CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

10 películas fantásticas inspiradas en hechos reales

- Por

10 Comentarios

Uno de los casos más conocidos entre los ufólogos es el de la batalla de Los Ángeles, un evento que tuvo lugar en 1942, en plena paranoia por el ataque a Pearl Harbor, y que solo los más crédulos pueden atribuir a una invasión alienígena. Eso no impide que los creadores de Invasión a la Tierra se hayan inspirado en este evento como punto de partida para su película, que luego en realidad no tiene nada que ver. Y aunque las cintas de ciencia ficción suelen basarse en teorías, predicciones y fantasías, en este TOP10 DE CINEOL vamos a ofrecer otra cara del género.


En la lista que hay a continuación hay una mezcla de todo, desde sucesos históricos y bien documentados hasta anécdotas personales delos creadores, pasando por experimentos científicos, enigmas que han despertado la imaginación del respetable o incluso eventos que han sido deformados por alguna leyenda urbana tan ilógica como estimulante para la fantasía. Y el resultado a veces ha sido muy fiel a la realidad, en otras ocasiones una mera excusa para desencadenar la trama, y en alguna una metáfora de fondo para darle contenido al filme.

Menciones especiales:
-El Experimento Filadelfia: En realidad no está basada en ningún hecho real, sino en una leyenda urbana sobre un supuesto experimento llevado a cabo por el ejército americano y según el cual se pretendía hacer invisible un portaaviones. Como la duda de si ocurrió o no continúa ahí, démosle una mención.
-Starship Troopers: Aunque basada en una novela de Robert A. Heinlein, la obsesión de Paul Verhoeven con la Segunda Guerra Mundial fue incorporada a la película con casi más importancia que el material de partida. De ahí la simbología nazi, la propaganda fascista y los paralelismos finales con los experimentos de Mengele.
-La Naranja Mecánica: Otra película basada en una novela, y en este caso es el origen del libro el que cuenta. Poco después de que Anthony Burgess regresase a Londres, tras vivir una temporada en Malasia, su mujer fue asaltada en la calle por cuatro individuos durante un apagón. En lugar de ponerse en plan Charles Bronson, Burgess decidió usar la experiencia como punto de partida para analizar la violencia en una novela.




10. FUEGO EN EL CIELO


Realidad: El 5 de noviembre de 1975, un leñador de Arizona llamado Travis Walton iba con sus compañeros de trabajo en una camioneta cuando vieron unas extrañas luces en el cielo. Cuando una de ellas pasó cerca de la camioneta, Travis paró en seco y se fue a perseguirla. Según sus compañeros, la forma circular se paró en seco, empezó a hacer un ruido extraño y a vibrar, y lanzó un haz de luz hacia Travis que lo lanzó por el aire tras impactar contra él. En ese momento hicieron lo que cualquier rudo leñador de Arizona haría: arrancar el coche y salir huyendo. Cuando volvieron al lugar no había luz ni había cuerpo alguno. Travis desapareció sin dejar rastro, y las autoridades montaron una espectacular y extensa búsqueda por los bosques del lugar. Apareció cinco días después, con la misma ropa y visiblemente más delgado, en un pueblo de los alrededores. Su versión de los hechos: había sido abducido por una nave alienígena.
Ficción: La película es una adaptación de su historia, que él mismo se encargó de convertir en libro y propagar a los cuatro costados, pero siempre suponiendo que todo lo que contó fuese verdad. Es decir, que realmente se lo llevaron los hombrecillos grises por error y, después de alguna perrería, lo soltaron. Es una versión que se ha encontrado con numerosos problemas: pruebas médicas inconsistentes, testimonios contradictorios, pruebas de polígrafo no superadas, mucho charlatán suelto a su vera… Vamos, que es más falsa que una moneda de 6 euros. Pero claro, cinematográficamente da mucho más el pego que un tío que se dio un golpe en la cabeza, se despertó en un hospital drogado y alucinando, y se escapó pensando que lo habían raptado extraterrestres.





9. METEORO


Realidad: Ícaro 1566 es el nombre de un asteroide que cada 19 años aproximadamente se acerca a la Tierra. En 1967, los últimos cálculos decían que al año siguiente se acercaría más que nunca, a una distancia de 40 veces la que nos separa de la Luna. Cogiendo la idea de esta progresiva proximidad, el profesor Paul Sandorff, del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), encargó a sus alumnos que diseñasen un plan para evitar una potencial colisión del asteroide con la Tierra, algo que acabaría con la vida sobre el planeta. El resultado fue el Proyecto Ícaro, en el que los estudiantes plantearon la construcción de varias naves con los cohetes que la NASA tenía preparados para las futuras misiones Apolo. Cada nave llevaría una bomba nuclear de 100 megatones y se dirigiría en una ruta de colisión hacia el asteroide, explotando a su llegada y desviando progresivamente el curso de la enorme roca.
Ficción: En plena vorágine de películas de catástrofes, y una vez agotados los edificios en llamas, aviones sin control, barcos naufragados, terremotos y demás, a alguien se le ocurrió mirar a fuera del planeta para sacar ideas de desastres. Así que doce años después desempolvaron el Proyecto Ícaro, que había tenido gran popularidad en su momento, y escribieron un guion bajo la premisa de que un asteroide se dirigiese hacia la Tierra y este fuese el plan diseñado para repelerlo. Por supuesto, había que añadir las consideraciones políticas de la Guerra Fría. El resultado fue una película que fracasó en taquilla y fue masacrada por la crítica, pero que luego a su vez influyó en las exitosas Armageddon y Deep Impact.





8. THE JACKET


Realidad: 1894. Ed Morrell era miembro de una banda de ladrones que fue atrapada. Le cayó cadena perpetua, encarcelado en Folsom, más tarde trasladado a San Quintín y liberado en 1908. Durante el tiempo que estuvo en prisión. Morrell fue frecuentemente torturado y pasó hasta cinco años en una celda de aislamiento. Una de las torturas más frecuentes consistía en enfundarle una camisa de fuerza y apretarla al máximo, constriñendo su pecho y dificultándole la respiración y el flujo sanguíneo. Para superar estas torturas, Morrell aprendió a entrar en una especie de trance autoinducido que le permitía alucinar con que estaba en otro lugar.
Ficción: El escritor Jack London se interesó en su historia y acabó convirtiéndose en amigo suyo, y sus experiencias le sirvieron para escribir el relato El Vagabundo de las Estrellas, en donde el protagonista es capaz de realizar viajes estelares y visitar sus vidas pasadas. Muchísimos años después, Marc Rocco y Tom Bleeker se inspiraron tanto en este relato como en las experiencias del Ed Morrell real para darle una vuelta de tuerca en forma de película. En The Jacket, Adrien Brody es un hombre confinado en un manicomio y sujeto a torturas. Además de la camisa de fuerza, se le administran cócteles de drogas y se le introduce en el compartimento de una morgue durante días. Su desquiciada mente desarrolla entonces la capacidad real de viajar en el tiempo hacia el futuro.





7. SEÑALES


Realidad: Aunque existe algún relato en siglos anteriores que puede asemejarse vagamente a estos fenómenos, el primer círculo en una plantación de trigo que se registró fue en 1978, en el Reino Unido. Fue un simple círculo que atrajo numerosas teorías, desde meteorológicas hasta ufológicas. Con el paso de los años, los diseños fueron haciéndose más elaborados, complejos y extravagantes, y ahí fue cuando los aficionados a los eventos paranormales comenzaron a tener su festín con una horda de seguidores crédulos detrás. Esto es, hasta que en 1991 dos jubilados británicos confesaron que ellos fueron los autores de los círculos de los cultivos, y que a diferencia de lo que planteaban los ‘expertos’, solo hacían falta unos pocos instrumentos rudimentarios para llevarlos a cabo. De hecho, su motivación había sido reírse de los crédulos que ven extraterrestres por todos lados. A raíz de ello les salieron imitadores en todas partes del mundo, e incluso se han organizado concursos de círculos a ver quién consigue hacer un diseño más elaborado en menos tiempo y con herramientas más sencillas. Pese a ello, pese a que hay documentos grabados para parar un tren de personas realizando diseños fractales con un par de cuerdas y un palo, algunos ufólogos siguen emperrados en que son mensajes de más allá de las estrellas.
Ficción: Como es habitual en las historias que ya tienen de por sí un componente fantástico, aunque sea simplemente un fraude, una teoría descabellada o un potencial para hacer volar la imaginación, la película que más a fondo ha tratado el tema no lo ha hecho desde el punto de vista realista, sino desde el de que todo eso de que son mensajes alienígenas fuese cierto. Así, M. Night Shyamalan (el de 2002, no el de ahora) cogió los círculos del trigo como excusa para montar su propia historia de invasión al estilo La Guerra de los Mundos, pero desde un punto de vista microscópico; y la historia de la invasión como una excusa para volver a hablar de la importancia de la familia en el contexto de la fe religiosa. Paradójicamente, al final de lo que menos se acuerda la gente de Señales es de las señales del título.





6. STARGATE


Realidad: En el año 2700 antes de Cristo, aproximadamente, los egipcios comenzaron a construir pirámides como forma ritual de enterrar a los faraones. El propósito era doble. Por un lado, se supone que la construcción en forma de rampa o escalera ayudaría al difunto a abandonar con mayor facilidad el mundo terrenal y pasar al ultramundo. El otro, que explica por qué su tamaño fue aumentando desproporcionadamente conforme pasaron las generaciones, era que los egipcios consideraban que los nombres poseen una cualidad del alma, que estaban inextricablemente asociados con la persona, y que mientras alguien siguiese mencionando el nombre de un difunto, este podría seguir viviendo en el ultramundo. Es decir, que cuanto más descomunales fuesen sus creaciones y más durasen para que las generaciones venideras las mirasen con asombro, más tiempo quedaría su nombre grabado en la historia y su vida prolongada junto a los dioses. Para ello no escatimaron en medios. Tenían miles de esclavos que podían agotar hasta morir cargando con piedras, tenía ingenieros y arquitectos mucho más avanzados de lo que el resto de pueblos de la antigüedad podía presumir, y tenían el poder y el oro para hacer que su megalómano sueño se convirtiese en realidad, aunque tuviesen que pasar décadas. Y ciertamente, a día de hoy seguimos hablando de ellos.
Ficción: Obviamente, unas obras tan brutales y asombrosas no pudieron haber sido hechas por seres humanos corrientes y molientes en una época bárbara y poco avanzada, ¿no? De esta observación miope, ignorante e ingenua surge la leyenda de que los alienígenas vinieron y de alguna forma fueron los que construyeron/diseñaron/ayudaron a construir las pirámides, algo que los ufólogos se empeñan en demostrar con pruebas anecdóticas y ridículas, y que las personas normales utilizan como entretenimiento ocioso de tarde de domingo. Por supuesto, el cine no podía dejar pasar una idea tan jugosa, así que la aprovechó para componer esta película. ¿Y si toda la cultura egipcia fuese un reflejo de una cultura alienígena? ¿Y si las pirámides fuesen en realidad pistas de aterrizaje para sus naves? ¿Y si fueron construidas por ellos, pero de alguna forma se hubiesen marchado? ¿Y si tuviésemos la oportunidad de encontrárnoslos de nuevo? De esta fecunda idea surgió una entretenida película de aventuras y tres series de televisión con millones de seguidores.





5. CAPRICORNIO UNO


Realidad: Después de muchos años de investigación e ingeniería, de desarrollo tecnológico y amplitud de miras, la NASA creó el programa Apolo con un objetivo muy claro: llegar a la Luna antes que los malditos rusos y su programa Sputnik. Y el 20 de julio de 1969, la misión número 11 de Apolo finalmente lo consiguió. Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre en pisar el satélite, Buzz Aldrin en el segundo, y Michael Collins se quedó en órbita observando con envidia a sus compañeros. Tras pasar casi un día en su superficie, volvieron a casa y aterrizaron sanos y salvos. Con su hazaña dinamitaron el programa espacial ruso y abrieron una puerta a la humanidad que llenó de ilusión a la gente. Cinco misiones más del Apolo consiguieron alunizar, y otra más se quedó por el camino, pero en vista de que no había gran cosa que explotar en la Luna, la NASA abandonó el satélite y se centró en otros objetivos más alcanzables y beneficiosos a corto plazo, como la estación espacial. Luego vinieron sucesivos fracasos y muertes, que unidas a los altos costes de mantener el programa y los bajos beneficios, han hecho que hoy en día la agencia espacial norteamericana se tenga que conformar con migajas del presupuesto nacional.
Ficción: Poco después de la llegada del hombre a la Luna, ocurrió lo inevitable: la leyenda urbana. En este caso fue una película la responsable, y es que 2001 era tan realista y espectacular que todos esos pobres idiotas que no saben diferencias realidad de efectos especiales empezaron a decir que el alunizaje había sido rodado por Kubrick a cambio de tecnología de la NASA para rodar sus películas. Una tontería fácilmente desmontable con pruebas físicas de todo tipo, pero que al menos consiguió estimular la imaginación de algunas personas inteligentes lo suficiente como para hacer algunas películas con ese mismo “¿Y si…?” como fuente de inspiración. Véase esta cinta, en la que Peter Hyams especula sobre la primera misión espacial tripulada a Marte. Debido a un mal funcionamiento de los sistemas de mantenimiento vital, la misión tiene que ser cancelada, excepto que no debe de serlo, porque los rusos también quieren llegar allí y es imperativo que sean los americanos los primeros, a no ser que quieran que se cancele el programa espacial. Así pues, deciden falsificar el aterrizaje y la misión en un plató de cine clandestino, desde donde se retransmitirá una versión falsa incluso para los propios empleados de la NASA, que no saben nada del asunto. Por supuesto, la verdadera dificultad no estribará en falsificar la misión, sino en destruir las pruebas de que no existió. Y eso implica que no puede haber cohete de vuelta en la Tierra… El resto mejor que lo veáis vosotros mismos, y luego os planteáis si Armstrong, Aldrin y Collins podrían seguir vivos hoy en día si todo hubiese sido un engaño.





4. DÍAS EXTRAÑOS


Realidad: El 3 de marzo de 1991, Rodney King cometió dos errores: conducir ebrio por encima del límite de velocidad y ser negro (bueno, esto lo era ya de antes). La policía de Los Ángeles lo pilló, no sin antes organizar una persecución motorizada de esas que les gusta hacer a los americanos, a la que se unieron diversas patrullas. Cuando finalmente lograron detenerlo, y tras dejarlo noqueado con un táser, un buen número de estos policías procedió a darle una soberana paliza con los puños, las botas y las porras, mientras los demás miraban sin hacer nada. Lo que no sabían es que un transeúnte estaba grabando las imágenes de la paliza con su cámara y que al día siguiente sería portada de todos los medios como ejemplo claro del racismo y la brutalidad del LAPD. Fue un auténtico escándalo que hizo rodar cabezas en el departamento, pero nada comparado cuando, un año después, los agentes fueron exonerados en el juicio por un jurado compuesto por 10 blancos, un latino y un asiático, con un juez blanco, un abogado defensor blanco… y un fiscal negro. A raíz de esto, Los Ángeles se convirtió durante seis largos días en una zona de guerra: la extensa comunidad negra (y también la hispana) se lanzó indignada a las calles y hubo saqueos, agresiones, incendios, incluso asesinatos por doquier. Hasta el ejército tuvo que intervenir para resolver la situación, que se saldó con 53 muertos, más de 2.000 heridos, unos 1.100 edificios destruidos en los 3.600 incendios declarados, y unas pérdidas para la ciudad cercanas a los mil millones de dólares.
Ficción: Conmocionado por los sucesos, James Cameron decidió usar esa ventana abierta al inconformismo social como la idea central de una película de ciencia ficción que le venía rondando un tiempo por la cabeza. Se trataba de una tecnología que permitía escanear el cerebro de una persona para grabar todo lo que sus sentidos registrasen, y que después pudiese vivirse con igual intensidad por parte de otras personas. El gancho de la intriga: mediante esta tecnología alguien había grabado el asesinato de uno de los líderes culturales y políticos de la comunidad negra, mientras la sociedad se preparaba para la incertidumbre apocalíptica del cambio de milenio. El objetivo estaba claro: reflejar esa sensación de que la sociedad está al borde del colapso y de que solo hace falta una pequeña mecha para desencadenar el caos absoluto.





3. VIAJE ALUCINANTE AL FONDO DE LA MENTE


Realidad: En 1953, el físico, neurólogo y psicoanalista John C. Lilly comenzó a trabajar en el diseño del tanque de privación sensorial para el departamento de Salud norteamericano. La teoría era que en el interior de este tanque se podía alcanzar un estado de relajación trance que facilitase el tratamiento de trastornos psicológicos. Posteriormente ha sido utilizado tanto en el tratamiento de adicciones como en la tortura durante los interrogatorios, con lo cual su rango de efectos sobre el cerebro humano es increíblemente amplio. Y uno de esos usos alternativos lo descubrió el propio Lilly, aficionado a drogas alucinógenas como el LSD, que comenzó a probar en sus propias carnes los efectos que tendría el tanque si se combinase con alguna de esas sustancias. ¿Por qué iba a hacer una persona eso? Porque Lilly también era filósofo y psiconauta, y creía que mediante esta combinación se podía alcanzar un estado de conciencia superior en el que se pudiese acceder a una comprensión de la naturaleza del ser que permitiese, entre otras cosas, poder reprogramarnos como si de una computadora se tratase. Vamos, que buscaba una nueva teoría psicológica que permitiese comprender la esquiva naturaleza humana de forma análoga a como entendemos un ordenador. Por supuesto, una vez que se prohibieron las drogas alucinógenas, en 1964, sus estudios fueron abortados.
Ficción: Paddy Chayefsky se interesó por los estudios del profesor Lilly, y se hizo la pregunta que ronda en las mentes de todo el mundo: ¿qué ocurriría si Lilly hubiese continuado con sus experimentos? ¿Hasta qué límite podría haber llevado sus pruebas y qué hubiese descubierto en ellas sobre la naturaleza de la mente y el cuerpo humano, así como su interconexión? Chayefsky escribió una novela al respecto y posteriormente Ken Russell, otro hijo de la cultura de hippies y drogas de los 60, se encargó de darle forma en el cine. Lo que plantea esta revisión de los experimentos de Lilly es que, de alguna forma, la combinación de drogas y privación sensorial produciría un estado de conciencia en el sujeto tan primordial y esencial que sería capaz de transformar su propio cuerpo hasta llevarlo a formas evolutivas más primitivas que la del ser humano. Es decir, el equivalente a que un programa de ordenador tuviese la capacidad para transformar un Pentium Dual Core en un 386. ¿Estarían pensando ya en Windows?





2. DISTRICT 9


Realidad: Entre 1948 y 1993, Sudáfrica estuvo sumida en un estado de segregación racial de infausto recuerdo, conocido como Apartheid. Todo comenzó con la victoria, en las elecciones de 1948, del partido nacionalista Herenigde Nasionale Party. Este partido, formado por los descendientes directos de los colonos ingleses que mantenían sus granjas gracias a que mantenían a los verdaderos nativos del lugar como esclavos, se propuso devolver esta situación al país aprobando leyes que dividían a la población según su raza. Esto les permitió, aparte de redistribuir la riqueza y el empleo del país para favorecer a la minoría blanca y sumir a la mayoría de color en la pobreza más absoluta, confinar a los negros en barriadas de chabolas que eran lo más parecido a los guetos judíos de los nazis que ha habido desde que terminó la Segunda Guerra Mundial. Con el tiempo, los partidos opositores a este régimen fueron prohibidos y todo acto de inconformismo sofocado con violencia. Los votos de la población negra también fueron separados del resto del electorado y se les dio menor importancia. Y muchas otras cosas. A día de hoy, causa asombro y repulsa que la comunidad internacional fuese tan tolerante y pasiva con una atrocidad como esta durante tanto tiempo.
Ficción: Aunque hace ya casi veinte años que este régimen fue abolido gracias a la creciente demanda de los ciudadanos de todo el mundo a la ONU de que moviesen de una vez el culo para acabar con ello, y gracias a la intervención del hasta entonces encarcelado Nelson Mandela, las secuelas de tantos años de intolerancia, de cultura del racismo y de supremacía blanca siguen estando presentes en la sociedad sudafricana. Y entre que todavía es un tema sensible y que sigue siendo una parte importante de la sociedad, nada mejor que una película de ciencia ficción para tratar el tema de forma alegórica. Neill Blomkamp fue uno de los niños criados durante el Apartheid, y por eso decidió volcar su visión del tema en un falso documental llamado Alive in Joburg, en el que planteaba que unos extraterrestres habían llegado a Johannesburgo en busca de refugio, y habían sido confinados en guetos mientras la sociedad africana mostraba su rechazo por ellos. La jugada maestra, repetida en la adaptación del corto en forma de largometraje: las entrevistas mostradas eran reales, con personas de la ciudad, pero a las que se les había preguntado por su opinión sobre los nigerianos que vivían ahora en las chabolas de los suburbios. Las mismas chabolas en las que se rodó la película, habitadas por los que continúan siendo las víctimas remanentes del Apartheid: los inmigrantes africanos en el país.





1. MATADERO CINCO


Realidad: Kurt Vonnegut Jr. fue un soldado de infantería durante la Segunda Guerra Mundial. El 19 de diciembre de 1944, durante la batalla de las Ardenas, su división se separó del resto del ejército y fue rodeada por las tropas alemanas, siendo aprisionados y conducidos al campo de prisioneros de Dresden. Y allí estuvieron, pasando calamidades, frío, penurias, hambre y sufriendo palizas durante seis meses, hasta que llegaron los rusos y los repatriaron. Es más, cuando apenas llevaban un par de meses en el campo, las fuerzas aliadas bombardearon la ciudad y la dejaron prácticamente reducida a escombros. Las últimas estimaciones dicen que murieron unas 25.000 personas, aunque en su época se dio una cifra diez veces superior. Había tantos cuerpos por las calles que los alemanes los quemaban con lanzallamas en vez de enterrarlos. Los soldados del grupo de Vonnegut consiguieron salvarse del bombardeo refugiándose en un matadero subterráneo que los alemanes tenían como almacén improvisado: el matadero número 5. Más tarde, cuando salieron de allí, los alemanes los pusieron a trabajar en limpiar escombros y cuerpos, mientras los ciudadanos les tiraban piedras y les insultaban.
Ficción: La experiencia le marcó tanto que Vonnegut la plasmó de diversas formas en siete libros. El primero y más conocido de ellos, además del más autobiográfico, es Matadero Cinco, que fue adaptado al cine de manera más o menos fiel por George Roy Hill. Lo que convierte la novela en ciencia ficción es que Vonnegut decidió distanciarse de los hechos mediante unos alienígenas, los tralfamadorianos, que raptan al protagonista para llevárselo a su planeta y exhibirlo, junto a otra mujer humana, en una especie de zoo intergaláctico. Los tralfamadorianos son capaces de ver todos los momentos de su vida al mismo tiempo, desde el nacimiento hasta la muerte, y le confieren este poder al protagonista antes de devolverlo a la Tierra. Así, el narrador se ve incapaz de evitar que su conciencia salte constantemente, sea transportada de pasado a futuro y viceversa, de su vida familia al campo de prisioneros de Dresden, del momento de su muerte en un atentado a sus experiencias en Tralfamadore. El protagonista comprende que no se pueden cambiar los acontecimientos, aunque sucedan en un teórico futuro, porque todo está ya escrito y la conciencia solo es una cuestión de punto de vista. Pero al mismo tiempo, también comprende que es algo que le convierte en inmortal, una persona que nunca dejará de existir pero que está confinada a revivir constantemente los mismos momentos una y otra vez.

 

Fuente: CINeol | Visitada: 54658 veces


Comenta esta Noticia

Comentarios (10)

13:03 - 04/04/2011

Sabio

Muy interesante el top, había algunas que conocía, pero otras no, e incluso han hecho que gane interés por alguna que otra película que desconocía :)


Ho!

16:06 - 04/04/2011

Toiguapo

Muy bueno el top, pero creo que falta por lo menos la película de "El Exorcista", aunque no se si se le puede considerar de fantasia, pero creo que está "inspirada en hechos reales".

17:04 - 04/04/2011

Sr.Rubio

Sólo un apunte: las pirámides no fueron construidas por esclavos, de echo en la época de la subida del Nilo volvían al campo y retomaban luego el trabajo, que por cierto se consideraba un honor. Quitémonos de la cabeza esas imágenes de Asterix con los egipcios dando latigazos a los pobres esclavos que subian los bloques de piedra...
Por lo demás cojonudo. [indy]

21:38 - 04/04/2011

daclickni

Señales me resultó muy buena, me intrigó...

23:55 - 04/04/2011

Dorengord

Buenas

Ya vuelve de nuevo los top 10 de cineol con su misma frecuencia de publicación. Eso está bien. Siempre son amenos, interesantes y muy ilustrativos de leer. Y sí, es que leer eso de inspirado en hechos reales en los crédtiso de apertura siempre es un arma de doble filo, en mi opinión al menos.

Salu2

Pd. Yo también creia que las piramides habían sido a base de latigazos.
pd2. Señales... sólo la he visto una vez... y vamos, no me entran ganas de repetir.

Pd3. El texto lo he leido entre ayer y ahora (a medias junto con otro interesante tema surgido en el tuiter con varios usuaruiso más de la web). Excelente trabajo. Sigue así

00:32 - 05/04/2011

Damned Martian

Toiguapo escribió:Muy bueno el top, pero creo que falta por lo menos la película de "El Exorcista", aunque no se si se le puede considerar de fantasia, pero creo que está "inspirada en hechos reales".

He intentado ceñirme a la ciencia ficción, ya que la película en la que se basa el top lo es. El Exorcista y demás casos parecidos ya pillaban un poco lejos.


PD: sustitúyase "esclavos" por "mano de obra barata y en abundancia" ;)
PD2: acabo de leer lo de Twitter XD

08:38 - 05/04/2011

Tentaculo Morado

Genial e ilustrativo. :)

00:35 - 06/04/2011

MadMax66

Buen Top, esperamos con impaciencia el próximo !!!
Personalmente me quedo con District 9, Fuego en el Cielo y Señales. La Naranja Mecánica es simplemente una obra de arte insuperable. The Jacket no termina de redondear bien el tema de los viajes en el tiempo y se queda en un buen propósito. Stargate me pareció pueril y las otras las he visto en televisión, pero son bastante antigüas. Días Extraños no sabía ni que existía, y eso que me gusta como trabaja Ralph Fiennes y creía haber visto todas sus películas. Me la apunto para verla lo antes posible. Gracias !!!

23:21 - 23/04/2011

tylerdurden99

Sí señor, el adjetivo que mejor describe este top es "interesante" ya que aparte de las fricadas cinéfilas que tanto nos gustan uno acaba aprendiendo cosas culturales.
Gracias y sigue asi Damned Martian


Ver el resto de comentarios sobre esta noticia