevistando a expertos e incluso llegando a ser recibido por los popes de la industria del gas. El resultado es un documental que combina una extensa información sobre la forma en la que estas compañías se despreocupan de los efectos nocivos que su proceso tiene sobre el medio ambiente (contaminación del agua y del aire, residuos no reciclables, etc.), con historias personales sobre cómo esto afecta a la salud de los que tienen que vivir con ello, y además con su propia historia personal, la de un tipo que se armó de una cámara y mucha fuerza de voluntad para defender la tierra en la que se crió. Por supuesto, su obra no ha sentado nada bien en la industria, que ha intentado derribarle con ataques personales y profesionales desde que estrenó el filme con enorme éxito en Sundance.
A FAVOR: Medio ambiente, información e historias emotivas pueden ser una combinación ganadora. Además, la propia historia de superación de Fox es un gancho tremendo, y el hecho de que se esté enfrentando con éxito a la todopoderosa industria le añade puntos.
EN CONTRA: El documental puede hacerse repetitivo en su tramo central, y tiene algunos rasgos bastante amateurs. Además, si los lobbys del gas tienen alguna influencia en Hollywood, a buen seguro la van a emplear para que no voten por la película.

Ganador: Festival de Sundance (premio especial del jurado).
Finalista: WGA.

INSIDE JOB
Hace tres años, Charles Ferguson se quedó a milímetros de ganar un Oscar con La Guerra Sin Fin, un documental sobre Irak que partía como favorito y fue derrotado en la recta final por Taxi al Lado Oscuro. En esta ocasión puede que le ocurra lo mismo, ya que las características de su obra son las mismas. Tenemos un tema de rabiosa actualidad, la crisis económica, que por un lado pide a gritos que se haga un documental sobre él, y por otro da que pensar que para qué, si es un tema que llevamos dos años viendo en las noticias todos los días. También tenemos un estilo analítico intachable, que expone los datos de manera profunda, coherente, argumentada, completa y ordenada de forma que puede considerarse la obra definitiva sobre este tema. Pero por otro lado, también carece de historias personales que nos acerquen a los efectos concretos que está produciendo esta crisis sobre la población, lo que limita enormemente su impacto emocional. El resultado es una obra que todo el mundo puede admirar y que incluso se debería poner en los colegios, una obra educativa que lanza dardos envenenados a los responsables de esta crisis y plantea tesis inteligentes sobre cómo hemos llegado hasta aquí y qué errores deberíamos subsanar. Pero también está tan llena de datos (económicos, encima) y declaraciones de expertos que solo plantea una perspectiva macrosocial, cuando lo que más les gusta a los que votan esta categoría es lo micro. De ahí que la estremecedora historia de un torturado en Abu Ghraib ganase a su concienzudo examen sobre la invasión americana. Y de ahí que, si bien parte como favorita, es muy posible que se quede de nuevo con la miel en los labios.
A FAVOR: A Ferguson le deben un Oscar. Toca el tema más importante de la actualidad de manera certera, inteligente y en gran profundidad. Es difícil hacer un documental más completo sobre el tema. Además, al final dan ganas de partirle la cara a algunos de los entrevistados y banqueros, lo cual es una emoción…
EN CONTRA: …pero no la que buscan los votantes. Puede ser demasiado fría y analítica para ellos, más acostumbrados a historias cercanas y entrañables. Además, el tema es tan denso que hay tramos en los que se pueden perder con tanta jerga económica.

Ganador: WGA, NSFC, Nueva York, Southeastern.
Finalista: PGA, Critics’ Choice, NBR, Gotham, Satellite, ACE, Chicago, Online Film Critics, Boston, Washington, Las Vegas, Toronto, Ohio, San Diego, Phoenix.

RESTREPO
Pese a lo que pueda parecer, no es muy común que haya un documental bélico nominado. En los últimos diez años, apenas media docena de obras de este género han conseguido llegar hasta aquí, la mitad de ellas en 2007, año grande de la revisión de la invasión en Irak. El caso que nos ocupa viaja a una invasión que viene de antes y tiene visos de acabar incluso después: Afganistán. En concreto, el filme retrata a un pelotón de soldados destacados en la región más recóndita y hostil del país, el valle de Korangal, donde el año pasado se dispararon el 70% de las balas de la operación militar. Un lugar en donde se vive en condiciones paupérrimas, en lo alto de las montañas, sin apenas conexión con el exterior, y que recibe fuego enemigo todos los días. Todos. Como ocurre con otros nominados, la mayor fortaleza del filme puede ser también su mayor debilidad, dependiendo de cómo les pille a los votantes. Y es que la cinta es casi exclusivamente un retrato de la vida de estos soldados: sus sueños, sus miedos, sus complejos, la forma en la que esta misión les afecta durante y después de su servicio, su frustración al no ser capaces de terminar con todo de una vez ni ver el fin de la intervención… Y por el camino, apenas hay atisbos de análisis, crítica o contextualización sobre por qué están ahí, qué sentido tiene su intervención y qué resultados se pueden esperar a medio y largo plazo. Si Inside Job peca de ser demasiado macro, esta puede pecar de ser demasiado micro. Además, la distancia de objetividad que buscan los directores puede ser periodísticamente encomiable, pero también puede disminuir su impacto emocional, algo que debería ser su principal baza para ganar el Oscar.
A FAVOR: Es una historia humana ante todo. Además, por mucho que se critiquen hoy en día las intervenciones militares en esa zona, incluso por parte de los americanos, ellos siguen viendo a los soldados como personas heroicas que merecen homenajes: los culpables, en todo caso, no son ellos. Esa buena voluntad les puede llevar a premiarles con un Oscar.
EN CONTRA: Hasta el momento, los documentales bélicos que han ganado no han sido precisamente los que glorificaban al ejército, más bien todo lo contrario. Además, los soldados retratados tampoco tienen momentos de profunda revelación como para despertar lagrimones, ni el documental busca analizar nada más allá d su situación concreta.

Ganadora: Festival de Sundance, Satellite, Houston, Phoenix, NBR*.
Finalista: Critics’ Choice, Independent Spirit, NBR, Chicago, Dallas, Online Film Critics, St. Louis, Washington.

WASTE LAND
El más desconocido de los cinco finalistas. Pese a pasar con éxito por varios festivales, lo cierto es que apenas se ha hablado de ella durante el año ni ha tenido un estreno en salas reseñable. No es que eso importe en esta categoría, dado que hay que ver todas las nominadas para votar, pero extrañamente nunca suele vencer la obra que menos repercusión ha tenido. Quizá sea porque es un reflejo de que es la que menos impacta en el público, quizá sea que los votantes también se dejan influir por el qué se debe votar. En cualquier caso, el documental se centra en el artista Vik Muniz y su viaje a Jardim Gramacho, el mayor vertedero de los suburbios de Río de Janeiro, donde viven decenas de ‘catadores’, personas que viven de buscar entre la basura objetos que puedan aprovechar o vender. Su intención era la de realizar un reportaje fotográfico sobre ellos, pero el proyecto fue tomando otra forma conforme fue entrando en su comunidad, hasta terminar realizando, en colaboración con ellos, retratos de los ‘catadores’ realizados con materiales de reciclaje. Es un filme que al mismo tiempo tiene un mensaje medioambiental, que se adentra en el mundo del arte y cuenta con una historia humana e inspiradora, así que se podría considerar un conglomerado de la mayoría de sus competidores. Sus armas son poderosas. Sus posibilidades de ganar se centran exclusivamente en si las explota de forma más efectiva que las demás cintas.
A FAVOR: Tiene conciencia medioambiental, exotismo, historia de superación personal… Es una obra de manual para emocionar y despertar conciencias… y ganar premios.
EN CONTRA: Su escasa repercusión en comparación con las demás puede que sea una indicación de que su calidad está un poco por debajo de lo que podría llevarle con facilidad hasta la estatuilla.

Ganador: Festival de Berlín (premio del público), Festival de Sundance (premio del público).
Finalista: BIFA.