CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

Especial Óscar 2016: Categorías Técnicas (y III)

- Por

0 Comentarios

En este repaso a las categorías que todos utilizamos para hacer desconexión durante la gala, hacer una visita al señor Roca, atracar la nevera o poner el café a calentar también nos hacemos cargo de aquellas de las que nadie habla. ‘Siempre hubo clases’ proclama el dicho y en el repaso a las nominaciones hoy tenemos dos categorías opinables y dos especiales para los cuñados. Cualquiera al terminar de ver una película puede escuchar aquello de ‘vaya efectos especiales, están perfectamente integrados en la historia’ o ‘el maquillaje es maravilloso’. Son dos categorías de las que todos podemos opinar, pero seguramente que a la hora de hablar del sonido o del montaje de sonido lo único que se le ocurra a más de uno es hablar del volumen del mismo o de la cantidad de ruidos que hay. Como en todas las categorías técnicas, pero especialmente en estas cuatro, se plantea una lucha a muerte entre Mad Max: Furia en la carretera y El Renacido (The Revenant).





MEJOR SONIDO



En esta categoría se premia a la película que ha conseguido mejores resultados en la mezcla de sonido, o sea, todo lo que suena en una película y cómo está ensamblado entre sí. Suelen partir con ventaja las películas de acción, bélicas y musicales, que son las que más trabajo necesitan para conjugar las distintas pistas y conseguir un resultado tan claro como espectacular. En los últimos 6 años los vencedores en las categorías de Mejor Sonido y Mejor Montaje de Sonido se han repetido hasta en cuatro ocasiones, y aunque todo parece indicar que en esta edición volveremos a tener doblete, podríamos estar ante un premio más disputado de lo que a priori parece.

MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA debería ejercer como favorita por la cantidad de sonidos que se deben combinar y ensamblar, desde los motores de los coches hasta los disparos de las distintas armas, pasando por las explosiones y accidentes, y todo eso haciendo que los diálogos sean inteligibles. Sin embargo, no sería descabellado pensar que la espectacularidad de sus efectos sonoros, premiados en la categoría hermana, acabe eclipsando el trabajo realizado y los votantes se decidan por algo más liviano.

EL RENACIDO podría aprovecharse de eso con un equipo que, entre los cuatro, suman 26 nominaciones y dos Óscar. En su trabajo, crucial para crear la atmósfera del film, recogen los sonidos de la naturaleza en la que se desarrolla el viaje de Leonardo DiCaprio, desde frondosos bosques hasta páramos helados, ríos y montañas, pasando por poblados indios. Su trabajo potencia la inmersión del espectador en la historia jugando con los fuera de campo, como en la escena del ataque indio inicial, en donde el sonido de las flechas nos adelanta lo que está por entrar en escena.



Tras tantos años analizando las categorías sonoras de los Óscar no es raro ver a nombres conocidos repetirse a lo largo de las ediciones. Uno de ellos es Andy Nelson, que este año está nominado por partida doble con dos trabajos totalmente opuestos. Junto con Gary Rydstrom, otro viejo conocido (18 nominaciones y 7 Óscar en ambas categorías, haciendo doblete hasta en tres ocasiones), son los encargados de sonido de confianza de Steven Spielberg. Al equipo de EL PUENTE DE LOS ESPÍAS se suma Drew Kunin para transportarnos desde la bulliciosa Nueva York a las frías y casi desérticas calles de la República Federal de Alemania, pasando por los despachos y salas de interrogatorio por las que pasa el personaje de Tom Hanks en su misión. Un diseño de sonido muy cuidado y completo que, lamentablemente, y según todo parece indicar, acabará por irse de vacío.

Y no parece que Andy Nelson vaya a tener más suerte con su segunda nominación. El trabajo realizado en STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA puede encontrarse con los mismos problemas que Mad Max, sus efectos sonoros podrían ‘tapar’ el trabajo realizado en la mezcla de dichos sonidos con los grabados en las diferentes localizaciones de la película, que van desde desiertos a zonas boscosas, pasando por lugares helados e islas remotas. En esta ocasión habrá que encomendarse a la Fuerza o a la nostalgia.

La misión de rescate a Matt Damon (y van…) en MARTE tampoco parece que vaya a correr una suerte diferente a la película de J.J. Abrams, aunque en su caso juega a su favor estar nominada a mejor película: puede que quieran usar estas categorías para que no se vaya de vacío. Su mezcla de sonidos nos lleva desde el desierto que sirve para emular al planeta rojo a los despachos de la NASA, los centros de control y la nave Hermes con la que los astronautas deben volver a casa.



GANARÁ EL ÓSCAR: El Renacido (The Revenant).
PODRÍA GANAR: Mad Max: Furia en la carretera.
SI HAY UNA SORPRESA, SERÁ: Star Wars: Episodio VII. El Despertar de la Fuerza.







MEJOR MONTAJE DE SONIDO



Esta categoría premia a la película que mejor resultado ha obtenido a la hora de seleccionar y crear efectos sonoros. Como es costumbre, casi todas las nominadas son las mismas que en el apartado de Mejor Sonido. Mad Max, Marte, El Renacido y Star Wars repiten en las dos, siendo Sicario la que sustituye a El Puente de los espías, aunque no parece que esto vaya a tener mucha repercusión sobre el resultado final. Una lucha a dos en la que ‘solo puede quedar uno’ (o no).

Si hay alguna esperanza para que MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA acabe llevándose un número importante de estatuillas a casa la encontramos, tras la debacle en las aspiraciones de Miller, en todo lo que tiene que ver con el apartado técnico de la película. Es sin duda la candidata que más partido saca, y de forma más espectacular, a todo el aspecto sonoro. La gran variedad de efectos, que van desde el propio sonido de los coches hasta el de las explosiones, pasando por la catarata de agua y el propio metal al chocar, la colocan como favorita para alzarse con el premio final en una categoría donde se valora la cantidad ante todo. Su único punto en contra sería que los votantes quedasen saturados y prefiriesen algo más sutil.

Ahí es donde aparecen las posibilidades de EL RENACIDO. La historia de venganza que emprende Leonardo DiCaprio está amenizada por sonidos de disparos, caballos, pisadas en la nieve, árboles, el río con sus rápidos y cascadas y los de la osa grizzly que le ataca en la primera parte de la cinta. Un trabajo de creación de ambiente más minimalista y menos llamativo que el de resto de las candidatas y que podría pasar desapercibido para la mayoría de espectadores, pero que no es raro ver premiado por la Academia.



En esa misma línea donde los efectos de sonido consiguen un equilibrio perfecto entre la atmósfera y la espectacularidad encontramos SICARIO. Alan Robert Murray, quien recogió su segundo Óscar por El Francotirador, hace un trabajo muy amplio en el que combina el uso de los sonidos ambientales del desierto en la frontera, con los de explosiones y disparos con los que sacude al espectador de vez en cuando. Un trabajo premiable en una película que no ha recibido mucho apoyo de la Academia, lo que limita sus posibilidades de éxito.

Cualquier película de ciencia ficción ya debería partir como favorita, y en cualquier otro año MARTE podría haber sido una apuesta segura. El cine fantástico da mucho juego, y en este caso se han encargado de ‘ponerle sonido’ a Marte y a los diferentes artilugios que Matt Damon utiliza para sobrevivir, desplazarse, comunicarse en el planeta rojo… Blanco y en botella. Pero eso hubiese sido cualquier otro año, este año le toca competir en cantidad y grandiosidad contra Mad Max y Star Wars. Si se busca un trabajo espectacular, probablemente Marte (The Martian) no será la elegida.

La vuelta al universo creado por George Lucas en STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA nos ha hecho olvidar, si es que todavía no lo habíamos hecho, el despropósito de los episodios I, II y III. En este regreso a los orígenes se han recuperado efectos sonoros de naves espaciales, explosiones, sables láser, extraterrestres y nuevos elementos que dan vida sonora a androides rodantes, ciudades en el desierto o nuevas y ampliadas Estrellas de la Muerte, transportándonos a esa nueva esperanza con la que empezó todo. Ese continuismo quizás pueda provocar un ligero deja vu a ya escuchado, aunque su espectacularidad y la nostalgia podrían jugar a su favor.



GANARÁ EL ÓSCAR: Mad Max: Furia en la carretera.
PODRÍA GANAR: El Renacido (The Revenant).
SI HAY UNA SORPRESA, SERÁ: Star Wars: Episodio VII. El Despertar de la Fuerza.







MEJOR MAQUILLAJE



La categoría de maquillaje y peluquería sirve para dos cosas: premiar películas menores que no tienen cabida en los premios gordos e hinchar el número de galardones que recibe una determinada cinta, sobre todo si contiene elementos fantásticos. Lo que más suele gustar a la Academia en este campo son las transformaciones de actores famosos: prótesis, trajes de gordo, envejecimientos, retoques para parecerse a personajes reales, deformidades… También se valoran mucho los monstruos artesanales y los elementos extravagantes, por lo que las tres propuestas nominadas de este año están representadas en este molde, aunque no pueden ser más diferentes y variadas.

La favorita, tanto por cantidad como por vistosidad del maquillaje, es de nuevo MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA. Las diversas tribus, los blanquecinos ‘chicos de la guerra’ y el no menos espectacular personaje de Immortan Joe son tres ejemplos de la extensión de este trabajo, que tiene su punto más icónico en la cabeza ennegrecida por la grasa de Imperator Furiosa. Un trabajo duro por la ingente cantidad de personajes y las duras condiciones de rodaje que tiene todas las papeletas para ser recompensado.

En el extremo opuesto se encuentra la sorpresa de las nominaciones, EL ABUELO QUE SALTÓ POR LA VENTANA Y SE LARGÓ. La película sueca recorre la vida del protagonista presentándonoslo en diferentes edades de su vida, destacando sobre todo su maquillaje de anciano. A ello hay que sumarle la aparición de personajes como Stalin, Gorbachov, Franco o Einstein. Ahora bien, ¿una película sueca en los Oscar en una categoría distinta a mejor película de habla no inglesa? Ya pueden darse por premiados con la nominación, que no la ha visto nadie.

La que podría robarle la estatuilla al equipo de George Miller es EL RENACIDO, que está cargada de barbas, pelucas, calvas y cicatrices postizas para convertir a los actores en hombres curtidos del siglo XIX. Pero el mayor trabajo se lo llevó el cuerpo de Leonardo DiCaprio, que tuvo que someterse a extensas sesiones de maquillaje para recrear las heridas sufridas por el ataque de un oso y su posterior recuperación. Es un trabajo espectacular, pero que puede verse minimizado al tratarse de un único personaje.



GANARÁ EL ÓSCAR: Mad Max: Furia en la carretera.
PODRÍA GANAR: El Renacido (The Revenant).
PODRÍA DAR LA SORPRESA: El Abuelo que saltó por la Ventana y se largó.







MEJORES EFECTOS ESPECIALES



Desde la aparición de los efectos especiales generados por ordenador, esta categoría ha sido sinónimo de avances tecnológicos y píxeles renderizados. Por ello, las películas fantásticas suelen llevar las de ganar, con las cintas de acción como posibles alternativas si tienen una gran cantidad de explosiones y destrucción. Ahora bien, existe un dato histórico relevante para saber cuál es la favorita: desde 1970, año en el que ganó Tora! Tora! Tora!, siempre que hay candidatas a mejor película nominadas en esta categoría, el Óscar va a parar a alguna de ellas. Este año tenemos tres, así que podemos asumir que la estatuilla está entre ellas.

Hasta sin esa estadística sabríamos que EX MACHINA no tiene nada que hacer frente a sus competidoras. Se trata de una película pequeña, modesta, cuyos efectos se limitan casi exclusivamente al personaje de Ava, un robot con el rostro y los movimientos de Alicia Vikander, pero un cuerpo que deja ver su naturaleza mecánica desnuda. Aunque es un diseño memorable, hay pocas oportunidades para lucirlo y menos para que el equipo nominado haga alguna otra cosa destacable.



En el lado opuesto nos encontramos con MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA. Prácticamente cada escena de la película requiere un extenso trabajo de efectos especiales, tanto tradicionales como por ordenador, siendo el ejemplo más perfecto (y más publicitado) del buen uso combinado de ambas técnicas. Por un lado tenemos los choques, explosiones, destrozos y tiroteos constantes, con la colaboración inestimable de un equipo de especialistas que se jugaron la vida mil veces. Por otro, muchos paisajes están generados o compuestos por ordenador, otros efectos están realzados, el color está corregido… Y otros dos elementos icónicos también requieren CGI: la tormenta de arena y el brazo perdido de Imperator. Es demasiado para resistirse.

A su lado, un trabajo correcto y solvente como el de MARTE parece casi minimalista. Más allá de las escenas espaciales donde se muestra la nave y los efectos de la ingravidez, y de la tormenta que provoca la pérdida de Matt Damon, los efectos se limitan a la construcción de escenarios. Para ello se parte de escenas en desiertos y se añaden y sustraen elementos. Es un trabajo clásico y funcional, aunque no por ello peor.



EL RENACIDO no tiene muchos más efectos especiales, pero en cambio se beneficia de ser una de las favoritas en la categoría reina, lo que siempre supone un plus porque sus fans querrán engordar su cuenta de estatuillas. El espíritu de veracidad de Iñárritu se muestra en que casi todo lo que aparece en pantalla existe y se hizo en realidad, con dos excepciones notables: la caída del caballo y el ataque del oso. Es esta última escena, la más mítica del film, la que le puede dar el Óscar por sí sola, más allá del trabajo artesanal de otras escenas de acción y movimientos imposibles de cámara.

Si la estadística antes mencionada se rompe, lo más probable es que sea para darle un premio a STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA, que al fin y al cabo queda mal que la película que ha batido todos los récords se vaya de vacío. Se trata de un trabajo continuista con otras entregas de la saga, sin diseños que se alejen mucho de ese espíritu, pero a diferencia de las precuelas, con abundancia de FX tradicionales. De hecho, es en algunos personajes digitales (las criaturas a bordo de la nave de Han Solo, Unkar Plutt) donde más ‘cantan’, mientras que en los artesanales se desenvuelve con soltura. Si la premian, será más por la taquilla.



GANARÁ EL ÓSCAR: Mad Max: Furia en la carretera.
PODRÍA GANAR: El Renacido (The Revenant).
PODRÍA DAR LA SORPRESA: Star Wars: Episodio VII. El Despertar de la Fuerza.

 

Fuente: CINeol | Visitada: 1551 veces