CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

Especial Twin Peaks: El retorno de La Serie

- Por

4 Comentarios

En el último capítulo de la Segunda Temporada, la fallecida Laura Palmer se volvía a aparecer en un sueño al agente Cooper y le decía: “I'll see you again in 25 years” (Te veré dentro de 25 años), como si de un pronóstico o quizás profecía se tratase. En aquel momento, nadie podía imaginar que eso fuese a suceder así, pero aquí nos encontramos, 25 años después, en el estreno de la Tercera Temporada de Twin Peaks, en el retorno de La Serie.

La maravilla creada por David Lynch y Mark Frost, es una serie que marcó una época, y lo que es aún más importante ha ido marcando a la generación de series posteriores a lo largo de los años siguientes hasta llegar a una década de oro del género televisivo que sin duda ha bebido de las influencias de Twin Peaks, en series posteriores como Los Soprano, Expediente X y un largo etcétera.



Para conocer el verdadero alcance revolucionario de esta serie en aquella época, hay que conocer el tipo de series que en ese momento estaban triunfando en la televisión (La ley de los Angeles, A través del tiempo, Dinastía, Falcon Crest...). No se había hecho nunca nada como Twin Peaks, y todo hacía presagiar que sería un rotundo fracaso, que el público de la época no estaría preparado para ello.

Pero la serie rompió con todos los pronósticos, se hizo un hueco sagrado y privilegiado en la elección de los televidentes y marcó una tendencia que se fue multiplicando poco a poco.

Gran parte de la razón del éxito inmediato de la serie lo tuvo su promoción, diferente en todos los países, pero con el nexo en común del suspense.
En España, la serie fue emitida por una recién creada cadena como fue Telecinco y con todo un portentoso aparato de márketing tanto en prensa como en televisión en torno al asesinato de una adolescente. Posteriormente, y en una época donde no existían aún las redes sociales, el boca a boca hizo que la serie recorriese todos los rincones, que todo el mundo hablase de ella, y a partir de ahí que el hecho de saber quién mató a Laura Palmer se convirtiese casi en una obsesión en toda una legión de seguidores y fanáticos que la serie ya poseía. Lo que se conoce como todo un fenómeno mediático.



Twin Peaks tiene una multitud de elementos que pueden explicar por sí solos el éxito creado. El primero, y sin duda el más importante el talento de los creadores, del guionista Mark Frost, pero sobre todo del que es sin duda alguna uno de los mayores genios del cine: David Lynch.

Lynch había rodado hasta entonces Cabeza Borradora, El Hombre Elefante, Dune, Terciopelo Azul y Corazón Salvaje. Por tanto, quién hubiese visto hasta entonces esta corta pero intensa filmografía del director norteamericano ya se podía hacer una pequeña idea de lo que podía encontrarse. Aunque es sin duda Terciopelo Azul, la película de la que más rasgos encontramos en la serie y la de más influencia. El mundo de Lynch-Frost se convierte en un auténtico mundo particular, privado y propio y consigue ser único e irrepetible, adquiriendo la serie un universo cautivador y de gran magnetismo.



La estética se la serie es de una profunda belleza. Tanto la fotografía, como la dirección artística como unos sencillos pero enigmáticos exteriores hacen que todo encaje en su proporción de aura, que todo se magnifique, que la aparente sencillez encierre todo un mundo de complejidades paradójicas que siempre busquen un mismo objetivo: el misterio.

Los planos son sinceros en ocasiones cuando la historia discurre por momentos narrativos sencillos y muy engañosos cuando en el cuento de hadas aparece el lobo (o el búho), cuando el misterio toma forma y se maquilla de códigos o cuando el terror aparece en escena. Los planos hablan y sugieren, la cámara nos invita, la televisión se vuelve un aliado perverso en el devenir de la historia.

La música de Angelo Badalamenti (magistral y también mítica) termina de culminar este aspecto formal tan maravillosamente creado, hasta configurar un sello indiscutible e inconfundible de la serie tanto en los momentos propiamente dramáticos e incluso románticos, como en el plano onírico y en la propia intriga. Todo está calculado, poco sobra y nada falta y el marco formal será un elemento narrativo más de indudable importancia y trascendencia.



Los personajes es otro de los aspectos fundamentales de Twin Peaks. Personajes excéntricos, como el propio agente Cooper, de aparente sencillez en la plácida vida de un pueblo, pero con contradicciones con su propio mundo interior, con secretos inconfesables y con muchos anhelos. Todo envuelto en una aparente calma, en una engañosa amabilidad, un particular encanto, del que el agente Cooper no puede escapar, y del que acaba completamente atrapado. En este aspecto, Lynch y Frost dan rienda suelta a su particular humor, y la serie se tiñe en ocasiones de comedia en torno a personajes y situaciones fuera de lo común (inolvidable por ejemplo Lady Leño) y las propias locuras que encierran o en las que se ven envueltos, en un pueblo que parece tener un imán especial para las excentricidades.

Como no podía ser de otro forma el guión es fundamental. La historia es aparentemente simple: se encuentra el cadáver envuelto de una adolescente a las orillas de un lago, y a partir de ahí y con la ayuda de un agente del FBI la vida del pequeño pueblo donde vivía se centra en averiguar quién ha podido ser el asesino. Pero lo cierto es que tras esta historia sencilla, se esconde un guión fascinante que nos impide saber quién mató realmente a Laura Palmer, aunque nos permite a su vez que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones, sus claves personales y su sospecha sobre quién pudo ser el asesino, como si de un auténtico juego se tratase, un cluedo televisivo del que es difícil no caer en sus redes y participar del encantamiento.



Hay necesidad de saber, pero a su vez no se quiere conocer la revelación para no perder la magia. Precisamente este aspecto, la revelación del asesino, que aparece en la Segunda Temporada, antes de su finalización es probablemente el aspecto menos interesante (quizás el único) de esta magnífica serie. A partir de su revelación, la serie adquiere otro matiz (no necesariamente negativo) distinto, hasta el punto de que podríamos hablar perfectamente de una "tercera temporada" virtual, que aleja a Laura Palmer del foco principal y se centra en otros aspectos del pueblo y de sus personajes, y se crea otro misterio en torno a un asesinato aunque esta vez sin tanto magnetismo ni emoción.

Aún así, la serie sigue manteniendo un alto nivel hasta llegar al último capítulo donde sucintamente nos emplaza 25 años después, justamente el fascinante momento en el que nos encontramos actualmente.

Dos años después de que finalizase la serie, y con la intención atar varios cabos rotos, David Lynch realizó la película Twin Peaks: Fuego Camina Conmigo, en lo que se conoce como la precuela de la serie y donde además de volver a reencontrarnos con el asesino de Laura Palmer conoceremos muchos de los detalles de su vida (algunos ya sugeridos en la propia serie) y donde Lynch parece tomarse sus propias libertades (que quizás en la serie no tenía) para crear una historia donde el surrealismo adquiere mayores proporciones (más en su línea personal y potenciada posteriormente) y donde el misterio adquiere matices más complejos. Una película que en su momento fue muy poco valorada y que con el tiempo ha ido adquiriendo mayor respeto.



Poco o nada (por fortuna) se sabe de esta Tercera Temporada de Twin Peaks, aparte de que no se trata de un remake, de que tendremos muchos de los mismos personajes interpretados por los mismos actores y de que (lo más importante) está realizada por los mismos creadores de antaño, David Lynch y Mark Frost, sin –presumiblemente- la misma frescura de antaño, pero con –presumiblemente- mucha más experiencia.

El fantasma de la decepción es uno de los que más ronda en este fascinante retorno, pero los que amamos el cine de Lynch tenemos (y debemos) dar un margen de confianza y sobre todo tener fe en el talento del que sin duda alguna es uno de los mejores cineastas de la historia y del que nos ha dejado una obra maestra como es Mulholland Drive y una serie de culto como es Twin Peaks.

Que se levante el telón (rojo).


sergio_roma00@yahoo.es
twitter Sergio Roma

 

Fuente: CINeol | Visitada: 535 veces


Comenta esta Noticia

Comentarios (4)

21:37 - 27/05/2017

The Lobo

Bueno, ¿se sabe algo más de Twin Peaks?

¿Están disponibles todos los episodios de la nueva temporada? ¿Culmina la serie, o habrá más temporadas?

16:19 - 29/05/2017

Quentin

La Tempotada 3 se está emitiendo en estos momentos, lleva 4 capítulos y la Temporada va a constat de 18

22:15 - 29/05/2017

The Lobo

Quentin escribió:La Tempotada 3 se está emitiendo en estos momentos, lleva 4 capítulos y la Temporada va a constat de 18


Vamos, que se emite semanalmente como toda la vida. Pensaba que lo iban a hacer en plan Netflix que ponen temporadas del tirón.

Gracias.

21:28 - 05/06/2017

Quentin

No, es un capítulo cada semana, van por el capítulo 5


Ver el resto de comentarios sobre esta noticia