CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Viudas (2018)

Poster

'Mujeres de armas tomar'

30/11/2018 - Por Sergio Roma

(3/5)

Viudas (2018)
Director: Steve McQueen [III]
Intérpretes: Viola Davis (Veronica Rawlins) / Elizabeth Debicki (Alice) / Michelle Rodriguez (Linda) / Cynthia Erivo (Belle) / Daniel Kaluuya (Jatemme) / Liam Neeson (Harry Rawlings) / Colin Farrell [I] (Jack Mulligan) / Robert Duvall (Tom Mulligan) / Jon Bernthal (Florek) / Garret Dillahunt (Bash) / Carrie Coon (Amanda) / Lukas Haas (David) / Manuel Garcia-Rulfo (Carlos) / Brian Tyree Henry (Jamal Manning) / Jacki Weaver (Agnieska) / Michael Harney (Sargento Fuller)
Duración: 128 minutos
Sinopsis: En el Chicago contemporáneo, un equipo de atracadores profesionales es abatido. Sus respectivas esposas verán como el grupo criminal con el que sus maridos hacían negocios reclaman el pago de la deuda contraída por ellos. Estas cuatro viudas, sin nada en [...]
Lea más en su ficha

Estreno 30 de Noviembre de 2018

CRÍTICA



A pesar de su corta filmografía, el director inglés Steve McQueen ya nos tiene acostumbrados a grandes trabajos. Si con Hunger, su ópera prima conseguía el aplauso de la crítica y lograba el premio Cámara de Oro de Cannes, con la siguiente película, Shame, deslumbraba y lograba una obra incómoda, precisa, cargada de detalles y en definitiva brillante.
En el año 2013 hizo una pequeña concesión a la industria, aunque manteniendo su esencia primaria, y logró el definitivo aplauso general y el Oscar, con 12 Años de Esclavitud.
Un cineasta que además es artista, como ha demostrado en sus cortometrajes previos y que maneja la cámara como el artesano que quiere mostrar una obra sin fisuras.

Cinco años después de aquel éxito, nos llega Viudas, una película basada en la serie de televisión británica Las Viudas de 1983. Pero McQueen, como no podía ser de otra forma, va más allá, y aprovecha la coyuntura para crear una obra personal, de gran calado social y con muchos argumentos para ser una de las películas del año.

La historia nos presenta en un gran primer momento de excelente montaje donde podemos apreciar por un lado la escena de un atraco y por otro lado la vida rutinaria de los mismos protagonistas, en un espacio temporal diferente, en un inicio de película fascinante, donde se cumple la doble función de presentar rápidamente la historia y los personajes.
Posteriormente sabremos que el atraco no ha sido perfecto, y que las consecuencias del mismo van a ser dramáticas, especialmente para las parejas de los atracadores.

Lo primero que llama la atención de esta película es la capacidad de Steve McQueen de trenzar un thriller dramático donde todo parece apuntar a comedia. Y nada hace gracia. Más bien al contrario, todo se envuelve de un dramatismo y de una tensión singular.

Los personajes, especialmente los femeninos, están muy bien elaborados, con magníficas interpretaciones de Viola Davis, Elizabeth Debicki, Michelle Rodriguez y Cynthia Erivo. Papeles complicados pero muy bien resueltos, así como un siempre convincente Liam Neeson en un corto papel donde encaja a la perfección.


(Más imágenes en su galería)


Con buenos actores, buenas interpretaciones y una trama sólida, firme, sin apenas lagunas ni quiebros extraños, la película discurre de manera muy intensa por diversas capas, donde el thriller se encuentra en algunos rincones con la crítica social y donde el racismo o la corrupción política son tratados de manera muy elegante y efectiva.

Aunque algunos tramos nos guarda giros finales un poco convencionales y nos encontremos con algunas resoluciones de guion algo predecibles, lo cierto es que la historia es muy interesante, de gran emoción y muy bien narrada.

Indudablemente se trata a la mujer de una manera poco habitual, con un protagonismo y heroísmo que pocas veces se muestra, y sin duda, en los tiempos actuales, esto le hará navegar a favor de marea y probablemente a favor de premios. Pero no parece ser algo intencionado ni maniqueo, sino más bien una consecuencia natural de una historia que pide dicho protagonismo, aunque veces se peque de exceso y pierda cierta credibilidad en la intensidad del argumento. No cabe duda de que son víctimas de los errores de sus parejas masculinas y tendrán que pagar por ello con su propia valentía.

La estupenda fotografía y música (Sean Bobbitt y Hans Zimmer respectivamente) completan un conjunto bastante redondo que sin llegar a una brillantez elevada sí le permiten al director inglés seguir manteniendo una línea constante de buen cine y proyectar un interés particular en cada uno de sus trabajos.




@sergio_roma

 

Visitada: 257 veces







Puntuación de los Usuarios

8

(2 votos/487 visitas) - Estadísticas >>