CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

El Clásico de la Semana: Mesas Separadas

- Por

9 Comentarios



MESAS SEPARADAS - 1958



Sinopsis: En un pequeño hotel de la ciudad inglesa de Bournemouth coincide un grupo de diversos personajes excéntricos, pertenecientes a diferentes ambientes y condición social. Entre ellos se encuentran Sybill Railton-Bell, una mujer tímida dominada por su madre; y el amable mayor Pollack, un hombre solitario que busca el afecto que perdió en el pasado. Cuando se conocen, surge entre ambos una atracción mutua.







CRITICA



Desde hace tiempo buscaba esta película, ya que fue en “Mesas Separadas” donde uno de mis actores predilectos, David Niven, consiguió el Oscar. Las expectativas que tenía eran muchas por ver su papel, no decepciona, pero me quedé más deslumbrado por la actuación de Burt Lancaster y sobretodo de la interpretación de Deborah Kerr, brillante en todos los aspectos.

Desde el inicio, en “Mesas Separadas” se nota el origen argumental, es decir que proviene de una obra de teatro escrita por Terence Rattigan. Trata de las desavenencias de una serie de personajes que residen en un hostal humilde de algún rincón de Inglaterra. En él vive desde hace tiempo un coronel británico retirado, el mayor Pollock (David Niven), que siempre relata sus aventuras y vivencias durante la guerra y que capta la atención y simpatía de una remilgada joven, Sybil (Deborah Kerr), que vive también en el hostal y además bajo la sombra de su autoritaria madre la señora Railton-Bell (Gladys Cooper). En el hostal dirigido por la amable señorita Cooper (Wendy Hiller) además conviven una anciana amiga de la señora Railton-Bell, un respetable caballero, una señora empecinada en sus apuestas y una peculiar pareja de enamorados. Uno de los residentes más antiguos es John Malcolm (Burt Lancaster), un novelista que recibe la inesperada visita de su ex-mujer Ann (Rita Hayworth), juntándose en la tranquilidad de este hotel pequeñas e intensas historias que despiertan el interés del espectador.

Puede parecer que bajo este argumento no podamos encontrar ningún aliciente en las historias que nos cuentan, ya que simplemente son problemas cotidianos que puede haber en la vida cada persona, tratando la soledad de varios personajes infelices. Pero “Mesas Separadas” es una de esas películas donde el reparto se impone al argumento, siendo las interpretaciones una lección de cómo se debe actuar siendo natural, sin ser otros personajes o sufrir transformaciones físicas, los actores hacen de la sencillez el mejor elemento para conseguir meterse dentro de los papeles que interpretan.La intensidad de diálogo se ven en las escenas entre Lancaster y Hayworth, esta última haciendo una interpretación adecuada al carácter por el cual era conocida esta actriz, haciendo de una mujer ambigua y ofreciendo una dualidad sentimental. Lancaster, como siempre magnífico, aún no he visto una película suya que me decepcione. Esta pareja en la película, Lancaster y Hayworth, realizan escenas de gran intensidad emocional, produciendo ciertos momentos de tensión y además el director Delbert Mann sabe jugar con ellos para conseguir la expresión adecuada en el momento indicado, siendo la escena del comedor excelente, donde junta primeros planos y contraplanos con tomas generales de la escena, sacando partido de lo limitado del escenario, ya que toda la película se desarrolla en el hostal.

La otra relación intensa, pero esta en otro nivel, la interpretan David Niven y Deborah Kerr, siendo las escenas posiblemente más emotivas y amargas. Niven aporta como siempre sus dotes interpretativas de escuela británica, siendo imponente en las últimas escenas, donde su sola presencia y la expresión de su cara o los gestos que hace, denotan su estado de ánimo, creando alrededor suyo un aire de tensión impropio de una película de estas características. Deborah Kerr es quien tal vez interprete a un personaje más difícil siendo la hija reprimida de una madre autoritaria y poco comprensiva, pero no hay exceso en lo que hace, no intenta destacar sobre nadie, ya que todos los personajes son secundarios y principales a la vez. De Kerr sobran los comentarios, de lo mejor de “Mesas Separadas”, una actriz brillante con siete justas nominaciones a los Oscar. Lo que más me sorprende es el Oscar a Wendy Hiller, es cierto que realiza un papel muy correcto, pero me parece excesivo ese premio.

“Mesas Separadas” recibió 7 nominaciones a los Oscar y no es de extrañar a pesar de ser una película no muy conocida por el público en general. Si de verdad queréis ver actuaciones de alto nivel, con una historia sencilla y con cierto aire de teatro, “Mesas Separadas” es la película adecuada.


PREMIOS



1959 Oscar al Mejor Actor para David Niven - Oscar para la Mejor Actriz Secundaria para Wendy Hiller
1959 Globo de Oro al Mejor Actor para David Niven


Nominaciones:

Oscar:

Mejor Actriz para Deborah Kerr
Mejor Banda Sonora para David Raksin
Mejor Fotografía en B/N para Charles Lang
Mejor Guión Adaptado para Terence Rattigan y John Gay
Mejor Película

Globo de Oro:

Mejor Película Dramática
Mejor Actriz para Deborah Kerr
Mejor Actriz Secundaria para Wendy Hiller
Mejor Director para Delbert Mann

Películas similares

Gran Hotel (Grand Hotel) - 1932
La Regla del Juego (Le Règle du jeu) - 1939


Edición en dvd

Editada por Sogemedia en una correcta edición con audio en español e inglés con subs en español. Buena imagen y sonido. Carátula no original.

 

Fuente: CINeol | Visitada: 4124 veces


Comenta esta Noticia

Comentarios (9)

01:00 - 27/09/2004

morneo

Ficha


Coméntala aquí.

20:33 - 14/09/2006

morneo

Hace ya mucho tiempo vi esta película como me gusta a mi verlas, de madrugada y bueno, mi curiosidad por verla era por saber como era la actuación de David Niven, saber por qué le dieron el Oscar al Mejor Actor y además en el reparto hay monstruos como Burt Lancaster, Deborah Kerr y Rita Hayworth, quienes consiguen hacer una labor interpretiva grandiosa en todos los aspectos, sacando practicamente de la nada esta película que se desarrolla en su totalidad en un hotel. Una gran pelicula

01:02 - 05/12/2006

JazZe

Es curioso lo de esta película. Cómo con un planteamiento bastante básico en su historia, se puede lograr un trabajo tan magnífico. Normalmente se le debe este logro a varios aspectos, y aunque en este caso también ocurre, hay uno que sobresale por encima de cualquier cosa, y es el apartado interpretativo.

Es maravilloso cuando te encuentras con una interpretación que, por mucho que diga buenos adjetivos, me quedaría corta. David Niven es un actor que siempre me ha gustado, pero jamás lo hubiera imaginado realizar un personaje como el que hace en esta película. Es imposible describirlo porque, aparte de que fastidiaría el final de la película, es indescriptible lo que transmite con su sola presencia. Impresionante. Pero encima Deborah Kerr está tremenda en un personaje subyugado por una madre que la domina en todo, hasta en lo que tiene que pensar y sentir. Burt Lancaster en un hombre destrozado por su pasado, y que lo refleja con cada parte de su cuerpo, como por ejemplo cuando ve por primera vez a Rita Hayworth, bellísima como pocas, y tremendamente cautivadora. Sin olvidarnos de Wendy Hiller, actriz que no conocía, sinceramente, y que ofrece un personaje realmente espléndido, lleno de fuerza y sobriedad.

Y decía lo de curioso al principio, porque creo que sin estas magníficas interpretaciones la película perdería mucho. Porque al fin y al cabo este tipo de personajes los hemos visto antes, lo que pasa es que aquí están perfectamente creados e interpretados. En ellos reside lo mejor del guión, y en la multitud de historias que forman la película, de las que destacan sobre todo las de Niven-Kerr, Lancaster-Hayworth-Hiller, y Kerr-Cooper. También ayuda la dirección, y es que no es nada fácil contar tantas historias a la vez sin desvirtuarlas, intentar que entendamos a todos los personajes, relacionarlos a todos entre ellos, situarlos en la película sin crear confusion, y que encima no sintamos claustrofobia, ya que toda la trama se situa dentro de un hotel.

Así que para mi, se trata de una película muy buena, con unas interpretaciones soberbias, y que tiene un final de los que te recuerdan el por qué le gusta a uno tanto el cine.

01:21 - 05/12/2006

morneo

JazZe escribió:Es curioso lo de esta película. Cómo con un planteamiento bastante básico en su historia, se puede lograr un trabajo tan magnífico. Normalmente se le debe este logro a varios aspectos, y aunque en este caso también ocurre, hay uno que sobresale por encima de cualquier cosa, y es el apartado interpretativo.


Para mi esa es una de las grandes virtudes de la película. Es que el apartado interpretativo es abrumador y sublime.

JazZe escribió:Es maravilloso cuando te encuentras con una interpretación que, por mucho que diga buenos adjetivos, me quedaría corta. David Niven es un actor que siempre me ha gustado, pero jamás lo hubiera imaginado realizar un personaje como el que hace en esta película. Es imposible describirlo porque, aparte de que fastidiaría el final de la película, es indescriptible lo que transmite con su sola presencia. Impresionante.


Recupero el comentario que hice en la crítica:

Niven aporta como siempre sus dotes interpretativas de escuela británica, siendo imponente en las últimas escenas, donde su sola presencia y la expresión de su cara o los gestos que hace, denotan su estado de ánimo, creando alrededor suyo un aire de tensión impropio de una película de estas características

Mira que es la segunda vez que veo esta peli y me esperaba esa parte final, pero de igual manera me ha parecido impresionante. Es que ya digo, un Oscar muy bien merecido. David Niven es un actor de muchos kilates

JazZe escribió: Pero encima Deborah Kerr está tremenda en un personaje subyugado por una madre que la domina en todo, hasta en lo que tiene que pensar y sentir.


La interpretación de Kerr es de un tacto y una sensibilidad increibles. En ningún momento hace un gesto de más o de menos. Esta casi perfecta en todo, incluso en la manera de sentarse o de expresarse.

JazZe escribió: Burt Lancaster en un hombre destrozado por su pasado, y que lo refleja con cada parte de su cuerpo, como por ejemplo cuando ve por primera vez a Rita Hayworth, bellísima como pocas, y tremendamente cautivadora.


Burt Lancaster me ha recordado a muchas de sus actuaciones que hizo en el cine noir. A mi es uno de los actores dramáticos que más me gustan. Sobre Rita Hayworth, encaja como un guante en su personaje. Menudos cruces de miradas con Lancaster

JazZe escribió: Sin olvidarnos de Wendy Hiller, actriz que no conocía, sinceramente, y que ofrece un personaje realmente expléndido, lleno de fuerza y sobriedad.


Aunque en un principio pensé que su Oscar fue algo exagerado, tengo que rectificar. Viéndola en VO he podido apreciarla mejor y coincido con lo dicho de su intepretación: fuerza y sobriedad

JazZe escribió:Y decía lo de curioso al principio, porque creo que sin estas magníficas interpretaciones la película perdería mucho. Porque al fin y al cabo este tipo de personajes los hemos visto antes, lo que pasa es que aquí están perfectamente creados e interpretados. En ellos reside lo mejor del guión, y en la multitud de historias que forman la película, de las que destacan sobre todo las de Niven-Kerr, Lancaster-Hayworth-Hiller, y Kerr-Cooper. También ayuda la dirección, y es que no es nada fácil contar tantas historias a la vez sin desvirtuarlas, intentar que entendamos a todos los personajes, relacionarlos a todos entre ellos, situarlos en la película sin crear confusion, y que encima no sintamos claustrofobia, ya que toda la trama se situa dentro de un hotel.


Las relaciones entre los distintos personajes están tratadas de manera espléndida. Los diálogos son de una fluidez abrumadora. Son muchos elementos los que se juntan para que califique este drama como uno de los mejores que he visto

JazZe escribió:Así que para mi, se trata de una película muy buena, con unas interpretaciones soberbias, y que tiene un final de los que te recuerdan el por qué le gusta a uno tanto el cine.


El final...
Spoiler: Mostrar
Es que cuando se ve a Niven yendo hacia su mesa, se crea un ambiente de tensión muy conseguido. Todos mirándoles y el tapando su verguenza. Maravilloso ese momento en el cual se le cae el tenedor y lo recoge con miedo. Es que esa secuencia desde que la vi, se me quedo en la memoria

03:11 - 21/09/2009

morneo

14:11 - 21/09/2009

Erick

hace tiempo que quiero ver esta peli pero no la encuentro en Devede

17:36 - 23/09/2009

NormanBates

Al fin una pelicula que si tengo en El Clasico de la semana :Ð

La vere esta noche y posteare mi opinion

14:28 - 24/09/2009

NormanBates

Lo que me llamo la atencion de la peli es que la historia es mas sordida de lo que aparenta ser, y al estar camuflada en el empaque de un tipico melodrama le da al producto un aire extraño.

Las actuaciones son bastante buenas y la historia se ve con interes, pero algunos personajes sobran (como esa pareja de estudiantes), y algunos actores tienen que lidiar con personajes imposibles (como la dueña del hotel tan comprensiva que parece ser hasta tonta).

El final mejora mucho la peli, ya que

Spoiler: Mostrar
no lo considero un final feliz, despues de todo

El alcoholico y la pija jamas podran ser felices juntos y tampoco Deborah Kerr y el mayor; sin embargo en ese momento con todos en sus mesas separadas parece que si, que todo puede solucionarse y nos deja con esa sensacion que sabemos que es una simple ilusion


7/10

18:36 - 05/10/2009

charada

Yo descubrí esta película gracias al programa de J.L.Garci. Siempre dice que es una de sus películas favoritas. A mi me gustó justo lo que resalta morneo. La interpretacion es sencilla, relajada, en su punto de equilibrio y el reparto es inmejorable. Para mi gusto destac Deborah Kerr. Gracias por traermela a la memoria morneo. Un saludo.

00:32 - 31/07/2013

Damned Martian

A mí no me gustó tanto como a vosotros porque lo estático y teatral de la pieza hace que durante muchos tramos se vuelva bastante plomiza y densa. Además, no creo que sus dos líneas argumentales estén todo lo bien engarzadas que podrían. Según he leído, se representaban como dos actos separados, y se nota, porque la peli se va centrando en una y olvidándose de la otra durante tramos interminables que hacen que la cosa no esté bien compensada.

Eso sí, no tengo nada que reprocharle ni al contenido del filme ni a los actores, especialmente a un superlativo David Niven. Todo lo que hay en pantalla es bueno. Con más garra en la dirección o con un guion más equilibrado en sus distintos componentes, el filme habría mejorado sensiblemente.

7/10


Ver el resto de comentarios sobre esta noticia