CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Ojo Público

Poster

'Para pasar el rato'

03/05/2005 - Por morneo

(3/5)

Foto-Matón

Dicen que una foto es el reflejo del alma e incluso algunas tribus indias rechazan ser fotografiadas porque consideran que les roban una parte de su ser. La fotografía siempre ha mostrado momentos dramáticos, cómicos, vergonzosos, polémicos, etc. y tanto antes como ahora, la fotografía ha servido para mostrar la cara más oculta de cualquier persona, siendo normalmente imposible de rebatir lo que en ellas se ve. “El ojo público” nos ofrece una visión del mundo del fotógrafo oportunista, al que no le importa lo que vea su objetivo si hay dinero de por medio y sobretodo de su falta de escrúpulos y pocos remordimientos.

El argumento de “El ojo público” discurre en el New York de los años 40, en plena Segunda Guerra Mundial, y nos muestra la vida de un tenaz fotógrafo independiente, Leon Bernstein (Joe Pesci), conocido como el Gran Bernizi, ya que parece un mago siempre apareciendo con su cámara en el momento oportuno. Una enigmática mujer, Kay Levitz, propietaria de un club nocturno, le invita a su local para que investigue para ella la identidad de un individuo que le acosa con apoderarse de parte de su local y de repente Bernstein se ve metido en una peligrosa situación donde la mafia y el FBI están involucrados. Más o menos este es el guión que plantea Howard Franklin, además de ser el director. Franklin fue uno de los guionistas que adaptó al cine con éxito la novela de Umberto Eco “El nombre de la Rosa” y también la película de Ridley Scott “La sombra del testigo”. En “El ojo público”, Franklin nos ofrece una historia de cierto estilo negro, reuniendo algunos elementos de esas películas, como una ambigua femme fatale o un fotógrafo indiferente poco impresionable, que se mueve a ambos lados de la justicia y el crimen, siempre buscando beneficio para sus fotos, juntándose además el tópico habitual de las películas de gángsters donde hay dos bandas enfrentadas. No es que sea una película que desarrolle un hilo argumental complicado, ya que si fuera en blanco y negro o de los años 50 sería una más de tantas de este estilo que se hicieron en aquella época. Tratando la película de la fotografía, no es de extrañar que una de las partes más llamativas sea el observar las fotos que hace el fotógrafo, donde se muestra además que sus fotos no son sólo un trabajo, sino que es una afición muy artística para él.

El fotógrafo en cuestión está protagonizado por Joe Pesci, un actor que siempre ha actuado como un magnífico secundario, siendo muy prolífico en sus actuaciones a principio de los 90, destacando películas como “Uno de los nuestros”, por la cual recibió un Oscar o “Casino”, pero que desde hace unos años está desaparecido del panorama cinematográfico. En “El ojo público” encaja perfectamente con el personaje, siendo el más adecuado e idóneo para dar vida a este entrometido fotógrafo, ofreciendo una correcta actuación. A su lado Barbara Hershey, haciendo de dueña del club, quien tuvo su momento de gloria con “Hannah y sus hermanas” o “Hoosiers”, pero siguiendo después una irregular carrera, destacando tal vez “Retrato de una dama” y completando el reparto con algún actor más conocido está Stanley Tucci, que hace de secuaz de un gángster e iniciando una interesante carrera de buenos papeles secundarios como en “Camino a la perdición” o “La terminal”.

Por lo demás, “El ojo público” es simplemente una película para pasar el rato, tampoco es pretenciosa en ningún sentido y es una película más entre tantas, tal vez su ambientación tan interesante como los glamourosos años 40 llame más la atención, pero a algunos no les resulte suficiente por la sencillez de su planteamiento argumental y seguro que a algunos les viene a la mente “El fotógrafo del pánico”, aunque son totalmente opuestas.

 

Visitada: 3755 veces