Portada>Noticias>Especial 30 Aniversario de la muerte de Bruce Lee

Especial 30 Aniversario de la muerte de Bruce Lee

user avatar
Devil Akuma, 20/07/2003

Tal día como hoy, hace 30 años exactamente, en el hospital Reina Sofía de Hong Kong, murió uno de los actores más famosos del mundo y el (quizás) mejor luchador de la historia. Los amantes del cine de artes marciales ya sabrán que hablo del mítico Bruce Lee
Bruce Lee es algo más que un actor, es algo más que un luchador, es una leyenda… es el Maestro de Maestros. Difícilmente veremos algún maestro de cualquier estilo que nunca se haya fijado en el Maestro del Kung-Fu. Es una lástima que no haya quedado apenas rastro de su legado y que su hijo Brandon, quizá el que más siguiera los pasos del padre, también muriera en circunstancias extrañas (Durante el rodaje de El Cuervo)
Su vida
El 27 de Noviembre de 1940, en un hospital de San Francisco, nació el cuarto hijo de una pobre familia euroasiática, cuyo nombre fue Lee Yuen Kam (Protector de San Francisco) . Tres años más tarde se instalaron en el distrito de Kowloon, lugar repleto de pandillas y peleas y en las que Bruce, inevitablemente se veía casi siempre implicado. Como relata en algunas entrevistas, le gustaba provocar peleas entre su pandillas y las de los alrededores. Su padre estaba preocupado por estos hechos y con razón: En una ocasión un jefe de otra banda lo retó a muerte y el resultado fue que Bruce le partió las dos piernas.
Finalmente, su padre le inscribió en la escuela de Yip-Man, experto en wing-tsun, donde empezó a canalizar su rabia y a aprender una de las artes marciales más respetadas en Hong Kong. Pero nuestro héroe tenía ansias de más, así que reunió todos sus ahorros (100 dólares) y partió a San Francisco en busca de fortuna. Tardó en estabilizar su vida, aunque finalmente lo consiguió: Comenzó sus estudios universitarios, abrió su gimnasio (Jun Fan Gun-fu) y se casó con Linda Emery.
Es en estos momentos donde comienza a crear el estilo de lucha más perfecto de todos, el Jeet Kune do aunque como bien nos dice él, no es un estilo, sino un “no estilo” El principal problema de este “no estilo” es que es interpretado de muchas maneras. Hay muy pocos alumnos originales de Bruce. A grandes rasgos, podríamos decir que su estilo tenía un poco de todo; toda la teoría de ataque, defensa y desplazamiento fue tomada de la esgrima, la mecánica del cuerpo, la evasión y algunas formas de defensas fueron tomadas del boxeo. El campo de las patadas es exclusivo de Bruce Lee, siendo el más rápido y directo de todas las artes marciales. Como explica el propio Bruce en su libro, el Jeet Kune Do se basa en tres premisas: (1) Simplicidad, (2) Ser directo (3) Actitud No-Clásica: Intentar lograr el objetivo de la manera más simple y eficiente, no demorarse en movimientos innecesarios o previos y usar siempre la ruta más corta, y hacerlo todo de un modo no tradicional y práctico. Sin duda alguna el Jeet Kune Do es algo más que un arte marcial, podríamos decir que es casi un estilo de vida, una manera de verlo todo.
En 1965 nació su único hijo Brandon Lee y poco después fue invitado a los torneos anuales de kárate donde destacó por su fuerza y carisma. Raíz de eso recibió ofertas para rodar la serie “The Green Hornet” (El avispón verde) en el papel de Kato, que tuvo gran éxito y lanzó definitivamente al pequeño dragón a la fama mundial.
La primera película de éxito para Bruce fue “The Big Boss” (Karate a muerte en Bangkok) y más tarde “The Fist of Fury” (Furia Oriental). Finalmente decide crear su propia compañía de cine y rodó “The Way of the Dragon” (El Furor del dragón) donde rodó una de las mejores peleas de la historia del cine contra Chuck Norris que por aquel entonces era el 7 veces campeón del mundo y encima era americano, todo un ídolo que Lee vapuleó sin piedad.
La siguiente película que comenzó a rodar fue “Game of Death” (Juego con la muerte), sin duda la película más prometedora y donde Bruce puso más empeño en producir. En ella, tenía que ir luchando contra maestros de otras artes (Algunos antiguos alumnos suyos) y contra todo tipo de enemigos, como Karim Abdul Jabbar, el famoso jugador de la NBA de 2,20 metros de altura. Fue una lástima porque la Warner hizo una oferta multimillonaria por rodar la famosísima “Enter de Dragon” (Operación Dragón) y la película se interrumpió. Podemos ver una versión bastante lamentable con algunas escenas rodadas y algunos parches en España. Es una lástima, porque con el material desechado se hizo otra película a modo de documental que no ha llegado a España y que lo más posible que no lo haga nunca. Se comenta que son tan diferentes las dos versiones de esa película que no se puede decir ni que pertenezcan a la misma historia original. La segunda, se creó basándose en las notas de producción de Bruce e intentando que pareciera lo máximo a lo que él tenía en mente.
Su muerte
Después de el rodaje de esta película, Lee acaba misteriosamente lesionado. Comenzó a adelgazar y perder potencia. El 20 de julio de 1973, el pequeño dragón se acostó en la cama de una amiga con un fuerte dolor de cabeza. Se tomó un analgésico común (Equajestic) que le provocó una extraña reacción y le provocó una embolia cerebral. Murió finalmente en el hospital Reina Isabel de Hong Kong.
El hecho de que Bruce fuera algo más que un actor, hizo que los rumores recorrieran todo el mundo e incluso algunos fundados por la prensa, como decir que Bruce era adicto al LSD, a la heroína o al cannabis. Este último fue el más conocido, puesto que un estudió confirmó que había restos de cannabis en el estómago de Bruce, pero como aseguraba su mujer y conformaron posteriormente los médicos, era en dosis insignificantes y con fine medicinales.
Sin embargo, la esencia de su leyenda siempre estará entre nosotros. Podemos ver giños a sus películas constantemente, a su forma de pelear, a sus trajes, a su estilo… Incluso copiado exactamente en videojuegos como el “Street Fighter” o “Tekken”.
Bruce Lee es un actor que en realidad nunca morirá :)