CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

Especial Penélope Cruz. Chica Donostia

- Por

0 Comentarios

Su sueño cuando comenzó en la interpretación era participar en una película de Pedro Almodóvar, o lo que se dio en llamar, ser una “chica Almodóvar”, lo cual supuso durante muchos años un sello de calidad y prestigio en una carrera artística. Cumplió el sueño con Kika y luego ha repetido en varias ocasiones con el director manchego con excelentes resultados.

Es de suponer, que en aquella época no se imaginaba llegar a poder ser reconocida en una Festival tan prestigioso como el de San Sebastián, pero ha llegado este momento, y en esta ocasión por partida doble: siendo la imagen del Festival y la ganadora del Premio Donostia por “su grandeza como actriz y su proyección como actriz española en la industria internacional", según ha comentado José Luis Rebordinos, director del Zinemaldia. De chica Almodóvar a chica Donostia con todos los méritos.

Penélope Cruz es una actriz que ha sabido labrarse una carrera a base de trabajo, paciencia y mucha constancia y ambición. Con películas de todo tipo en su haber, ha trabajado para directores de gran talla como el mencionado Almodóvar, y como Bigas Luna en su debut en el cine, Fernando Trueba, Alejandro Amenábar, Stephen Frears, Isabel Coixet, Julio Medem, Fernando León de Aranoa, Kenneth Branagh, Asghar Farhadi, Ridley Scott o el mismísimo Woody Allen. Una lista notable que pone de manifiesto la calidad de una actriz que ha demostrado estar a la altura de papeles complicados y de entregar trabajos de muy elevado nivel interpretativo.



Un Oscar, tres Goyas, el Premio de interpretación en Cannes, el César honorífico y ahora el Premio Donostia es su brillante balance de premios con tan solo 45 años, siendo además la más joven de la historia en recibir este último, y la quinta española tras Fernando Fernán Gómez, Francisco Rabal, Antonio Banderas y Carmen Maura, un premio que reconoce la aportación al mundo del cine de grandes figuras de la industria, y que han logrado también profesionales de la talla de Lauren Bacall, Robert Mitchum, Lana Turner, Susan Sarandon, Catherine Deneuve o Al Pacino.

Aunque en muchas ocasiones la actriz madrileña ha sido más conocida por sus romances, especialmente el que protagonizó con Tom Cruise, o la que mantiene con Javier Bardem, lo cierto es que Penélope siempre ha sabido mantenerse al margen de ese mundo, y ha ido, poco a poco, desde aquel sensual papel en Jamón, Jamón junto a Javier Bardem, realizando trabajos importantes, demostrando que es mucho más que una cara bonita o un buen cuerpo y ganándose el respeto de la crítica y del público.



Penélope es una actriz sólida, solvente, que domina ciertos registros dramáticos, y se muestra convincente en otros terrenos. Puede realizar excelentes papeles de protagonista, pero también se esmera en sus interpretaciones de secundaria, no se achica, se crece ante los retos y consigue que algunos de sus personajes lleguen a ser inolvidables.
Personajes con mucha personalidad y con un enorme trabajo detrás.
Además su físico le ayuda, posee una belleza sensual, exótica, enigmática en ocasiones y muy natural que le permite afrontar diferentes papeles en función de las características del personaje, demostrando que puede aprovechar su belleza si es necesario o relegarla a un segundo plano, no dependiendo de ella si el papel lo requiere.

Muchas películas le han permitido mantener este status de excelente actriz, pero hay al menos una decena que han sido y son claves en su carrera:



- Jamón, Jamón. Su debut y su llamada a la puerta del mundo interpretativo con un buen papel.

- Abre los Ojos. Amenábar saca lo mejor de aquella joven actriz y le da un papel importante que realiza a un gran nivel, junto a su pareja protagonista Eduardo Noriega. Ya venía de realizar buenos papeles, pero este sin duda le dio la gran popularidad que necesitaba y merecía. Posteriormente repetiría el mismo papel en el fallido remake Vanilla Sky, esta vez con Tom Cruise como pareja protagonista.

- La Niña de tus Ojos. Se podría decir que es la consagración como actriz de futuro, en una estupenda película donde brilla (y canta) con luz propia, junto a un reparto muy coral en el que destaca en muchos aspectos.

- Todo sobre mi Madre. Tras el fiasco de Volavérunt, Almodóvar vuelve a llamar a la puerta de Penélope en un bello papel que muestra su cara más tierna y en una grandísima película. Ahora sí que podía decir que era una “chica Almodóvar”. Un idilio Almodóvar-Penélope que se ha mantenido con el tiempo hasta nuestros días. Este papel fue importante además porque le abrió las puertas de Hollywood, y Penélope entró por ella sin complejos.

- Volver. Participando durante unos años en películas bastante mediocres en Hollywood, Almodóvar la rescata, siete años después en el que sin duda es el mejor papel de su carrera. La inolvidable Raimunda es un papel magnífico que le llega en una madurez interpretativa plena. Una gran película en la que ella adquiere un protagonismo muy destacado y consigue la cota tan elevada que andaba buscando. La consagración definitiva de estar ante una gran actriz.



- Vicky Cristina Barcelona. Posiblemente nadie, ni ella misma se esperase que un Oscar le pudiese llegar con un papel secundario y con una película poco destacada de Woody Allen. Pero así fue, y en el año 2008 se convertía en la primera actriz española en recibir este premio, en un buen papel junto a Rebecca Hall, Scarlett Johansson y Javier Bardem.

- Los Abrazos Rotos. Siendo ya un valor seguro de prestigio y de calidad, Almodóvar vuelve a contar con ella para un papel protagonista y vuelve a responder de manera excelente. Si el director manchego es un excelente director de actrices, Penélope ya es a estas alturas una de sus alumnas más aventajadas, además de una des sus actrices fetiche. Otra gran película con otro gran papel protagonista.

- Ma ma. Aunque este trabajo no obtuvo la valoración en cuanto a premios, nos mostró un registro muy serio y duro de una actriz que ya estaba preparada para todo. A los mandos de Julio Medem, se pone en la piel de Magda, una maestra en paro a la que le diagnostican cáncer de mama. Un magnífico trabajo a sumar a su ya excelente trayectoria.

- Todos lo saben. Trabajar con Asghar Farhadi tuvo que ser, a buen seguro, otro sueño cumplido, y hacerlo de la manera en que lo hace tuvo que ser un placer para el director iraní. Con un excelente reparto (Javier Bardem, Ricardo Darín, Eduard Fernández, Bárbara Lennie,Inma Cuesta…) la actriz madrileña vuelve a brillar con luz propia, sin complejos y con mucha confianza, en un nuevo registro de madre coraje o madre desesperada.

- Dolor y Gloria. Su último trabajo hasta la fecha y su nuevo trabajo junto a Almodóvar, en esta ocasión con Antonio Banderas como pareja protagonista. Pudiera parecer como un cierre de ciclo muy significativo, y en todo caso, un paso más, en una trayectoria brillante.



Aunque se podrían destacar más películas, este “decálogo” interpretativo resulta una excelente ventana para valorar una carrera notable, y para entender el otorgamiento de un Premio tan importante. A su vez, y dada su juventud, nos deja también la certeza de estar ante una actriz que tiene aún mucho que mostrar y que probablemente nos regale tanto o más interesantes de los mostrados hasta la fecha. Porque lo que no cabe ninguna duda, es que nos encontramos ante una excelente actriz.

Sus futuros proyectos nos llevan de nuevo a Estados Unidos, de la mano del director Simon Kinberg en la película "355", thriller de espionaje junto a Jessica Chastain, y una más que interesante participación en la próxima película de Olivier Assayas, Red Avispa, un thirller abientado en los años 90 junto a Édgar Ramírez.





@sergio_roma

 

Fuente: CINeol | Visitada: 264 veces