CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - E.T., el Extraterrestre

Poster

'La mejor película de Spielberg'

25/01/2006 - Por Veerleen

(5/5)

En el mundo de Spielberg no hay mayor bien que la inocencia ni mayor mal que el hombre deshumanizado. Por eso los niños tienen tanto protagonismo en sus películas y los “grandes hombres” acaban siempre con la diversión. Muchos usan películas como E.T para acusar el cine de Spielberg de sensiblero pero en realidad aquellos que han perdido la capacidad de emocionarse ante la ternura y la magia de la película son dignos de lástima y no de crítica.

E.T es probablemente la mejor película de Spielberg o al menos la más representativa de su estilo en su vertiente más familiar. Contiene todas las claves de su cine en la combinación más equilibrada: ternura, amistad, fantasía, aventura, acción, humor y niños, muchos niños. Aunque los ovnis y extraterrestres eran ya un tema conocido por Spielberg, E.T mantiene su frescura, y no solo no toma elementos de Encuentros en la tercera fase sino que convierte en aciertos todos los fallos de aquélla. Crear en el espectador una relación de cariño real con el personaje es más sencillo a través de los ojos de Elliot (Henry Thomas) que del desquiciado Dreyfuss. Además ¿qué era lo que más se echaba de menos en Encuentros? Ver y conocer a nuestros visitantes. Así pues, deseo concedido.

Hoy en día E.T habría sido creado por una complicada tecnología infográfica o por modernos programas de captura de movimiento para conseguir mayor realismo. Pero lo cierto es que la torpe marioneta que encandiló a medio mundo consigue conmover más con uno de sus gestos que cualquier Jar Jar Binks con sus renderizados y texturizados de última generación. A pesar de todos los avances informáticos el espectador sigue notando de algún modo que el actor no puede abrazar a una pantalla verde como lo hace Elliot con su compañero de goma.

E.T es un cuento, un maravilloso cuento de hadas con buenos, malos y un mundo de magia donde todo puede ocurrir. Con una historia muy sencilla Spielberg consigue crear algunas de las imágenes más recordadas de la historia del cine y, con el guión, legar al lenguaje cotidiano muchas de sus frases. El humor, que llena la cinta, no ha pasado de moda y es otra de las claves de su éxito, además de marca de fábrica de Spielberg.

La interpretación se deja por completo en manos de los niños, grandes responsables de la magia de E.T. Su naturalidad y la calidez de su relación con el extraterrestre crean la base sobre la que se mueve el resto de la película. Si no funcionasen E.T jamás habría sido un gran éxito. Las elecciones de Spielberg fueron excelentes. Henry Thomas aguanta correctamente el protagonismo de la cinta, encajando tan bien en el papel que aún hoy sigue siendo recordado como Elliot. Pero, sobre todo destaca el único personaje capaz de robar planos al mismísimo extraterrestre, Gertie, una adorable Drew Barrymore de tan solo siete añitos.

E.T es una película imprescindible, con una banda sonora conocidísima, impecable producto de John Williams. Si no la viste con diez años conseguirá que vuelvas a sentirte como si los tuvieras.

 

Visitada: 4381 veces