CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

TOP 10 2020 de Álvaro de Paz

- Por

0 Comentarios

He de decir que este es el año que más me ha costado cerrar esta lista. Recuerdo marzo cuando de un día para otro nos anularon los pases de prensa a los críticos que nos toca hacer la labor de ver antes que el público y luego tener que escribir . Pasaron los meses y la tragedia fue a peor, ya que todos los grandes estrenos que llevábamos todos un año esperando, se iban cayendo uno detrás de otro. Vivíamos una peli dentro de otra. Mientras escribo esto seguimos inmersos en esta especie de película de Roland Emmerich, donde una noche nos fuimos todos a dormir esperando las jugosas fechas veraniegas y navideñas para ver esas pelis que los grandes estudios nos llevan dosificando con pequeñas golosinas en forma de adelantos, y al despertar a la mañana siguiente, nos encontramos con que nadie puede pagar ya la fiesta. Las grandes luces se apagan, los espectadores huyen de las salas como de la lepra, y el mundo se cae a pedazos.

En medio de este panorama apocalíptico, nos clavamos en la tele todo lo que cae en nuestras manos. He valorado mucho esos momentos donde todos estábamos en nuestras casas esperando como ratas sarnosas los estrenos nuevos de las plataformas (consumiendo pelis en mi caso de buen rollo, para no deprimirme más). Recuerdo que fue Federico Fellini con una doble sesión sin interrupciones de La Dolce Vita y 8 y Medio, la razón por la que volví a sonreír en la soledad de la cuarentena de mi habitación.

En esta lista cada año me gusta poner algo de cine español, algo de formato televisivo, y las películas que me han tocado. Digo “tocado”, porque no es lo mismo que las mejores. A veces ambas van de la mano, y otras no. Sé que muchos dirán. qué hace esta aquí si es un coñazo, o porque mete algo de este director si no lo soporto, etc.. La respuesta es: Porque por la razón que sea ese día me tocó. Y al final cuando uno esta invirtiendo su tiempo en algo, aunque sea pandémico y no tengas muchas más opciones para elegir que estar delante de tu ordenador, del móvil, o en el sofá con un libro, siempre busca la emoción, y si uno la encuentra, sea donde sea, y como sea; entonces no es comparable a nada. El cine y las series han salvado muchas vidas estos meses. Y este es mi pequeño homenaje de lo mejor para mí:


MIS FAVORITAS DEL 2020 POR ORDEN DE MENOS A MÁS:

10-My Mexican Bretzel



Salí de los cines Aragonia de Zaragoza estas navidades sin saber muy bien como catalogar lo que había visto, pero sabiendo que me habían perforado por dentro. Una apuesta arriesgadísima de su directora Nuria Giménez. Un all in cinematográfico, donde te encuentras abriendo puertas por la que aún no ha pasado nadie. Los primeros minutos te sientes algo incomodo entre tanto silencio suspendido en subtítulos. Luego las imágenes se adueñan de la sesión, de la sala y de ti. La historia de un matrimonio de la burguesía europea de los 60 empapa todo como el agua cristalina de Mallorca. Luego el tiempo, la vida, la muerte y de nuevo el silencio y la palabra. Es ésta una apuesta que gusta a unos, y que deja fuera de juego a otros, pero seguro que ninguno de estos dos exponentes se queda igual que antes de entrar en la sala.

9-El Olvido que seremos



Fernando Trueba se fue a Colombia para contarnos la historia de una familia lastrada por la barbarie de un país dividido. Tuve la suerte de verla en su estreno durante una sesión nocturna en el festival de San Sebastián, y emocionarme con ese señor llamado Héctor Abad Gómez. Un médico y activista de Medellín que luchó por sus ideales humanos hasta el final. No estamos ante una película sobre un tema político, sino ante la historia de amor de un padre hacia su familia narrada desde la mirada de su hijo. La primera hora del film donde se centra en su relación con esa mujer, y esas hijas y abuela en esa maravillosa casa en medio de la naturaleza es casi de cuento. Pero sobre todo es real, es íntima, porque parece que te están invitando a verlos escondido entre esas verdes plantas que asoman en el patio de la familia Abad. Javier Cámara (pese a su intento de acento Colombiano de Medellín) que le lastra sobre todo al principio, confecciona aquí el mejor papel de su vida actoral junto al de “Hable con ella” de Pedro Almodóvar. Llegará a nuestros cines en marzo, yo no me la perdería.


8-Antidisturbios



Rodrigo Sorogoyen se está convirtiendo en sinónimo de gol. Es como un nueve del área cinematográfica, casi infalible cuando tiene un nuevo proyecto entre manos. Para mí su obra cumbre es Madre (2019).
Antidisturbios, su carta de presentación en el mundo televisivo ha sido como una hostia en la jeta, pero de las buenas. ¿Por qué es un tortazo de principio a fin? Porque estamos ante la mejor serie que he visto hecha en este país. Se que es mucho decir, pero le he dado vueltas, y no encuentro una que supere a ésta en todo. Actores, factura, temple, fuerza de un guión, entretenimiento y pulso narrativo. Sé que igual suena exagerado ponerle esta etiqueta, pero decirme una mejor y lo comentamos. Por supuesto que se pueden criticar muchas cosas de ella, como algún recoveco que no se cierra, cuestiones que intenta tocar y se queda a medias, alguna subtrama metida medio con calzador, o el entramado político que hay detrás que te saca de lo verdaderamente potente, que no es otra cosa que la brigada de antidisturbios de la que te crees todo. Nunca han estado mejor los actores que forman parte de ese furgón, comandados por la actriz protagonista. Una inmensa y para mi desconocida Vicky Luengo. Todos ellos además acompañados de un abanico de secundarios impagables para conformar un casting casi perfecto. Verla, aunque sea solo por el plano secuencia del último capítulo de la cena en el restaurante, y el desalojo en la casa de Lavapies, Disponible ahora en Movistar.


7- First Cow



El triunfo de la sencillez. Una historia que se podría describir en menos de un folio. Se despliega ante tus ojos, al ritmo pausado que su directora quiere, ya que su cine es así, marcado por un estilo tranquilo, como gustaban de hacer los grandes contadores de historias que iban por plazas y tabernas. Desde que arranca se nos hace ver rápidamente cual es el nudo a desenredar, pero luego ese nudo de zapato se convierte en el de una soga, y ese en algo mucho más profundo aún. Tanto como las raíces del propio capitalismo, y por ende de la codicia humana. Se habla de cosas fundamentales como la amistad, el valor del intercambio material, del dinero, de la venganza, y sobre todo de la cuantía de las cosas simples.

6- Ema




El director del que más espero algo últimamente se llama Pablo Larraín. El chileno es un regalo para los amantes del cine. Esta obra es detallista, con colores, música, voz, y con unos personajes que parecen surfear entre las olas de sus propias ideas. Hace poco un amigo me comentó que parece que están improvisando, que no hay un guión cerrado. Ema es un personaje que traspasa la pantalla, un animal que quema y que arde por los pasillos Almodovarianos, de una peli en la que siempre haces pie, aunque sea solo con la punta del dedo gordo, pero de la que nunca te llegas a caer. Mientras estás dentro de ella, vuelas dando saltos como un hada que bambolea entre la vida de diferentes hombres hasta que todo quema y termina ardiendo. Lo que recuerdo con más cariño de este pase en la casa de América de Madrid es tener sentada en primera fila a Ema, la actriz protagonista Mariana Di Girolamo, y poder hablar un rato con ella sobre su personaje.


5- The Last Dance



Faltos de noticias positivas desde el mundo exterior. Este documental fue un hálito de luz para medio planeta. Que su estreno coincidiese por casualidad con los peores momentos de la pandemia, multiplicó su éxito. Pero al margen de ello, estamos ante un documento único de imágenes jamás vistas del que para mí es el mejor deportista de todos los tiempos. Una joya escondida en los intestinos del vestuario de una de las grandes dinastías de la NBA. Nada nos ha ayudado más a conocer al humano que hay detrás de la bestia competitiva que jugaba con el número 23. Un demonio vestido de rojo, que fue capaz de superar todo, y a todos para ser el mejor. La gran pregunta es: ¿Si ese equipo no lo hubiesen desintegrado desde dentro, habría ganado más?
Mi respuesta después de ver este último baile es: Si.


4- Martin Eden



Acudí al pase de prensa con muchas ganas, porque me daba muy buena pinta ya desde que leí lo que decían de ella en Cannes. Durante la primera hora asistí a una obra que me estaba dejando el mismo poso de esas grandes películas Italianas del pasado, a mitad muta, como lo hace su protagonista basado en una novela de Jack London. ¿Por qué? La respuesta correcta es que lo hace al igual que el mundo que tanto le disgusta, que como él, evoluciona y se estropea, como una Europa herida previa a la gran guerra. Martín bucea con sus palabras dentro de un marco de odio que crece y crece, hasta que la marea lo inunda, llevándose todo, incluso a él.

3- El Año del Descubrimiento



A veces ocurren milagros como este. Vete al cine a ver un docu ambientado en Cartagena, Murcia, que dura como la versión larga que hizo Sergio Leone de “Érase una vez en América”, a priori suena extraño, o a extravagancia cool. Una obra destinada a irse volando como algo que se pierde, como esa bolsa de plástico llevada por el viento de los grandes estrenos yankees que inundan las salas. Su estreno tan limitado en cines hizo que conseguir tu entrada fuese como coger mesa en “El Bulli”. Eso acrecentó mi interés en ella. ¿Es tan buena? Pues en efecto lo es, y sí, no hay que perdérsela en el cine. El verdadero triunfo que ha conseguido su creador es conseguir que desde las piletas de un bar de tapas murciano lleguemos a deducciones universales. Eso sí, reconozco que la primera media hora sentado en la butaca (sabiendo todo lo que me quedaba por delante de duración, 4 horas), me asusté, una vez pasé esa fase crítica, quería seguir sentado en ese bar pidiendo cañas y torreznos. Imprescindible.

2- Nomadland



Mi peli favorita del 2018 fue “The Rider”, un diamante salido de la mina de la América profunda, dirigido por esta discreta cineasta llamada Chloé Zhao. De cuyo cine me enamoré perdidamente, y veo que no me equivoqué. Me gustó tanto esa película, que me alegré mucho de que triunfara con su siguiente film, Nomadland con una inmensa Frances McDormand que huele a su tercer Óscar, ya dieron cuenta de esto en el festival de Venecia premiándola con el León de oro. Así que acudí a San Sebastián con la misión de conseguir verla como fuera. Y mis ganas se vieron altamente recompensadas. Ya que estamos ante la que para mi era la ganadora de este año atípico del Oscar a mejor película, y sobre todo (un premio que no se lo va a quitar nadie ya) al de mejor directora del año merecidísimo para esta gran directora.

1- Otra Ronda



Gracias al chivatazo de un amigo cineasta, estas navidades tuve la suerte de acudir en los cines Aragonia de Zaragoza a un único pase de la peli que este año ocupa mi número uno. Todo lo que haga Thomas Vinterberg me interesa, igual que todo donde salga ese actor de mirada profunda y sincera llamado Mads Mikkelsen. Y cuando se juntan pues les salen cosas como esta, donde desde la secuencia de la cena entre sus protagonistas, amigos de la infancia, en un lujoso restaurante donde se va mascando la tragedia. Un viaje por los infiernos personales de unos seres que vagan perdidos por la tranquila ciudad donde viven, yendo a sus cómodos trabajos en un colegio, y luego a sus casas con sus hijos y mujeres a comportarse día tras día como autómatas. He pensado que no voy a contar nada más, ya que seguiría hablando y hablando sobre ella, pero creo que os la estropearía, así que para no seguir dando pistas, sólo añadiré que tiene uno de los finales más potentes y sorprendentes que he visto en un cine. Creo que en marzo estará en las salas españolas. (Aviso, id con calzado cómodo, porque saldréis del cine con unas increíbles ganas de bailar)

 

Fuente: CINeol | Visitada: 745 veces