CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Indiana Jones y la Última Cruzada

Poster

'Muy Spielberg'

25/01/2006 - Por

(5/5)

Ingredientes: cine clásico, aventura, héroes y villanos, una chica y una búsqueda contrarreloj. Para convertir esto en un éxito, sumar los nombres del tándem de oro: Spielberg y Lucas. Para convertirlo en un gran éxito incluir a Harrison Ford en el papel de su vida y para finalmente convertirlo en una película redonda solo añadir un nombre más: Sean Connery. Una receta infalible.

Indiana Jones y la última cruzada retoma el espíritu familiar de En busca del arca perdida y su humor ligero huyendo de la calificación por edades NRM -13 que se adjudicó a El templo maldito. Sin embargo y cosa rara en una tercera parte, la película no se copia a sí misma sino que innova y ofrece más que las anteriores, convirtiéndose incluso en la mejor de las tres. Para ir un paso más allá Spielberg decidió desarrollar a su personaje, desvelar algunos de los misterios que envolvían a Indiana Jones y hacerlo más cercano para el público. El héroe omnipotente de las anteriores entregas fue también un niño.

El guión no pierde ritmo en ningún momento. De hecho, mejora al tener una trama más elaborada. La sucesión de gags de las anteriores cambia aquí para convertirse en un camino (iniciático, para aquellos amantes de los templarios) lleno de pruebas que superar, y no solo pruebas físicas sino también pruebas de ingenio y sabiduría. Uno de los valores de la película es que tiene una trama al estilo aventura gráfica que permite al espectador implicarse totalmente. Quizá pierde en número de escenas de acción pero las que se incluyen son impresionantes.

Esta vez, la trama se centra en la búsqueda del Santo Grial que parece apunto de caer en manos del ejército nazi. Lucas quiso desde el principio de la saga usar el Grial como objeto arqueológico/mágico para las aventuras de Indiana, pero Spielberg no terminaba de verle potencial. Finalmente el guión de Jeffrey Boam y Menno Meyjes le convenció, retomaba la mitología judeo-cristiana, incluía la relación padre-hijo como elemento fundamental y volvía a colocar a los nazis como los “malos” indiscutibles. Muy Spielberg.

Todas las actuaciones resultan perfectas principalmente porque a cada actor le sienta su papel como un guante. River Phoenix aparece como el adolescente Indiana Jones el tiempo suficiente como para que lamentemos no haber tenido más interpretaciones suyas. Alison Doody (Elsa Schneider) se convierte en la nueva “chica Indiana” y aunque pierde gracia y protagonismo comparada con sus antecesoras, su frialdad y ambigüedad son necesarias para el papel. Se recupera además a dos personajes de la primera entrega convirtiéndolos en el contrapunto cómico de la película: Denholm Elliott (Marcus Brody) y John Rhys-Davies (Sallah); un gran dúo.

Capítulo aparte merece Harrison Ford. ¿Quién podría imaginar mejor Indiana Jones? ¿Y quién diría que cuando rodó esta película tenía 47 años? Sin embargo, si en las dos películas anteriores él era el absoluto pilar de la trama, en esta ocasión debe agachar la cabeza y dejar paso a los mayores. Connery se come a Ford en cada una de las escenas y, aunque la química entre ambos es estupenda y sus continuas discusiones crean algunos de los momentos más divertidos de la película, no se puede evitar pensar que la mirada de asombro perplejo que el hijo dirige al padre es la misma que el actor dirige al maestro. Y es que al lado de Connery, Harrison parece más bien “Junior” Ford.

 

Visitada: 6721 veces







Puntuación de los Usuarios

8.32

(508 votos/27583 visitas) - Estadísticas >>