CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Superlópez

Poster

'Volando alto'

25/11/2018 - Por Sergio Roma

(3/5)

Superlópez
Director: Javier Ruiz Caldera
Intérpretes: Maribel Verdú (Agatha) / Alexandra Jiménez (Luisa Lanas) / Dani Rovira (Superlópez) / Pedro Casablanc (Padre de López en la Tierra) / Julián López (Jaime) / Gonzalo de Castro (Padre biológico de López) / Gracia Olayo (Madre de López en la Tierra) / Carlos Zabala (Baserritarra) / Nao Albet / Marc Rodríguez / Josep Maria Alejandre (Cliente taller) / Alejandro Serrano (Niño Súper López)
Sinopsis: Adaptación a la gran pantalla del tebeo de Jan. [...]
Lea más en su ficha

Estreno 23 de Noviembre de 2018

CRÍTICA



El cineasta barcelonés Javier Ruiz Caldera lleva varios años demostrando que tiene talento para la comedia. Desde su primera incursión en el año 2009 con la exitosa Spanish Movie, ha ido creando un universo propio, en torno a comedias que se han caracterizado hasta la fecha en dos aspectos fundamentales: adaptaciones de comics españoles, que a su vez son parodias de superhéroes o super agentes (Anacleto, Agente secreto) y la actual Superlópez) y películas que parodian otros géneros como el terror o la comedia romántica (Spanish Movie, Promoción fantasma y Tres Bodas de Más). Se ha ido rodeando de un buen equipo de guionistas y de actores para darle un tono desenfadado a la comedia, un poco de surrealismo y muchas dosis de diversión.

En esta ocasión vuelve a la adaptación de un comic español, el creado por el dibujante Juan López Fernández (Jan), no del todo popular en cuanto a lectura, aunque sí en cuanto a icono. Es uno de los míticos personajes de la escuela Bruguera que se llevan al cine, como lo fueron Zipi y Zape, Mortadelo y Filemón o Anacleto y llevarlo a las pantallas del cine ha debido suponer todo un reto. Como ya hiciese con Anacleto, Ruiz Caldera tiene más interés por el personaje en sí que por el comic, y manteniendo el espíritu de éste (aunque se aleja de la crítica social que el comic contenía), ha sabido llevarlo a su propio universo personal, y de la mano de los guionistas Borja Cobeaga y Diego San José han creado una historia verdaderamente divertida que si bien bebe del comic, se trata claramente de una parodia de Superman, y si aquel provenía del Planeta Cripton, éste proviene del Planeta Chitón.

La llegada al Planeta Tierra es similar a la de Superman, en una nave lanzada desde el planeta Chitón y con el riesgo que suponía permanecer en su propio planeta. Sus padres le envían a la Tierra y allí es recogido por una humilde familia española. El bebé parece normal, excepto por un algún pequeño detalle: un destacado mostacho, que será en adelante su símbolo personal y una inusual fuerza que le permite romperle el dedo al improvisado padre nada más llegar.

La película cuenta a grandes rasgos su infancia y los problemas que va teniendo debido a sus poderes, lo que le permiten destacar por encima del resto de los niños para fastidio de su padre que observa las dificultades de su hijo, y siempre le recuerda: “en este país para ser feliz hay que ser mediocre”.

La historia se centra finalmente en un treintañero Superlópez, un tipo normal que trabaja en una empresa, donde tiene a su mejor amigo como jefe. A la empresa llegará nuestra Lois Lane particula, Luisa (Alexandra Jiménez, habitual en el cine de Ruiz Caldera) que enamorará tanto a López, como a su jefe Jaime (Julián López).


(Más imágenes en su galería)



En este sentido la historia no contiene ninguna originalidad especial, y lo divertido de la película vendrá en las situaciones, diálogos, frescura de los personajes, y elementos de parodia de películas de superhéroes que continuamente se emplean para crear situaciones surrealistas o de verdadera comicidad. Una cena en un restaurante donde ante una posible pelea se niega a emplear sus poderes delante de Luisa, nos indican el anonimato que Superópez ha decidido mantener en base a los consejos de sus padres, y la normalidad de su vida para poder llevar una existencia tranquila. Pero cierto día, un tren en marcha a toda velocidad y a punto de estrellarse cambiará su vida cuando intente pararlo y salvar las vidas que van en él. A partir de ahí la vida de Superlópez dará un vuelco, con su entorno, pero sobre todo con Agatha, una sexy mujer de Chitón que vino a la Tierra para atrapar a Superlópez, o como también es llamado en su planeta, “el arma definitiva”.

Uno de los elementos más divertidos de la película es sin duda la sencillez del personaje y su ubicación en un país como el nuestro, dando pie a numerosos clichés que Ruiz Caldera empleará con acierto. De este modo, frases como “superhéroe y español no pega” serán habituales en las conversaciones de los personajes y notaremos también un cierto aire de comedia regional al estilo Ocho Apellidos Vascos (Borja Cobeaga y Diego San José fueron sus guionistas) en algunos momentos de la película.

Una vez que Superlópez es consciente de su origen y de todos sus poderes, la película se vuelve desenfadada, divertida y con gran variedad de momentos cómicos, en torno a su peculiar traje, la relación con sus padres (muy bien interpretados por Pedro Casablanc y Gracia Olayo) y con su amigo y casi novia. Sus aprendizajes a la hora de volar, su poca habilidad a la hora de ponerse y quitarse el traje, o su relación con el clon de Luisa nos dejará verdaderos momentos divertidos y de elevado nivel.

El apartado técnico es impecable, tanto la música de Fernando Velázquez y las canciones seleccionadas (marca de la casa de Ruiz Caldera) como la fotografía de Arnau Valls Colomer y los efectos especiales están a la altura de la historia y permiten que nunca se pierda en ningún detalle formal. La novedad en nuestro cine de ver un superhéroe volando o luchando contra un robot gigante al estilo Transformer está resuelto con bastante solvencia y profesionalidad.

El plano interpretativo vuelve a ser muy destacado, con Alexandra Jiménez, Julián López, Pedro Casablanc, Gracia Olayo, Maribel Verdú, y Gonzalo de Castro en muy buen estado de forma y dando vida a papeles muy bien logrados, y sobre todo Dani Rovira, un Superlópez de altura que golpea tan fuerte como la carrera que lleva hasta este momento en el mundo del cine. Si bien en un principio la película iba a estar dirigida por Álex de la Iglesia y protagonizada por José Mota, lo cuál nos hubiese dejado una película completamente distinta, lo cierto es que la elección final de Javier Ruiz Caldera y Dani Rovira parece haber sido un acierto a tenor del resultado que nos deja.

Superlópez es una de esas películas de las que no se espera mucho y acaba sorprendiendo agradablemente, y consiguen en la línea del cine de Ruiz Caldera, gustar y hacer pasar un rato divertido, por lo que vuelve a cumplir con su objetivo y da un paso más en la carrera de un cineasta que se ha convertido en un experto en la comedia en general y en las parodias en particular.




@sergio_roma

 

Visitada: 217 veces