CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Cadáver

Poster

'Donde habitan los muertos'

27/11/2018 - Por Sergio Roma

(2/5)

Cadáver
Director: Diederik Van Rooijen
Intérpretes: Stana Katic (Lisa Roberts) / Shay Mitchell (Megan Reed) / Grey Damon (Andrew Kurtz) / Kirby Johnson (Hannah Grace) / Louis Herthum (Grainger) / J.P. Valenti (Policía) / James A. Watson Jr. (Dr. Henry Lewis) / Lexie Roth (Miembro) / Jacob Ming-Trent (Ernie) / Gijs Scholten van Aschat (Marcato) / Arthur Hiou (Policía) / Mickey Gilmore (Policía) / Adrian M. Mompoint (Conductor ambulancia) / Shawn Fitzgibbon (Policía) / Lisa Wynn (Madre)
Duración: 85 minutos
Sinopsis: Un estremecedor exorcismo se vuelve incontrolable, cobrándose la vida de una joven. Meses después, mientras Megan Reed trabaja en el turno de noche de la morgue, recibe un cadáver desfigurado. Sola y encerrada en los pasillos del sótano, Megan comienza a [...]
Lea más en su ficha

Estreno 30 de Noviembre de 2018

CRÍTICA



Del director holandés Diederik Van Rooijen tan sólo conocemos dos trabajos anteriores bastante discretos: "Taped" y "Daylight", ambos de producción holandesa. Con Cadáver prueba suerte en una producción americana, y el resultado vuelve a ser bastante discreto.

La película comienza con una secuencia típica de exorcismo, bien desarrollada y que invita a seguir la película con la promesa de una historia interesante.
Tras este impactante inicio, conoceremos a la protagonista de la película, Megan (Shay Mitchell) y unos pequeños pero importantes trazos de su vida privada. Sabremos que ha sido policía con un suceso problemático que la llevó a abandonar el cuerpo, abrazarse al alcoholismo y el consecuente abandono de su pareja también. En fase de recuperación, personal y laboral, recala en el turno de noche de la morgue, donde recibe cadáveres cada noche. En una de las noches, en la que se centra la historia, recibe el cadáver de una chica desfigurado y con él comienzan a suceder extraños sucesos.
El hecho de que la situación personal de Megan sea complicada, tiene su importancia a la hora de averiguar si las visiones que está teniendo Megan son fruto de alucinaciones suyas o de lo que realmente puede estar sucediendo en torno a la morgue.

La película es de un metraje reducido (no llega a la hora y media) y todo está bien comprimido y estructurado para que todos los elementos vayan encajando sin la sensación de estar ante una película rápida, lo cual es una habilidad destacable de Diederik Van Rooijen. Prima el suceso de una sola noche y casi en tiempo real todo se desarrollará en torno a ese momento preciso y determinante, donde destaca la buena interpretación de Shay Mitchell en un papel muy clásico pero no por ello menos complicado.

No estamos, aunque lo pareciese al inicio, ante una película de exorcismos, pero es evidente que la sombra del diablo la tenemos constantemente y el tema de la posesión será el elemento principal sobre el que gire toda la historia, en concreto la posesión de Hannah, que es realmente el título original de la película (The Possession of Hannah Grace).


(Más imágenes en su galería)



Todos los elementos formales están bien cuidados, con una adecuada fotografía de Lennert Hillege y una estremecedora música de John Frizzell, que encajan perfectamente con el entorno buscado, una morgue donde ya de por sí los propios muertos parecen querer decir algo. Al igual que sucedía en El Cuerpo de Oriol Paulo, uno de los muertos no sólo quiere decir algo, sino que también quiere moverse…

El aspecto más flojo recae sin duda en el guión. Brian Sieve escribe una historia con cierta originalidad en cuanto al entorno en el cual se desarrolla el suceso, pero más allá de eso, no encontramos demasiados elementos que no hayamos visto ya en este tipo de películas, lo cual termina por crear una sensación de decepción en los momentos finales. Cierto que la película es elegante, que el demonio, personalizado en el cuerpo de Hannah es inquietante y se acierta al no abusar de escenas excesivas de terror o de impacto gratuito, pero uno se queda con ganas de más, con ganas de alguna sorpresa.

Como también es habitual en el cine de terror, se deja la puerta abierta a una posible continuación, lo cual podría resultar interesante siempre que se muestre un poco más de ambición y se abran nuevas ventanas sobre una historia que necesita mucho aire fresco.




@sergio_roma

 

Visitada: 180 veces