CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El ultimátum de Bourne

Poster

'Cine palomitero serio'

13/08/2007 - Por Mrs. de Winter

(3/5)

El ultimátum de Bourne
Director: Paul Greengrass
Intérpretes: Matt Damon (Jason Bourne) / David Strathairn (Subdirector Noah Vosen) / Joan Allen (Pamela Landy) / Julia Stiles (Nicky Parsons) / Paddy Considine (Simon Ross) / Édgar Ramírez (Paz) / Albert Finney (Dr. Albert Hirsch) / Scott Glenn (Director Ezra Kramer) / Colin Stinton (Neal Daniels) / Corey Johnson (Wills)
Duración: 111 minutos
Sinopsis: Jason Bourne solo quería desaparecer y empezar de nuevo. Pero quienes le entrenaron ahora quieren capturarle. Jason ha perdido la memoria y a su amada, y su único sentido es intentar remontarse al principio y descubrir quién era. Al precio que [...]
Lea más en su ficha

Estreno en España: 14 de Agosto de 2007
Nota I.M.D.B.: 8,7/10 (14,510 votos)


CRÍTICA



Jason Bourne sigue sin saber quién es. Intentó descubrir su verdadera identidad y después trató de vengarse por lo que le habían hecho. Ahora regresará a sus orígenes, recordando paulatinamente cómo empezó todo, obteniendo al fin respuestas y llegando hasta los culpables, que se empeñan en acabar con él antes de que el letal Bourne les encuentre.

El Ultimátum de Bourne cierra una trilogía que ha resucitado el espíritu del cine de acción serio en los últimos años. Y lo hace con mucha clase. La saga del amnésico espía constituye un buen ejemplo de cómo se pueden hacer películas de acción que atrapen al público sin ceñirse a los esquemas hollywoodienses. Aquí no hay ningún secundario gracioso que relaje el ambiente con sus chascarrillos, los coches no explotan por los aires como si fueran todos transportistas de pólvora y no se suelen oír sentencias lapidarias cuando alguien se dispone a matar al enemigo. Ahora bien: nuestro protagonista es más listo que toda la CIA junta, pero si tenemos en cuenta que fue entrenado como una máquina de matar, resulta incluso creíble. A este súper-espía lo encarna de nuevo Matt Damon, tan inexpresivo como siempre, en un papel que en realidad tiene pocas líneas de diálogo en favor de un apabullante trabajo físico. En esta ocasión le acompaña Julia Stiles, y junto a ellos brilla un reparto que sería difícil reunir en cualquier otro filme de estas características: un impecable Albert Finney, David Strathairn, Scott Glenn, y Joan Allen, que borda el personaje secundario más interesante de la serie.



Paul Greengrass, que ya dirigiera El mito de Bourne (de la primera, El caso Bourne, se encargó Doug Liman) repite a los mandos de esta producción. El director británico insiste en su particular estilo más cercano al documental que a la ficción y consigue mantener un pulso casi espídico durante todo el metraje, en cerca de dos horas de tensión continua que dejan sin aliento al espectador. Sin embargo, alguien debería regalarle una steady-cam a Greengrass, ya que su técnica 'cámara en mano' resulta cargante en ocasiones. El continuo movimiento también se refleja en zooms espasmódicos y un montaje repleto de saltos. A pesar de estos pequeños vicios estilísticos, la película va más allá del entretenimiento. Como ya viéramos en United 93 (y su emocionante escena final) o la no menos dura Domingo Sangriento, el realizador demuestra su gran capacidad para la acción. La mejor persecución, en este caso a pie, que tiene lugar en Londres casi al principio del film, transmite tal tensión que es imposible perder el interés por lo que suceda al protagonista desde ese momento, por obvio y predecible que sea. Porque el desenlace se ve venir desde el principio, pero las impresionantes escenas en moto, coche o a la carrera, rodadas por todo el mundo (Tánger, Nueva York e incluso Madrid) consiguen que te olvides del anunciado final, ya que el presente proporciona emoción de sobra.

El cine de palomitas también puede ser cine serio, y El Ultimátum de Bourne pone la guinda a una de las grandes sagas de acción de nuestros días, en un festival de adrenalina que no despertará sesudas reflexiones en los espectadores, pero sin duda hace que nuestra sed de entretenimiento sea saciada en un par de horas ante la gran pantalla.

 

Visitada: 11262 veces







Puntuación de los Usuarios

7.45

(268 votos/18461 visitas) - Estadísticas >>