CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

Especial Óscar 2014: Mejor Fotografía

- Por

3 Comentarios


El premio a la dirección de fotografía no suele ser de los más valorados. Pertenece a la categoría de galardones secundarios, no es de los llamados premios gordos, pero la fotografía de una película tiene una influencia decisiva a la hora de valorarla en su sentido más artístico. En ocasiones, el director de fotografía trabaja en conjunción perfecta con el realizador del filme, de manera que éste suele ser parte responsable del resultado final; en otras, se trabaja de manera absolutamente independiente. El año 2013 nos ha dejado verdaderas joyas en este apartado, pero si hay un claro favorito que se ha repetido a lo largo de los premios de la temporada, este es sin duda alguna la fotografía de Gravity. Sin embargo, lo interesante de esta edición es que cada película tiene una particularidad especial en cuanto al trabajo de fotografía. Son muy diferentes en este aspecto, de manera que resulta muy interesante analizar cada una de ellas por separado.




BRUNO DELBONNEL - A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS

(4ª nominación / 0 Óscar)


El director de fotografía francés es un auténtico experto precisamente en lo que necesitaban los hermanos Coen para esta película: una excelente ambientación. A Propósito de Llewyn Davis se desarrolla en los años 60 en Nueva York, una época muy concreta y característica que necesita de una escenificación adecuada. Delbonnel gusta de emplear una paleta de colores que encaje con cada una de las películas en las que trabaja, buscando una extremada estilización y usando el amarillo, el verde o el azul cuando la película lo requiere. Ha colaborado con Jean-Pierre Jeunet en cintas como Amelie y Largo Domingo de Noviazgo, y el resultado no puede ser más fascinante por su amplia gama de recursos, principalmente en esa primera película. Con Across the Universe se puso a las órdenes de Julie Taymor para transportarnos a los años 60 de una manera sencilla pero muy eficaz, logrando que las imágenes transmitiesen esa cualidad onírica pero real que perseguía este musical romántico. Probablemente este trabajo sea el que convenció a los hermanos Coen para contar con él, aunque ya habían trabajado con Delbonnel en su cortometraje de Paris, je t'aime. Tras la cinta de Taymor, el francés trabajaría en Harry Potter y el Misterio del Príncipe, con David Yates como director; Fausto, de Alexandr Sokurov; y Tim Burton contó con él para Sombras tenebrosas con resultados realmente brillantes. Amelie, Largo Domingo de Noviazgo, Harry Potter y el Misterio del Príncipe le granjearon sus anteriores nominaciones al Óscar, y con esta nueva película de los Coen compite por cuarta vez. Una cinta que bebe del clima de los años 60 como hiciese Across the Universe, pero tratándose de un trabajo superior, más firme y contundente a la hora de mostrar un mundo exterior frío y un universo interior complejo, dibujando a un personaje tan melancólico como soñador.

A FAVOR: Es un trabajo serio y sin fisuras, contenido pero hermoso, de los mejores del año, donde Delbonnel limita su amplia gama de colores a tonos ocres y grisáceos, acorde con el tono de la película y fundamental en el resultado final.
EN CONTRA: Un elemento común en este apartado en todos los nominados: competir con Gravity. Ante este trabajo resulta difícil tener opciones. Aparte de esto, la película de los Coen no ha contado con el suficiente apoyo de la Academia (ni siquiera está nominada como mejor guion), y en esta categoría se suelen premiar películas ‘bonitas’ o asombrosas, adjetivos que no se le pueden aplicar a este trabajo.


Ganador: NSFC, Nueva York, Boston Online.
Finalista: ASC, BAFTA, Critics' Choice, Independent Spirit, Los Ángeles, Satellite, Chicago, Crítica Online, Washington, San Francisco, St. Louis, Ohio, Florida, Utah, San Diego, Phoenix, Houston, Georgia.






PHEDON PAPAMICHAELNEBRASKA

(1ª nominación)


Tras unos comienzos un tanto discretos, el director de fotografía griego ha logrado trabajar en decenas de filmes de lo más variados. También ha realizado cinco películas como director, lo cual le otorga un plus de experiencia a la hora de abordar un rodaje. Como fotógrafo destacan películas como Entre copas, con el mismo Alexander Payne con el que trabaja en Nebraska, En la Cuerda Floja, El Tren de las 3:10, Los Idus de Marzo o Los Descendientes. La desconocida Katt Shea al comienzo, Jon Turteltaub, Wim Wenders, James Mangold o el mismo Alexander Payne son los directores con los que más ha trabajado durante su carrera. Y de un tiempo a esta parte George Clooney también está contando con él para sus películas como director, incluida la última, Monuments Men. En Nebraska destaca ante todo el luminoso blanco y negro con el que está retratada la película. Un tono que, a la hora de contar una historia íntima y personal, siempre resulta atractivo y otorga una pátina de categoría, de seriedad. El trabajo de Papamichael puede parecer convencional o discreto, pero basta una mirada un poco más en profundidad para descubrir la belleza de sus encuadres, la forma en la que se mueve sin limitaciones por espacios abiertos y habitaciones concurridas para mostrar de manera sincera todo aquello que va sucediendo, logrando un resultado fascinante.

A FAVOR: Al igual que le ocurre a Bruno Delbonnel, es un trabajo que necesita el apoyo del voto más clásico, alejado de grandes espectáculos. Solo tendría posibilidades si se premiase la solvencia y el buen hacer dentro de un ámbito muy intimista y sincero.
EN CONTRA: Nunca antes había sido nominado, y eso, salvo que se trate de un trabajo soberbio dentro de los cánones más fáciles de premiar, suele ser un hándicap suficiente al que sumar la competencia abrumadora de Gravity. La única película en blanco y negro en ganar este Óscar desde que se abandonó la división entre color y monocromo (hace casi medio siglo) fue La Lista de Schindler, y este filme no juega en esa liga.


Finalista: ASC, BAFTA, Critics' Choice, NSFC, San Francisco, St. Louis, Phoenix.






ROGER DEAKINS - PRISIONEROS

(11ª nominación / 0 Óscar)


El veterano director de fotografía inglés es un viejo conocido de la Academia, no en vano es el que cuenta con más nominaciones entre sus competidores. Curiosamente, es habitual en casi todas las películas de los hermanos Coen (Barton Fink, El Gran Salto, Fargo, El Gran Lebowski, O Brother!, El Hombre que Nunca Estuvo Allí, Crueldad Intolerable, The Ladykillers, No Es País Para Viejos, Un Tipo Serio y Valor de Ley). Además ha trabajado bastante con Edward Zwick, Norman Jewison o Sam Mendes, entre muchos otros. Es muy selectivo a la hora de elegir sus trabajos y valora por encima de todo un buen guion en el que moverse con cierta libertad, empleando una amplia paleta de colores además de una soberbia iluminación y un preciso encuadre sin importarle acudir a unos primeros planos que impacten. Siempre busca ajustarse a la visión expresiva del director y los requisitos temáticos del filme, pero con la sencillez por bandera, sin filigranas estéticas vistosas pero innecesarias. Para esta película es fundamental que el ambiente sombrío y casi lúgubre de algunos pasajes se viera reflejado en pantalla. Los momentos de mayor intensidad necesitan una mano maestra que los presente con contundencia, y eso lo consigue con acierto Deakins. Prisioneros es un gran thriller gracias, qué duda cabe también, al excelente trabajo de Roger Deakins.

A FAVOR: Si sumamos experiencia y las 11 nominaciones, está claro que Deakins podría partir en los primeros puestos en esta carrera hacia el Óscar. En numerosas ocasiones se suele premiar la trayectoria, aunque no se trate precisamente de la mejor película del artista, y esta podría ser perfectamente la baza de Deakins en un filme que solo cuenta con esta nominación, aunque hubiese merecido alguna más.
EN CONTRA: Es otra película que la Academia no ha valorado los suficiente, y si siempre es complicado que la única nominación se lleve el premio, en esta categoría lo es más. Aunque la fotografía de Prisioneros es muy buena y aporta un punto de calidad considerable a la cinta, no resulta impactante o vistosa como para que se tenga en cuenta por encima de Gravity.


Finalista: ASC, Critics' Choice, Satellite, Chicago, San Diego, Houston.






PHILIPPE LE SOURDTHE GRANDMASTER

(1ª nominación)


Si hay alguien que cuida el estilismo hasta la extenuación en sus películas, ese es sin duda el director chino Kar Wai Wong, y para ello se suele rodear de los que él considera los mejores estetas de la profesión. Para sus anteriores películas había contado siempre con Christopher Doyle, hasta 2046, cuyo rodaje fue tan duro que rompió su relación. Wong se marchó entonces a Estados Unidos a rodar My Blueberry Nights, en la que fue Darius Khondji quién realizó el trabajo de fotografía. En esta ocasión cuenta con Philippe Le Sourd, el más novato de los nominados, conocido por Siete almas o Un buen año, pero cuyo escaso trabajo de enjundia hasta la fecha ha sido en su Francia natal. En The Grandmaster se reconocen todos los aspectos estilistas del cine de Kar Wai Wong, por lo que se intuye un ‘trabajo a medida’ de Philippe Le Sourd, con el detallismo y la precisión estética que el realizador chino exige a sus colaboradores, en una película que fascina entre otras cosas por sus impresionantes planos. Un trabajo muy cuidado, casi al milímetro para lograr un resultado de una belleza formal apabullante.

A FAVOR: La belleza cuidada y armónica de su trabajo podría atraer a los votantes que valoren ante todo la estética, como el propio Kar Wai Wong, que ya tiene un nombre y un prestigio que pueden beneficiar a Le Sourd. Es la nominada que entra más fácilmente en el canon visual que se suele premiar en esta categoría.
EN CONTRA: En realidad, es probablemente la peor situada. Un candidato que recibe su primera nominación, una película extranjera que solo tiene un par de nominaciones técnicas (con lo que muchos votantes ni se molestarán en verla), una recepción que tampoco ha estado a la altura y una polémica con los distintos montajes que existen del filme, siendo el americano calificado por muchos críticos como un destrozo del filme original, no dan pie a la esperanza de poder desbancar a Gravity.


Finalista: ASC, Boston, Crítica Online, St. Louis.






EMMANUEL LUBEZKI - GRAVITY

(6ª nominación / 0 Óscar)


Es sin duda alguna el gran favorito para alzarse con la estatuilla, y una enorme sorpresa sería que no lo hiciera, ya que estamos hablando de la mejor fotografía del año. En una película que destaca claramente por su aspecto técnico, el impresionante trabajo de Emmanuel Lubezki no pasa ni mucho menos desapercibido. El director de fotografía mexicano, apodado ‘El Chivo’, viene con una larga y brillante trayectoria. Ha sido nominado seis veces al Óscar por las películas La Princesita, Sleepy Hollow, El Nuevo Mundo, Hijos de los Hombres y El Árbol de la Vida, trabajando con directores como Tim Burton, Michael Mann, Terrence Malick y sobre todo Alfonso Cuarón, con quien repite en Gravity, una película fascinante que logra transportar al espectador al mismísimo espacio, a través de una estética que impresiona en cada plano. El inteligente y acertadísimo uso de la iluminación, la búsqueda siempre del realismo a pesar de tratarse de una película de ciencia ficción, los encuadres casi perfectos, las imágenes icónicas, logran un impacto visual difícil de describir. A todo esto han contribuido especialmente esos largos y magistrales planos secuencia (el del comienzo es impresionante), planteados y rodados con un perfeccionismo y una visión que convierten a Gravity en la que es probablemente la película del año, con un trabajo técnico impecable y sobre todo innovador.

A FAVOR: Lo tiene todo a favor. Lubezki ha sido varias veces nominado y debería tener ya tres o cuatro estatuillas, y la película ha sido aplaudida por crítica y público, valorando especialmente su sobresaliente parte técnica, en especial en el terreno visual. Ha sido premiada por el Sindicato de Directores de Fotografía, y no hay ningún trabajo superior que le pueda hacer sombra dentro de sus competidores.
EN CONTRA: Solo si los votantes deciden en bloque optar por trabajos más sencillos, austeros y clásicos, especialmente el de Nebraska, podría haber una opción de que el Óscar no fuese para Emmanuel Lubezki, porque, como decía al comienzo, este es uno de los premios donde hay un favorito más claro y contundente.


Ganador: ASC, Critics' Choice, Los Ángeles, Chicago, Boston, Dallas, Crítica Online, Southeastern, Las Vegas, Washington, San Francisco, Nueva York Online, St. Louis, Londres, Ohio, Florida, Utah, Phoenix, Houston, Austin, Georgia, Nevada.
Finalista: BAFTA, NSFC, Satellite, San Diego.

 

Fuente: CINeol | Visitada: 1351 veces


Comenta esta Noticia

Comentarios (3)

16:48 - 12/02/2014

kartesrebollo

Este premio es fácil... o muy fácil diria yo. "Gravity" GRANDISIMA favorita. Es un espectáculo visual. ¿Se lo adjudicamos ya?... junto con los FX y alguno de los dos oscars de sonido (sino los dos...) los premios más claros que ganará Gravity.

18:35 - 12/02/2014

gsanchez

En mi opinión se lo merece Bruno Dellbonell por: A propósito de Llewyn Davis, ya que es el trabajo más bonito y redondo de todos los candidatos. Además se lo deben por Amélie y sería justo que la pelicula de los Coen se llevará algún premio (ya que es el film más olvidado en estos oscars). Por lo único por lo que le daría el premio a Gravity es por Emmanuel Lubezki (El Árbol de la Vida me dejó atónito).

00:56 - 13/02/2014

Miniviciao@

Gravity escandalosamente de calle, se va llevar una burrada de Oscars tecnicos la pelicula y el de mejor direccion.


Ver el resto de comentarios sobre esta noticia