CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Star Wars: Episodio III. La Venganza de los Sith

Poster

'Conclusión más que notable'

20/05/2005 - Por morneo

(4/5)

Con “La Venganza de los Sith”, George Lucas da por concluida su saga espacial, ofreciéndonos en este último episodio una trama más sutil e interesante que sus predecesoras en esta nueva trilogía, es decir “La Amenaza Fantasma” y “El Ataque de los Clones”.

En esta parte, Lucas despliega un espectáculo visual asombroso desde el principio, llegando a desbordarte en esos primeros veinte minutos tan llenos de lásers, naves, droides, robots. Visualmente, ninguna película puede igualar “La Venganza de los Sith”. Las secuencias de fondo son simplemente magníficas, además de una fotografía oscura acorde con la historia. Pero de lo que Lucas peca es de un guión lleno a veces de frases vacías, ya que en historia del romance que viven Anakin y Amidala, su relación está llena de frases melosas, de miradas, que intentan reforzar no sin esfuerzo tanto Christensen como Portman. Aporta eso sí, cierta dosis de humor y “La Venganza de los Sith” realmente no contesta ninguna pregunta. El argumento resulta coherente con el desarrollo de las anteriores películas, siendo para quien haya seguido esta saga de películas una historia predecible, pero que ansías por ver como Lucas la ha trasladado en imágenes. Aunque Lucas sufre lagunas en el guión, su imaginación es magistral, girando creativamente el argumento hacia cualquier tragedia griega o shakesperiana: un hombre que logra el poder sacrificando a un ser querido, incluyendo su alma, con un irónico destino que gana por un lado y pierde por el otro.

En esta parte vemos como Anakin Skywalker es seducido por el Lado Oscuro de la Fuerza y se convierte en Darth Vader. El canciller Palpatine se revela como Darth Sidious. Los Jedi van perdiendo su poder. Obi Wan Kenobi y Yoda se ven obligados a exiliarse y la República democrática se ver absorbida por el Imperio. Más que respuestas, lo que encontramos son detalles, esos acontecimientos que ya sabíamos cobran vida. Las piezas van encajando con coherencia, aunque será imposible ver la trilogía original de la misma manera. “La Venganza de los Sith” lo cambia todo, como el origen y la perspectiva que teníamos de cada personaje. Da más sentido a cada situación de la antigua trilogía, como el enfrentamiento en el Episodio IV entre Obi Wan y Darth Vader o el intento de atraer al Lado Oscuro al joven Skywalker por parte del Emperador. Vemos que Anakin si era el Elegido para devolver el equilibrio a la Fuerza.

En el argumento además abundan las historias secundarias y varios personajes adquieren un mayor protagonismo. Mace Windu adquiere mayor relevancia en muchas decisiones, Bail Organa aparece como un personaje de mayor importancia y R2D2 tiene una participación más activa, donde da muestras de su inteligencia. Destaca en “La Venganza de los Sith” dos confrontaciones épicas, que adivinamos que sucederán, pero mantienen alta nuestra expectativa de lo que puede suceder y aún sabiendo su final, nuestra emoción es constante.

Lucas realiza un montaje soberbio, intercalando secuencias de acción que no decaen en el ritmo, aderezadas con la, una vez más, magnífica banda sonora de John Williams, que realiza una composición más cercana a la trilogía original, reforzando cada situación y enmarcando los acontecimientos y el carácter de los personajes. Pero ante todo, esta película marca el nacimiento de un mito de uno de los villanos por excelencia de la historia del cine: Darth Vader. La saga de “Star Wars” es la historia de su vida. Aún sabiendo como es en realidad Darth Vader, nuestros miedos retroceden años atrás cuando observamos esa máscara negra, el inolvidable sonido de su respiración y la inconfundible voz de Constantino Romero. Un momento estremecedor, seguramente una de las secuencias, por no decir la mejor, de toda la saga. Ese instante, irónicamente es enternecedor por el pensamiento que tiene Darth Vader y nos hace entender aún más su complejidad y maldad, pero adivinamos que algo no tan oscuro reside en él.

En definitiva, una conclusión más que notable para esta gran opera galáctica. Es una lástima que termine, su final se puede decir que es atípico, ya que con él se reabre “Una nueva esperanza……..”

 

Visitada: 8994 veces