CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Kill Bill Vol. 2

Poster

'Maestría en técnica y estilos'

21/07/2004 - Por jiXo

(4/5)


Director: Quentin Tarantino
Guión: Quentin Tarantino y Uma Thurman
Reparto: Uma Thurman (Beatrix Kiddo), David Carradine (Bill), Michael Madsen (Budd), Daryl Hannah (Elle Driver) y Gordon Liu (Pai Mei)

Nacionalidad: USA

Estreno 23 de julio de 2004


Sinopsis


Después de eliminar a sus antiguos colegas O-Ren Ishii y Vernita Green la Novia pone punto final a su sed de justicia en la segunda entrega de la serie. La Novia ya ha eliminado a dos de sus enemigos, pero aún le quedan otros dos en su "Lista Negra": Budd y Elle Driver, antes de centrarse en su último objetivo... matar a Bill.


Crítica



Después de una larga espera por fin tenemos en España el segundo volumen de Kill Bill, a cuyo pase de prensa hemos podido asistir esta mañana. Estrenada ya en medio mundo desde hace cuatro meses y ampliamente extendida en redes de pares no serán pocos los que hayan podido verla, y menos todavía los que no hayan leído críticas o comentarios sobre la cinta. En mi caso he procurado llegar virgen a la proyección, para disfrutar así de las bondades del cine (aunque tendré que esperar a las bondades del DVD para disfrutar de la VO) y permanecer libre de cualquier influencia. Dicho esto, comencemos con la crítica.

Kill Bill vol. 1 era puro goce y espectáculo, con la mínima trama argumental para simplemente llevarnos por un carrusel de frenéticas emociones, en esta su segunda parte nos encontramos ante algo bien distinto. Como todo el mundo sabe a estas alturas, Kill Bill iba a ser una sola película, que supuestamente fue partida en dos por su largo metraje (aprovechando así para recaudar el doble de dinero). Sin embargo, viéndolas por separado cuesta creer que estas dos piezas pudieran encajar como un solo ente, pues su ritmo y estilo son totalmente diferentes. KB1 podría catalogarse como película de acción, mientras que el segundo volumen entra de lleno en la categoría de drama.

Hubiera sido más fácil que KB2 fuese una copia de la primera, continuando con las ejecuciones de La Novia (de la que por fin oímos el nombre) a cada cual más espectacular, y probablemente habríamos disfrutado tanto como con el primer volumen, pero quizás entonces sí que nos quedaría la sensación de haber sido timados al obligarnos a pagar dos entradas para ver una sola película. Tarantino ha decidido reinventarse y ofrecernos otra cosa, con el precio a pagar de la decepción que causará en mucha gente que disfrutó de KB1 y esperase más de lo mismo. Posiblemente me encuentre, al menos parcialmente, en este segundo grupo, pero esto no es lo peor.

Como comentaba al inicio intenté leer lo menos posible de la película, aún así me llegaron algunos comentarios y ya estaba avisado del cambio de enfoque, esperaba más Pulp Fiction: acción original conjugada con ingeniosos diálogos y frases memorables, todo ello aderezado con un exquisito humor negro. En KB2 tenemos acción (poca pero buena, atención a la espectacular lucha en la caravana), tenemos diálogos (aunque en mi opinión lejos de la calidad de Reservoir Dogs y Pulp Fiction, con la excepción de un memorable monólogo sobre Superman) y tenemos humor (ese Gordon Liu haciendo de Pai Mei es impagable). ¿Qué falla entonces? La carga dramática.

El melodrama es algo que Tarantino no había abordado hasta ahora, y en KB2 se mete de lleno, siendo el principal motor del film las motivaciones y sufrimientos internos de los protagonistas. Decir que el drama de KB2 no es bueno puede ser algo injusto, pues las interpretaciones (Thurman y Carradine) son excelentes y los personajes dan mucho juego, el problema es que este drama no sorprende, y que un innovador (o quizás genial imitador) como Tarantino base su película en un melodrama tan manido, al menos a mi me decepciona. Por otro lado tenemos su ritmo. Frente al frenesí de la primera entrega, en KB2 la acción transcurre despacio, a veces demasiado, siendo absolutamente necesarios los numerosos flashbacks que Tarantino introduce.

En el apartado técnico el director norteamericano vuelve a demostrar su maestría, conjugando todo tipo de técnicas y estilos, que pese a resultar un abuso y quede fuera de lugar en una producción seria, a Tarantino se le perdona y se le disfruta. Muy buenos también los planos, y el modo de rodar ciertas escenas, como la matanza de la boda en la que un acertado travelling nos transmite toda la violencia implícita del momento. Todos y cada uno de los detalles están cuidados al máximo, y su contemplación ayuda a mantenernos atentos pese a la falta de ritmo. Comentar por último la banda sonora, menos presente que en sus anteriores trabajos pero con algunos buenos temas, destacando los de Morricone que contribuyen al estilo western que impregna todo el film.

Para concluir, ahora sí, aclarar que la cinta me ha gustado (y seguro que lo hará más con un segundo visionado), pero también me ha decepcionado. No puedo quitarme de la cabeza la idea de que una única Kill Bill, combinando toda la espectacularidad de la primera, diálogos y peso argumental de la segunda pero restando melodrama, todo ello bien conjuntado, habría dado un resultado brutal. Mi puntuación para este segundo volumen, como película independiente, es un 7.5 sobre 10.

 

Visitada: 8708 veces