CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Enemigo a las Puertas

Poster

'Western bélico'

25/01/2005 - Por morneo

(3/5)

"Algunos hombres nacen para ser héroes"

El cine convencional sobre la Segunda Guerra Mundial, nos tiene acostumbrados a historias de soldados o personas que son héroes, gente que luchaba por unos ideales de libertad.
Casi siempre se ha generalizado desde un punto de vista más cercano a la intervención aliada desde el desembarco de Normandía, obviando que no fueron los únicos que lucharon en esta cruenta guerra contra la opresión nazi.

"Enemigo a las puertas" de una visión más desconocida al público sobre ese conflicto, el frente ruso y recreada por la más decisiva batalla, Stalingrado.
Jean-Jacques Annaud nos muestra en esta película a Vassili Zaitsev, uno de los Héroes de la Union Soviética, un hombre normal, un soldado que lucha por sobrevivir, con una cualidad extraordinaria sobre el manejo del fusil.Al iniciarse la película, vemos a Vassili en su niñez y Annaud nos enseña el talento innato de este héroe, de como maneja el fúsil y vemos que Annaud centraliza toda la tensión en los ojos de los protagonistas.

Un detalle importante es la naturalidad en la que se muestran los rostros de los personajes y lejos del color monocromático de ciertas películas bélicas, Annaud opta por darle mucho color a la película. El drama que se observa en los rostros, el miedo, el saber que puede ser su último día, da una visión de lo terrible que es la guerra.

Annaud nos sorprende al principio con un espectacular desembarco, con una emotividad increíble acompañado de las efectivas notas de James Horner. La fotografía se torna a un tono más oscuro, más sombrío y los efectos de sonido son aterradores, como el ataque de los Stuka o en el posterior asalto a la Plaza Roja, esto último, una secuencia sobrecogedora de unos hombres que corrían raudos a la muerte y Annaud lo carga de un poetismo cruel, recreándose en la muerte de esos hombres, atrapados entre dos fuegos.Annaud da a conocer que esta película es diferente a planteamientos similares sobre cine bélico y más adelante te das cuenta que es más cercana a un western, pero con un estilo que hipnotiza y todo eso reforzado por los emocionantes momentos de duelo entre Jude Law, que llama la atención enseguida en pantalla y Ed Harris, con una caracterización de fuerza y presencia, no sólo dando protagonismo a sus personajes, sino enfocando también los profundos ojos azules de ambos, que dan a cada escena más tensión.

Dentro de un guión sencillo, pero relatado con efectividad, Annaud nos encandila con una ambientación muy distinta a lo visto anteriormente y nos sentimos atraidos por esta historia, por este triángulo de emociones y amor entre Jude Law, Rachel Weisz y Joseph Fiennes, pero detrás está siempre la inquietante sombra del comandante Konig,Ed Harris. El telón de fondo, que es la ciudad de Stalingrado está representada de manera muy creible, con ciertos detalles interesantes como la fuente del principio, que da fé de lo cuidado que es el diseño de producción y aportando cierto grado de realismo en la recreación de vestuario o armamento.

Annaud da un visión del Ejército Rojo como de un patriotismo exagerado,con cierto fanatismo a una ideologia, bastante cercano a lo acontecido.
Tal vez la relación más intensa sea la de Vassili y Danilov, dentro de una gran profundidad de sentimientos y de una necesidad de sobrevivir. Danilov utiliza a Vassili como a alguien mediático que intente elevar la moral de la tropa. Annaud incide en esa amistad, a veces con alegría, con desesperación o con tristeza. Las actuaciones de Jude Law y Joseph Fiennes resultan muy convincentes, en especial Law, con un magnetismo especial, dándole un carisma especial a su personaje, el cual se nos hace agradable.

La irrupción de Tania (Rachel Weisz) hace que la relación entre los dos amigos se torne algo inestable, y su personaje no es de una mujer asustada, sino de un soldado igual de valeroso. Annaud, con Tania, pretende mostrarnos lo importante que fue la aportación de las mujeres soldado rusas.Este triángulo tan singular entra en una especie de conflicto amoroso, sólo perturbardo por la presencia del comandante Konig, un impresionante Ed Harris, resultando a la par también un duelo entre los ojos azules del propio Harris y Jude Law.

Annaud monta la película con planos largos, de amplia secuencias, con la cámara siempre muy cerca de las expresiones de los personajes, donde las miradas juegan un papel importante. Las escenas entre los duelos de Vassili y Konig son de una carga emocional importante, además de parecer un juego entre gato y ratón, con ciertas similitudes a un western. Annaud consigue emocionarnos con esta película.

En fin, una película muy recomendable, pero más dentro de un estilo de "western bélico".

 

Visitada: 4457 veces







Puntuación de los Usuarios

7.81

(360 votos/52554 visitas) - Estadísticas >>