CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Tu Hijo

Poster

'Venganza y coraje'

05/11/2018 - Por Sergio Roma

(3/5)

Tu Hijo
Director: Miguel Ángel Vivas
Intérpretes: José Coronado (Jaime Jiménez) / Pol Monen (Marcos / Hijo) / Ana Wagener / Ester Expósito (Andrea) / Sergio Castellanos (Raúl) / Sauce Ena (Inspectora Moreno) / Luis Bermejo (Manolo) / Vicente Romero (Alberto)
Duración: 103 minutos
Sinopsis: Un padre siempre hará lo que crea mejor para su familia. La vida del doctor Jaime Jiménez se viene abajo cuando su hijo de 17 años queda en estado vegetativo debido a una brutal paliza que recibe a la salida de [...]
Lea más en su ficha

Estreno 9 de Noviembre de 2018

CRÍTICA




El director sevillano Miguel Ángel Vivas pertenece a ese grupo de directores que parece pasar de puntillas en el mundo del cine, pero que acaba teniendo una trayectoria más que interesante y meritoria. En este caso, el cine de Vivas se ha centrado principalmente en el género de terror, y su trayectoria no es muy amplia aún, pero cuenta con títulos tan apreciables como Reflejos, Secuestrados, Extinction, o Inside, además de algunos cortos de buen nivel, y ahora, por primera vez, aborda el género del thriller con bastante acierto y con una película destacable en muchos aspectos.

En los primeros diez minutos, Vivas se encarga de condensar lo que es una vida cotidiana, normal, de una familia sencilla y de un padre, Jaime (José Coronado) cirujano que trabaja en horario nocturno, pero no le impide llevar una vida aparentemente plena con su familia y especialmente con su hijo adolescente, Marcos. La cámara, en muchas ocasiones acompaña a Jaime de espaldas, casi tocándole, permitiéndonos la cercanía y la complicidad con el personaje, un seguimiento íntimo.

A raíz de un suceso trascendental, la película adopta un giro inesperado (el primero) y la monotonía o cotidianidad de esa vida se rompe y comienza una nueva historia que va a marcar toda la película. Su hijo llega una noche a su propio hospital, víctima de una brutal paliza...
Los primeros momentos son, lógicamente de shock, conforme avanzan los días, las sensaciones de perplejidad e impotencia se van transformando en rabia, y posteriormente venganza.

A partir de ahí, en Jaime conviven dos personas que tienen que entenderse, la persona tranquila y apacible que siempre ha sido, y la nueva persona a la que casi le arrebatan a su hijo, y necesita respuestas, razones, culpables. Que alguien pague por ello. Jaime se va transformando poco a poco, y en cierto modo comienza lo que en realidad es un proceso de involución de su propia persona, un cierto hundimiento personal.


(Más imágenes en su galería)



Vivas construye una película en torno a ese suceso, angustiosa, de narración lenta pero adecuada en muchos momentos, y con pequeña dosis de intriga. Un thriller bien estructurado y manejado con sumo cuidado, intentando manejar con orden los detalles. En este sentido, la música aletea casi fugazmente pero efectiva en esa búsqueda de la verdad, y la fotografía de Pedro J. Márquez con esos destacados planos de espaldas, y algunos importantes planos secuencia (como el de la discoteca con Coronado) ayudan a crear el ambiente necesario que Vivas reclama y consigue.

Como era de esperar, José Coronado domina toda la película y la articula a su manera, en un registro diferente al que nos tiene acostumbrados, donde se aprovechan sus cualidades para el thriller pero también para el drama y la capacidad de desarrollar personajes humildes y sencillos y darles una atrayente personalidad. Sin duda alguna, el valor más importante de la película en su doble vertiente: su bueno trabajo y su capacidad de atraer al espectador.

Aunque la película peca en algunas ocasiones de predecible o de situaciones poco creíbles o demasiado sencillas, en general el tono es adecuado y todo funciona de manera bastante correcta, y con buen dominio de los tiempos, a pesar de introducirse en el fango de lo que supone el microcosmos adolescente y todo el mundo interno que lo rodea. Se incide de manera necesaria, en esa gran barrera entre padres e hijos o entre adultos y adolescentes y el misterio que siempre rodea esa frontera casi infranqueable. Jaime busca respuestas de manera aturdida, con torpeza, con improvisación y sin tino. Los adolescentes, la hermana de la víctima, sus amigos, su exnovia, parecen tener todas las respuestas, parecen guardar silencio por alguna razón en concreto, parecen tener miedo...

El director sevillano, además de centrase en esta historia, nos deja algunas pinceladas sociales, de importante calado, nos presenta la actualidad de una crisis económica que aún tarda en despedirse, y nos presenta un pequeño capítulo de violencia doméstica, que si bien a priori no tiene relación con la trama, en un momento dado confluirá de manera fundamental. Una pequeña historia paralela que deja un mal sabor de boca por la dureza de la situación, y que se presenta como necesaria.

La película contiene dos giros inesperados y un final con respuestas, lo que unido a todo el conjunto, nos deja un trabajo bastante encomiable y una película que no debe pasar desapercibida y aupar a Vivas en un escalón más en el que actualmente parece estar.



@sergio_roma

 

Visitada: 139 veces







Puntuación de los Usuarios

7

(1 votos/353 visitas) - Estadísticas >>