CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Silvio (y los Otros)

Poster

'El gran papagayo'

04/01/2019 - Por Álvaro de Paz

(3/5)

La Quietud
Director: Pablo Trapero
Intérpretes: Bérénice Bejo (Eugenia) / Édgar Ramírez (Vincent) / Joaquín Furriel (Esteban) / Martina Gusman (Mia) / Graciela Borges (Esmeralda)
Duración: 117 minutos
Sinopsis: Tras una larga ausencia, el infarto sufrido por su padre hace que Eugenia regrese a La Quietud, la granja familiar, próxima a Buenos Aires. Ahí se reúne con su madre y su hermana. Este reecuentro, y dada la sensación que algo [...]
Lea más en su ficha

Estreno 4 de Enero de 2019

CRÍTICA



Valga la pena decir de primeras que esto no es la gran belleza aunque por estilo parezca su prima, pero ni siquiera se acerca a hermana…

Paolo Sorrentino ha buscado durante toda su carrera de una manera evidente ser el heredero en la cuna de la cultura occidental junto a Grecia de Federico Fellini (cuando ganó su Oscar dedicó el premio al propio director a Martin Scorsese y a Diego Armando Maradona).
Es evidente que estamos ante un cineasta con ya un estilo cinematográfico propio, marcado por el del director por excelencia del país azurro en los 60. Quizás el éxito de este director de origen Napolitano tape el de una camada de directores Italianos que vienen pisando fuerte y que como toda generación aspire a emular a los Michelangelo Antonioni, Luchino Visconti, Vittorio De Sica, etc.


(Más imágenes en su galería)



Mientras tanto Paolo sigue a lo suyo. Cuando decidió anunciar este proyecto basado en la vida del polémico Silvio Berlusconi pensé: ¿Para qué? Me quedé en su joven papa con Jude Law sorprendentemente increíble en el papel de un papa Italoamericano que cree ser un emisario de Dios. Me encantó, como toda serie le sobran capítulos de relleno, pero en su conjunto es un material interesantísimo y de nuevo como todo lo que toca este hombre: Diferente…

Aquí en Europa se titulará Silvio y los demás pero el original es Loro que en Italiano quiere decir Papagayo.
Berlusconi ha perdido las elecciones por 20.000 votos y busca como convencer –sobornar- a una serie de senadores totalmente adversos a el – a priori- para volver a estar en el poder.

Si ves este film como un dispendio absurdo que roza lo surreal. Donde un señor paródico que parece sacado de un guiñol o de el programa Cracovia te puedes sentar a pasar un buen rato. Es una comedia sobre un emperador que se dedicaba a hacer fiestas con mujeres a las que canta e intenta seducir en sus villas. Mientras una corte de pelotas y trepas le ríe todas las gracias.
Toni Servillo, ese animal interpretativo convertido en el Mastroniani Felliniano-Sorrentiniano del director, de nuevo se sale en la piel del Duce de la Italia moderna. Al principio solo veía a Jepp Gambardella pero luego solo estás ante Silvio Berlusconi, su Silvio Berlusconi, el de Sorrentino, y también por supuesto el de Fellini….

 

Visitada: 371 veces







Puntuación de los Usuarios

5

(2 votos/350 visitas) - Estadísticas >>