CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Mars Attacks!

Poster

'Los invasores mas gamberros'

11/08/2005 - Por Casiotone

(3/5)

Los invasores mas gamberros

Existe una opinión generalizada , ciertamente injusta, que consiste en considerar a Mars Attack como una obra menor en la carrera de Tim Burton, y si bien es cierto que no se trata de una obra redonda, completa, si que es un vivo ejemplo de todas y cada una de las obsesiones, virtudes y defectos que jalonan la carrera del director de Ed Wood. Burton contó con un alto presupuesto, cercano a los 65 millones de dolares, con un grupo de actores extraordinarios, con la confianza de los dirigentes de la Warner y sin embargo fracaso en taquilla y entre parte de la opinión critica. Quizás fue el palo mas grande que se ha llevado Burton (El planeta de los simios, si funcionó en taquilla) y quizás tambien esto contribuyo a menospreciar una cinta que resulta verdaderamente satisfactoria.

Homenaje o parodia? Mucho mas cerca de la primera proposición Burton dispone una visión neo retro de la invasión marciana mas gamberra que uno recuerda. Con detalles mas cercanos a la serie B, tan querida por él, que a la gran superproducción, ello provoca que cada fotograma deprenda un extraño encanto que impregna toda la cinta, la cultura popular americana no es idealizada pero si es mostrada con un extraordinario cariño. Y es que toda la carga critica va dirigida principalmente hacia los estatutos mas consolidados del poder político y económico norteamericano, desde Washington hasta Las Vegas, desde el mismo presidente del país hasta el "mas retro todavía" Tom Jones, sin compasión, no la tienen los invasores y tampoco la tiene Tim Burton.

Es difícil analizar friamente la cinta, ello es debido a que la misma tiene una estructura similar a una jam session, múltiples protagonistas, escenas bizarras como la inicial con las familia filipina que ve pasar un grupo de vacas ardiendo, la excesiva y estrafalaria Las Vegas, todo se entremezcla y provoca un magma de sensaciones que impide un análisis mas pormenorizado. Todo ello es buscado intencionadamente por Burton con la intención de crear un gran chiste, una gran comedia alargada, con la necesidad de romper esquemas, de inventarse un marciano guiñol . Aquí radican también los mayores problemas de la cinta dado que aparecen los tan temidos baches narrativos y acaba resultando que algunas de las situaciones propuestas resultan bastante menos interesantes que otras y es que Mars Attack funciona mas como acumulación de ideas que como una clásica narración continuada. Esto no es una crítica o menosprecio a la labor de dirección que desarrolla Burton, es más este aporta escenas realmente buenas como la ya mencionada inicial o el antológico y desternillante final de la historia, y el imaginario visual tan propio de su obra se mantiene intacto. Mención especial merece en este aspecto los marcianos invasores, lejos del tremendismo de visiones pasadas, Burton los caricaturiza casi tanto como a los personajes que pueblan el planeta invadido. Tan gamberros como sanguinarios ( geniales las secuencias en la india o en el monte Rushmore) de su gran cerebro no podemos derivar un mayor grado de inteligencia, no son seres extraordinarios son tan solo los portadores del caos y la destrucción de esta historia. Y acabaran apoderándose del total protagonismo de la cinta por encima de un lujoso reparto encabezado por el doblete de Jack Nicholson y que cuenta también entre otros con Glenn Close, Annette Bening, Pierce Brosnan, Danny DeVito oMichael J. Fox posiblemente sea el reparto mas estelar y disciplinado que ha tenido a su disposición Burton.

Cínica pero a la vez nostálgica, rotunda en su posicionamiento, excesiva y divertida, Mars Attack se encuadra perfectamente en la personalidad de su autor, el cual, y con razón no termino de entender los palos que se llevo la película en su estreno, " la gente ha perdido el sentido del humor, se ha criminalizado la ironía en este país" y si eso es cierto (que en ocasiones sí lo parece) que algún marciano nos coja confesados. En definitiva obra significativa, irregular pero nunca menor.

 

Visitada: 2916 veces