CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Barton Fink

Poster

'Recuerda a David Lynch'

24/04/2006 - Por Der3k

(4/5)

Posiblemente estemos ante la mejor película de los Coen, al menos mí favorita, y también la más extraña y enigmática. En ocasiones recuerda al cine de David Lynch en cuanto al uso de la fotografía y la cámara para fascinar al espectador y la facilidad para dotar a la película de una entidad y dimensión propia y siempre desde un punto de vista subjetivo, en concreto desde el punto de vista de su protagonista, Barton Fink.

Barton Fink es un escritor de los años cuarenta que llega a Hollywood, tras su éxito en Broodway, contratado por unos grandes estudios para escribir el guión de una película de lucha libre. Entonces Barton es perseguido por la temida "pagina en blanco" es incapaz de escribir más de dos líneas de un guión, que seguramente no pasará a la historia y que posiblemente ni se ruede. Interpretado genialmente por John Turturro, que con una máquina de escribir, unas gafas y una mirada perdida, provoca sensaciones difíciles de igualar, Barton Fink resulta un personaje tremendamente real e interesante de cara al espectador, tímido e inteligente y en ocasiones ingenuo ante el nuevo mundo que se le abre en Hollywood, el cual rechaza constantemente.

Barton se hospeda en un lúgubre hotel (Hotel Earlie: "Para un día o una vida"), del que nunca vemos el exterior, siempre el interior (recepción, largos pasillos, habitación de Barton…) el hotel parece vacío, tan sólo vemos a Barton y al vecino de habitación, Charlie Meadows, que terminará haciéndose amigo del frustrado guionista. Por cierto muy buena y divertida la actuación de John Goodman como Charlie Meadows. Barton sólo tiene alguien con quien hablar en Charlie Meadows, aparentemente un vendedor de seguros, y en las numerosas conversaciones que tienen podemos observar algunos diálogos macabros, divertidos y en ocasiones esclarecedores sobre lo que nos cuenta la película. Por ejemplo, Charlie tiene una infección de oído, entonces Barton le recomienda que visite al médico, a lo que replica Charlie: "No puedo cambiarme la cabeza por otra" y Barton responde: "Es lo malo de tenerla pegada", este diálogo al final de la película tiene sentido, un tanto macabro ciertamente. En otra de sus conversaciones Barton dice: (mientras habla sobre el oficio de escribir) "Ya te digo, la vida de la mente, no hay mapa de ese territorio, explorarlo puede ser muy doloroso". Para mí Barton explora a lo largo del film ese territorio que en ocasiones puede ser muy doloroso.

Barton se encuentra con un afamado escritor y guionista al que admira bastante, W.P. Mayhew, dado a la bebida y que terminará ganándose el odio y desprecio de Barton por las continuas discusiones con su mujer, Audrey Taylor, de la que se enamora el joven escritor. Se acuestan y cuando se despierta descubre que ella ha sido asesinada, pide ayuda a Charlie que le ayuda a deshacerse del cuerpo. Podemos ver una constante degradación del personaje, en su imagen y en aquello que le rodea, las paredes de la habitación se despegan, el pegamento, el magnífico uso de la cámara por Joel con unos planos geniales, una degradación que a partir del suceso se hará aun más evidente. Su vecino y compañero Charlie se va unos día a Nueva York por motivos de trabajo y le deja una misteriosa caja para que cuide de ella. Unos detectives vienen a interrogar a Barton, porque van en busca de su vecino Charlie, que al parecer es un nombre ficticio, llamándose en realidad, Karl Mundt "Mundt el loco", un peligroso asesino aficionado a decapitar a sus víctimas.

 

Visitada: 2842 veces







Puntuación de los Usuarios

7.52

(99 votos/9410 visitas) - Estadísticas >>