CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Harry Potter y la Cámara Secreta

Poster

'Para niños y mayores'

24/11/2005 - Por morneo

(3/5)

Poco después de la finalización de que la primera aventura del niño mago llegara a la gran pantalla, Harry Potter afronta su segundo desafío, ahora más mayor, con un tono de voz siendo más acorde con su edad y, como no, acompañado de nuevo por sus leales amigos, el pelirrojo Ron y la sabionda Hermione. La primera entrega, “Harry Potter y la Piedra Filosofal” fue más bien la presentación de estos personajes al público, funcionaba más como capítulo introductorio y como reclamo de más espectadores a la larga de la saga.

Como sucede en muchas segundas partes, esta continuación va más directa, sin rodeos, te sumerge de inmediato en la trama. Harry se encuentra con un elfo doméstico llamado Dobby, una peculiar criatura que trata de impedirle que regrese a Hogwarts para iniciar el siguiente curso escolar. Pero pronto descubre por qué: alguien está haciendo estragos en la escuela, guardando todo relación con un pasado oscuro de Hogwarts, cuando uno de los fundadores del colegio, Slytherin, hizo una cámara de los secretos que escondía algo desconocido bastante aterrador…. pero Potter y sus amigos iniciarán una nueva aventura para descubrir que hay tras el misterio.

“Harry Potter y la Cámara Secreta” se presenta como una película más sombría y oscura que su predecesora. Hay más aventura, acción y los protagonistas se notan más amoldados a sus personajes. Seguimos viendo al director de Hogwarts Dumbledore, la profesora McGonagall y al profesor Snape y observamos la evolución de sus personajes, vamos viendo más aspectos de ellos. Se introducen nuevos personajes, los más relevantes son Lucius Malfoy, a quien da vida Jason Isaacs, el padre de Draco Malfoy y el prepotente y vanidoso profesor Lockhart, quien brillantemente encarna Kenneth Branagh. El guionista Steve Kloves y el director Chris Columbus aciertan al integrar los nuevos elementos en la atmósfera de la saga, mágica y realista a la vez. Sin embargo, a ratos, la película parece más episódica y menos fluida, vibrante y emotiva que la primera entrega. Además, su tono más siniestro se compensa siempre con un recurso a golpes de humor más maduros. Tal vez más de dos horas y media de metraje quizás sean demasiadas para desarrollar un argumento como el de esta secuela. Aparte, el diseño de producción es fabuloso, y algunas escenas se vuelven brillantes gracias al trabajo de los artistas que las dotan de vida: decorados que nos hacen creer que estamos en otro mundo, vestuarios repletos de personalidad, efectos especiales divertidísimos fabulosas caracterizaciones.

La película se dedica más a narrar y no tanto a describir el universo mágico en el que estamos. Esta vez, ya no nos sorprende tanto el imaginario que ya conocíamos: el expreso de Hogwarts y su andén 9 ¾, el grandioso castillo donde se ubica la escuela, sus cuadros animados y sus escaleras. En esta película pesa más la acción, los peligros que se ciernen sobre Harry y sus amigos... Por eso, Columbus cierra los planos y, aunque nos deleita con imágenes casi de postal, también opta por encuadrar rostros y gestos para entender más las reacciones de los personajes

Esta segunda parte gustará a los niños de todo el mundo (aunque les haga pasar un poco de miedo) y fascinará a los seguidores adultos de este joven aprendiz de mago

 

Visitada: 2315 veces







Puntuación de los Usuarios

6.24

(298 votos/60562 visitas) - Estadísticas >>