CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

Repaso al 66 Festival de San Sebastián

- Por

0 Comentarios


Finalizado el 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián vamos a hacer un pequeño resumen e impresiones del mismo.

Comenzamos por el final, es decir, por la Concha de Oro para la película de Isaki Lacuesta Entre dos Aguas, que se hizo esperar ya que se proyectó de las últimas. Con esta película, Isaki, se coloca en el grupo de tan sólo cuatro directores que han conseguido doblete en la máxima categoría del Festival junto con Uribe, Ripstein y Ghodabi. Esta vez no ha habido quejas ni pitos.

Sobre el tema películas ya habéis podido seguir las crónicas de Carlos Fernández. Por mi parte añadir que, para mí, lo mejor que he visto ha venido de la parte española. Y que nos sorprendió la ausencia en el palmarés de Quién te cantará o El Reino. Sobre todo por las fabulosas interpretaciones de Antonio de la Torre,-un clásico-,y de Eva Llorach, a quien auguro una exitosa participación en la carrera de premios que está al caer. Yuli con una maravillosa música de Alberto Iglesias y la premiada Another day for life espero que también aparezcan en todas las nominaciones patrias. Por cierto, la película de Vermut sí triunfó llevándose el Feroz Zinemaldia 2018 otorgado por los socios de AICE presentes en el Festival.

Sorpresa con In fabric, de vacío, y que High life se llevara el FIPRESCI. Odiada y adorada a partes iguales. Aunque Pattinson crea que ver a la gente salirse de su película “tiene un punto”(?).

Hago mía la “queja” del presidente del jurado, Alexander Payne, en que las películas no deben durar más de 2 horas. Algunas son una tortura. Aunque no comparto al 100% su siguiente afirmación de que estamos en una “edad de mierda en el cine y una edad de oro en televisión”. Un poco exagerado. Aunque de paso recomiendo la serie de Paco León, Arde Madrid , que se estrenará en noviembre.

Vamos al otro festival, el que se mide por los visitantes y por la participación del público.
A nivel visitantes y de glamour festivalero no ha tenido queja. La presencia de estrellas mundiales conocidas y reconocidas ha llenado los alrededores de las sedes y hoteles donostiarras.

Ryan Gosling, Timothée Chalamet, Robert Pattinson y Bradley Cooper hicieron chillar al público que abarrota las aceras y salas en San Sebastián. La simpatía de Danny DeVito, que hasta se presentó por sorpresa en una proyección para niños, y en euskera, de su Smallfoot; la emoción de Hirokazu Kore-eda al recoger su premio Donostia y confesar que, como todos, se quería perder por la parte vieja a comer pintxos; y la elegancia de la gran dama inglesa, Judi Dench, entre muchísimos invitados, han favorecido a que la impresión generalizada, más allá de las salas, sea muy buena.

Y como no sólo de famoso se disfruta el Festival, hablaremos próximamente de otras actividades paralelas a las que hemos asistido.

En cuanto a la participación ciudadana en salas se han vendido más de 174.000 entradas. San Sebastián es una ciudad de cine y lo demuestran cada año llenando las sesiones. Y no, no es fenómeno de diez días. Hay mucho movimiento a lo largo del año. La siguiente cita será la Semana de Terror y los especiales de Bang Bang que agotan entradas según salen.

En lo negativo, y de lo que se habla mucho, es de que ha habido problemas para acceder a determinados pases de prensa. La larguísima cola para ver Roma (2018), por ejemplo, yo la salvé disfrutando de un western, The Sisters Brothers, en otra sala. En mi caso no tanto, por un lado por la incompatibilidad de horarios entre fotos y pelis, y por otro porque sólo puedo acceder a determinadas sesiones. Hay muchos festivales que se pueden hacer en función de lo que cada uno elija, y lo que es verdad, es que es imposible ver todo. La solución no creo que sea fácil porque el Festival ha crecido mucho, pero espero, que se tome una intermedia y no acabemos como en Cannes. San Sebastián tiene identidad propia y las comparaciones son odiosas y ya las hicieron divertidas en la irreverente y genial gala de inauguración dirigida por Diego San José.

Una anotación negativa muy personal,para mí, la nueva imagen no ha funcionado. No entiendo la elección del cartel;no me gusta el nuevo logo y la Concha parece un pendrive gigante. No siempre lo moderno está ligado a lo elegante y la Concha de Oro era elegante, ahora ya no.

Con todo, ya estamos contando los días para volver a San Sebastián, a su Festival y a sus gentes. Cita imprescindible en septiembre 2019: 67SSIFF.

Ya hemos pasado el testigo a festivalero a José Hernández con sus Diarios desde Sitges.

Gracias a CINeol, a Carlos y nos vemos en salas.
Os dejo con el resumen fotográfico del 66 Festival de San Sebastián



(más fotos en la galería de fotos del Festival de San Sebastián 2018)


Carlos Fernández
Inés Barreda

 

Fuente: CINeol | Visitada: 201 veces