CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Antes del Atardecer

Poster

'Haceros una favor y no os la perdáis'

10/10/2004 - Por VanBasten

(5/5)

Hace 9 años en “Antes del amanecer” dejábamos a Jesse (Ethan Hawke) y a Celine (Julie Delpy) despidiéndose en una estación de tren de Viena. Eso si, prometían volver a encontrarse seis meses después en aquel mismo lugar. “Antes del atardecer” retoma las vidas de ambos en la actualidad, cuando Jesse es un afamado escritor que ha cosechado gran éxito precisamente gracias a un libro basado en aquella noche en la que los dos compartieron algo mas que unas palabras. Él ahora se encuentra en Paris, lugar de residencia de Celine, lo que da lugar a un reencuentro entre los dos protagonistas.

Ante todo hay que dejar claro que aunque estamos ante una película de género romántico, ésta no es para nada convencional. Aquí no tenemos ni al guaperas mas popular del instituto ni a la marginal empollona que se quita la gafas y se riza el pelo para convertirse en la reina del baile. Es una película mucho más compleja y humana, lo que es casi una bendición en ésta época de cine de segundas partes y refritos.

Si en algo ha de destacar “Antes del atardecer” es en el perfecto manejo del tempo de la película. Ésta en ningún momento se hace pesada, y transcurre casi en su totalidad en tiempo real. Tras el primer contacto entre los personajes y las típicas preguntas para romper el hielo, la conversación comienza a transcurrir por numerosos y variados puntos, ya sea el medio ambiente, las posesión de armas (ambos puntos muy críticos con los Estados Unidos), el sexo o como no; la relación de ambos que nunca llego a fructificar, ya que aquel reencuentro en Viena no se llego a producir.

La película no destaca en ningún aspecto técnico especialmente (ya sea fotografía o Banda Sonora) ya que su esencia es básicamente esa, que permanezcamos atentos a la profunda conversación que se nos plantea. La dirección es por ello perfecta (sin ningún alarde) ya que consigue pasar inadvertida, que es precisamente lo que se la pide.

Una vez nos hayamos familiarizado con los personajes y su animada charla llega el punto final y álgido, en el que ambos han de confesar que sus vidas no son las mismas desde aquel último encuentro. Es entonces cuando la película nos regala el esplendido e inesperado (por el momento en el que se produce) final. Que nos demuestra que un susurro, una canción y un par de miradas pueden contar mas cosas que veinte líneas de guión.

Haceros una favor y no os la perdáis, mas aún si sois fans de éste genero, que pocas veces nos regala productos similares.

 

Visitada: 2916 veces