CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Invasión (2007)

Poster

'Divertida y reflexionante'

25/10/2007 - Por Korben Dallas

(3/5)

Invasión (2007)
Director: Oliver Hirschbiegel / James McTeigue (sin acreditar)
Intérpretes: Nicole Kidman (Carol) / Daniel Craig (Ben) / Jeremy Northam (Tucker) / Jackson Bond (Oliver) / Jeffrey Wright (Dr. Galeano) / Veronica Cartwright (Wendy) / Alexis Raben (Danila)
Duración: 96 minutos
Sinopsis: Una misteriosa epidemia que afecta al comportamiento humano se extiende por todo el mundo. Dos psiquiatras de Washington descubren que el origen es extraterrestre. Ahora deberán intentar detener la epidemia antes de que se apodere de toda la población, para lo [...]
Lea más en su ficha

Estreno en España: 26 de Octubre de 2007
Nota I.M.D.B.: 6,1/10 (3690 votos)


CRÍTICA



Carol Benell (Nicole Kidman) es una exitosa psicóloga divorciada que vive con su hijo Oliver (Jackson Bond) llevando una vida apacible y acomodada. Ajena a lo que a pocos kilómetros de sus tranquilas vidas está sucediendo.
Un cohete espacial se estrella contra la tierra y la tripulación al completo fenece en el siniestro. Sin embargo, no eran los únicos seres vivientes que transportaba el artefacto. En él unos microseres viajaban con el propósito de hacerse con el control de los humanos. Introduciéndose en los cuerpos y tomando el control al entrar el sujeto en la fase REM del sueño, en pocas semanas casi la totalidad del planeta se encuentra bajo el dominio del invasor alienígena.
Poco a poco, Carol va percatándose de los acontecimientos y observando como todos a su alrededor cambien extrañamente y se convierten en personas desconocidas.

Cuarta adaptación de La invasión de los ladrones de cuerpos de Jack Finney que ha sido llevada a la pantalla por Don Siegel en 1956, Phillip Kaufman en 1978 y Abel Ferrara en 1993, con diferente suerte y siempre con un público fiel entregado a la historia de estos entes que roban la mente a los seres humanos y crean una civilización carente de sentimientos.
Para enfrentarnos a esta nueva y en poco original visión, partiremos de la base de que Oliver Hirschbiegel parece que no tenía demasiado interés en meterse en camisa de once varas y firma un filme sobrio y carente de elementos arriesgados. Esta invasión es el primer proyecto del director alemán en Estados Unidos y se aleja de la que fuera su (hasta el momento) gran obra, aquel experimento sórdido y terrorífico (Das Experiment) de 2001, que le trajo a nuestras pantallas con gran aceptación de público y crítica.

Pero no por ello deja de firmar este producto aséptico y calculado, eso sí, sin ponerse en el brete de recibir un palo de la crítica. Invasión es una película acertada y precisa, limpia, que asusta y mantiene en todo su metraje una elegancia fílmica poco habitual en el cine norteamericano, que a ratos demuestra un conocimiento y un manejo primoroso por parte de su inteligente director y que momentos después parece doblegado a presentarnos un catálogo de otoño con los modelitos lucidos por la señorita Kidman. Pero que como producto final puede ser considerado como la mejor adaptación que se haya hecho de la novela, carente del encanto de la primera, pero a todas luces superior en calidad a todas, no por sus logros cinematográficos, sino por las carencias y dolencias de las previas –particularmente la versión de Ferrara que era infumable-



Y el otro gran acierto -y a la vez su gran handicap- es la presencia de una megaestrella como lo es Nicole Kidman. Gran acierto porque la carrera de la laureada actriz sigue consolidándose como una de las mejor perpetradas en Hollywood, y sabe muy bien donde se mete, y también sabe muy bien como hacer que un filme funcione. Más aún después de descubrir que puede meterse al público en el bolsillo chillando despavorida en la lucha por la salvación de la prole (no es que sea santo de mi devoción, pero reconozco más de un paralelismo entre esta Carol y la Grace de Los Otros de Amenábar); y es a la vez el gran lastre del filme porque en numerosas ocasiones sucede que proyectos interesantes pierden fuste y posibilidades al doblegarse a los caprichos y las exigencias de sus protagonistas. En el caso que nos ocupa podemos afirmar que por supuesto se trata de un vehículo de lucimiento de la actriz, pero muy bien perpetrado y que se asienta sereno en un equilibrio entre tensión dramática y primeros planos de Nicole.

Sin embargo, también reside en el filme un discurso que delata el origen reflexivo del proyecto, un análisis ontológico acerca de las características de los seres humanos y de su incapacidad para vivir en paz, llegando a plantearse una duda moral y terriblemente relevante: ¿no merece la pena ser abducidos por una inteligencia superior si con esto se acaban las injusticias, las guerras, la violencia? ¿no son los sentimientos un precio razonable a pagar para evitar tanta destrucción?

Invasión es una de esas escasa películas capaces de divertirnos y hacernos pasar una tarde en un cine entretenidos abrazados a un cubo inmenso de palomitas y que, después, tranquilamente sentados, si nos apetece, pueden proporcionarnos una interesante reflexión acerca del ser humano.

 

Visitada: 5558 veces







Puntuación de los Usuarios

5.52

(97 votos/10755 visitas) - Estadísticas >>