CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - 10.000

Poster

'La historia de 10000 no tiene sentido'

04/03/2008 - Por Aleix Ortuño

(1/5)

10.000
Director: Roland Emmerich
Intérpretes: Steven Strait (D'Leh) / Camilla Belle (Evolet) / Cliff Curtis (Tic-Tic) / Omar Sharif (Viejo Baku) / Reece Ritchie (Moha) / Nathanael Baring (Baku) / Mona Hammond (Anciana madre) / Joel Virgel (Nakudu) / Affif Ben Badra (Warlord)
Duración: 109 minutos
Sinopsis: Fue una época en la que el hombre y la bestia eran salvajes y el gran mamut recorría la tierra. Fue una época en la que nacieron las ideas y las creencias que forjaron a la humanidad para siempre. [b]10.000[/b] [...]
Lea más en su ficha

Estreno en España: 7 de Marzo de 2008
Nota I.M.D.B.: 6,9/10 (455 votos)


CRÍTICA



Lo bueno de hacer la crítica de 10.000 es que uno no tiene que quedarse en sutilezas. Puede decir, simple y llanamente, que es una mala película. Y no tiene nada que ver con el género al que pertenece. Después de todo, puede que sea lícito que una película se centre en los efectos especiales, o en las escenas de acción, porqué una multitud de espectadores disfrutaran un filme de estas características. Incluso hay películas que pueden concebirse como una simple diversión, y que dejan a un lado la complejidad y emotividad del guión para apoyarse en una sucesión de escenas más o menos emocionantes, secuencias impactantes y algún que otro momento cómico para hacernos pasar un buen rato.

Existe un gran público para películas así, y filmes que satisfacen ese público. Pero 10.000 no es, ni muy lejanamente, uno de ellos. Para empezar, porqué es aburridísima. El guión padece de los sospechosos habituales (absurdo, vacío y, a pesar de ello, previsible) pero la película no lo compensa con ningún acierto. No resulta emocionante, falla cuando intenta ser espectacular y está casi totalmente desprovista de humor.

Puede que salve alguno de estos aspectos en algún momento puntual, pero el resultado final es este.


(Más imágenes en su galería)



Supongo que todas estas palabras se tomaran con cierto escepticismo. Para empezar, está el trailer del filme, que es bastante espectacular. Y Roland Emmerich viene de El día de mañana, que unos recordarán como sumamente aburrida y otros como la película con los efectos especiales más impactantes que han visto. Bueno, entrando en más detalle, los efectos de 10.000 son absolutamente pobres. De hecho, sólo se reflejan en la creación de tres especies prehistóricas (que aparecen muy puntualmente) y en la inclusión de una especie de ciudad egipcia, en la que puede verse claramente que los transeúntes están hechos por ordenador. Nada de la estética mínimamente “300” que auguraba el trailer. Nada del espectáculo que, quieras que no, era El día de mañana. Lo más espectacular de 10.000 son las montañas grabadas que aparecen al principio (algo que parece sacado de la saga de El Señor de los Anillos), y no tardan en resultar tediosas al cabo de tanto abuso.

Por lo demás, la historia de 10000 no tiene sentido, como no tiene demasiada relevancia la ambientación “prehistórica” del argumento, si no es para quitarle más verosimilitud, si cabe. Y, a partir de aquí, todos los fallos técnicos (como unos cambios de plano algo mediocres), todos los aspectos delicados del guión (como incluir un narrador que interviene continuamente, un recurso algo tosco para que se entienda un filme), todas las, llamémosle así, tonterías (como el ridículo final), pasan desapercibidas por lo desconectado que uno se siente de la película.

¿Y no hay nada bueno? Quizás, en algún momento, la banda sonora, absolutamente típica, da alguna alegría y una falsa sensación de épica en el filme.

Algunos minutos de la estereotipada banda sonora y unos cincuenta-y-cinco segundos de las secuencias de acción. Eso es lo que podéis llegar a disfrutar si vais al cine a ver 10.000.

 

Visitada: 5917 veces